Análisis Need for Speed: Shift 2

Análisis Need for Speed: Shift 2
 

Need for Speed ha vuelto, vuelve uno de los mejores juegos de conducción con una entrega que tiene mucho que ofrecernos y mucho por contar. Lo primero que es de agradecer es el feedback que ha realizado EA, es decir, han intentado solucionar todos los problemas que la gente les propuso en el primer Shift, y eso es algo digo de mencionar, porque no todas las compañias tienen en cuenta en demasia, nuestra opinión. El juego tiene muchísimos aspectos positivos y otros en los que tendría que mejorar, pero realizando la suma, conseguimos un juego que corre a un gran nivel a pesar de tener un inicio complicado.

Hablo de que la conducción es un hecho complicado, dado que aveces no consigue ser todo lo realista que a muchos nos gustaría, así que todo el mundo que se espere en Shift 2 un Gran Turismo 5 o un Forza, se va a llevar una gran desilusión. Como ya he dicho las carreras se centran mucho mas en el arcade, a pesar de que se puede configurar para llevar al juego a un toque mas realista. Pero en este aspecto es en lo que más tendría que mejorar la saga, ya que al coger el juego nos encontramos ante una conducción muy difícil de llevar, puesto que los coches patinan en exceso en las curvas, y el coche derrapa como si le fuera la vida en ello y si hubieran hechado aceite en el asfalto. Con el tiempo, y cuando aprendes un poco la dinámica de conducción, el juego empieza a ganar enteros y mas si le añadimos la nueva cámara que han incorporado llamada Helmet Cam.

Esta Helmet Cam, como bien dice la palabra nos mete en la piel del piloto, y vemos a través del casco, con todo lo que ello conlleva, es decir, si en las curvas tu cabeza gira, el angulo de visión girara de igual manera cosa que le da al juego mucho mas realismo, y además nos permite apreciar la calidad de detalles que tiene el juego en los interior de los vehículos. Pero no es solo la vista interior la que está muy bien conseguida, ya que el juego tiene detalles gráficos que son de agradecer y muy vistosos, como por ejemplo el hecho de que nos encontraremos en la pista trozos de neumático, que muy posiblemente acaben en nuestro parabrisas si el de delante no consigue tomar bien la trazada o por  ejemplo el hecho de que se marquen los neumáticos en el asfalto al dar un frenazo, y que en la siguiente vuelta, los sigas viendo ahí. Otro aspecto a destacar son los circuitos, que además de haber gran cantidad de ellos y fieles a los originales, los podemos jugar tanto de día como de noche, pero sin cambios meteorológicos, nunca verás llover en el juego.

Otro de los aspectos que a mi personalmente me gusta mucho, es la cantidad de opciones que tenemos para personalizar nuestros vehículos,  pasando por cambiar piezas de motor o suspensiones, a vinilos, llantas o falderos. Y gracias a todo esto podemos crear coches de ensueño que posiblemente nunca veas fuera del juego, y si a esto le suman las gran variedad de coches que tiene el juego, disfrutaras como un niño tuneando tus “bugas”. Así que podemos decir que a niveles gráficos Shift cumple de maravilla su función, y posiblemente esta sea la mejor faceta del juego. Pero en contra si nos ponemos a analizar otros aspectos del juego, tenemos que destacar la IA del contrincante, que llega muchas veces a desesperar, ya que parece que los rivales se tengan que empotrar contra ti, todo lo que les sea posible, y si jugamos en nivel dificil, raramente teniendo un accidente podremos ganar la carrera. Pero llama la atención este error en la IA cuando entre ellos mismo demuestran una inteligencia casi perfecta, frenando mal en las curvas, pasándose de frenada y apurando al máximo los adelantamientos.

Seguimos analizando el juego y ahora le toca al modo historia, donde nuestro objetivo será ir compitiendo para llegar a los mas alto del campeonato de pilotos, empezando desde cero, comprando y mejorando nuestros coches, todo ello mientras un piloto real nos va introduciendo en el juego y dando consejos en los vídeos que podemos ver al termino de cada carrera. Y todo esto mientas vamos subiendo de nivel, por los puntos de experiencia que nos van dando durante las carreras dependiendo de nuestra forma de pilotar y nuestra posición al cruzar la linea de meta. Ganaremos puntos depende de como derrapemos, si nos ponemos a rebufo, si vamos a gran velocidad, y si quedamos bien en la clasificación.
Y si a todo este le acompaña unos efectos sonoros de nivel llegamos a disfrutar aún mas del juego, ya que este dota de un sistema de sonido brutal, que si disponemos de un 5.1 nos hará de gozar de lo lindo, con todo el nivel de detalle que tienen los sonidos del motor, de los derrapes, de los accidentes, en resumen, el aspecto sonoro será una delicia para nuestros oidos.

Por último nos queda el modo online, que para todo el que haya jugado a la anterior entrega de Need for Speed, le sonará bastante, ya que han vuelto a incorporar el sistema que tanto gusto, el Autolog. Un sistema online muy acertado para este tipo de juegos, donde podremos ver los tiempo de la gente en cada circuito, y los tiempos de nuestros amigos, para intentar así batirlos, e incluso el juego te aviso si algún amigo ha batido tu marca en algún circuito para que vuelvas a intentar mejorar tu tiempo de carrera. De esta forma se consigue un online muy divertido y que te atrae a jugar para batir las marcas de la gente. Sin duda este ha sido uno de los grandes aciertos que ha tenido la saga.

En resumen nos encontramos ante un título de conducción muy recomendado por todo lo que este incorpora, y si no te importa aprender un poco mas de una conducción mas arcade y dejar a un lado el realismo de otros títulos, posiblemente Shift 2 ahora mismo sea tu mejor opción.

Graficos 9 – Jugabilidad 8 – Sonido 9 – Online 9 – Diversion 8

Nota Final : 8,5


Contenido relacionado