Análisis Brink

Análisis Brink
 

Hoy nos toca analizar Brink, un juego producido por Bethesda y que a mi gusto a dado un soplo de aire fresco a lo que estamos acostumbrados. A mi parecer a sido un título bastante criticado en muchos aspectos, pero que en mi humilde opinión, me ha parecido bastante interesante y gratificante, si queréis saber porque tan solo seguir leyendo nuestro análisis de Brink.

Lo primero que tengo que decir es que es un juego que gana muchísimo jugando cooperativo o online que jugandolo tu solo, a mi por desgracia se me acabo el Live a mitad de juego y no me quedo mas remedio que terminarlo jugando yo solito, por lo que puedo asegurar que la experiencia de juego es mucho mejor online. Para poneros en situación, lo primero que tendremos que hacer será elegir uno de los dos bandos disponibles, podremos elegir, entre lo que quieren salvar el Ark, que es nuestra ciudad, y los que quieren huir de ella. Después de nuestra elección podremos crear nuestro personaje, con un editor que roza la perfección permitiendo cambiar casi cualquier cosa de los personajes. Como ya he dicho antes podremos elegir dos historias, aunque la diferencia entre ambas son casi nulas, ya que tendremos que ir cumpliendo objetivos en los dos bandos por igual, sin notar apenas cambios en los niveles que jugamos.

Como quiero poneros un poquito en situación, os contare mas o menos las historia de la ciudad donde transcurre Brink sin soltar ningún spoiler. Brink transcurre en El Ark, es una ciudad flotante construida por el hombre, y que ahora se encuentra al borde de la guerra civil. Originalmente fue construida como un hábitat 100% ecológico y autosuficiente con carácter experimental. La anunciada y rápida crecida del nivel de los océanos ha llevado al Arca a ser no solo el hogar de sus fundadores y sus descendientes, sino también el de miles de refugiados. Con la tensión entre ambos grupos creciendo día a día, las fuerzas de Seguridad y de la Resistencia se han enzarzado en una encarnizada batalla para controlar El Ark, y esos son los dos grupos con los que se nos permite jugar.

A niveles jugables, el juego tiene sus pros y sus contras, si empiezo por la parte buena, tengo que destacar sobretodo, las distintas clases que podremos utilizar, y las características de nuestros soldados. Tendremos 4 opciones a la hora de elegir personaje. Si queremos reabastecer de munición a nuestros compañeros y poner explosivos, nuestra clase elegida será el soldado. Si preferimos curar a los personajes heridos en combate, nuestra clase será la de médico. Si por el contrario queremos crear armamento especial y mejorar nuestras armas, nuestra elección será el ingeniero. Y por último nos queda el espía, que siempre ha sido mi clase favorita por excelencia, dado que puedes disfrazarte del enemigo y matar a los enemigos sigilosamente. Aquí es donde nos podemos encontrar con un punto negativo, ya que la cooperación entre todos los miembros es esencial para poder desarrollar nuestra misión con éxito, y si no jugamos con gente vía online, la IA puede resultar en ocasiones muy muy tonta, haciendo cosas incomprensibles, que te hace tirar al traste, todo el progreso que llevabas, por lo tanto queda claro, que lo mejor es jugar online, si no quieres acabar desquiciado mas de una vez.

Me ha gustado mucho un aspecto, que no encontramos en otros shooters, como es la posibilidad de jugar con el escenario mediante la practica del Parkour, la cual nos puede ayudar muchísimo con las misiones a nivel estratégico y también nos lo pasaremos mejor manejando al personaje. Pero para ello hay que tener cuidado con la complexión que elijamos para nuestro personaje. Podremos elegir entre complexión robusta, normal o delgada y cada una comportara una manera de juego. La robusta nos permitirá llevar armas de mas tamaño y por lo tanto mas potentes. Con el delgado, solo podremos llevar armas ligeras, pero seremos unos maquinas en el Parkour, cosa que nos permitirá llegar a zonas donde podamos tener mejor angulo de disparo, o simplemente huir cuando nos veamos acorralados. Por último me queda el normal, que podrá hacer lo que hacen las otras dos clases pero a un nivel mas bajo. En este aspecto es en donde gana mas el juego, pudiendo jugar al juego de otra manera a la que estamos acostumbrado e ir matando enemigos a medidas que damos brink-os por las paredes.

A nivel gráfico digamos que ni fu ni fa, no es ninguna maravilla gráfica, pero tampoco es aquello que te saltan lagrimas al mirarlo. Se limita a cumplir con lo que debe, aunque se podría decir que los escenarios no están mal recreados y son bastante grandes. A mi personalmente no es que me guste mucho el recurso gráfico que utiliza el juego, pero eso ya es a gusto de cada uno. Yo prefiero gráficos que se asemejen mas a la realidad, que los de Brink, que son mas al estilo de un dibujo animado.

En resumen, es podría decir que es un juego, diseñado con buenas ideas, y que ha querido abarcar mucho, y ha terminado por abarcar poco, quizás si algún día vemos Brink 2, podrán corregir todos los errores que tiene esta primera parte. Pero a pesar de esto, me quedo con lo bien que me lo he pasado jugando online con un amigo y las risas que me he pegado. Seguramente Bethesda estará trabajando el algún parche para mejorar la inteligencia artificial, que si lo consiguen, os aseguro que el juego mejorará muy notablemente. Felicitar ya por último a Bethesda por intentar innovar un poco en el mercado de los shooters, y arriesgarse con una propuesta distinta, ojalá la segunda parte, aprenda de la primera, y podamos hablar de un gran juego.

Gráficos 6 Jugabilidad 7 Diversión 9 Online 8

Nota final: 7,25


Contenido relacionado