Análisis FIFA 12

Análisis FIFA 12
 

EA Sports nos trae su nueva revisión del simulador futbolístico estrella de esta generación. FIFA 12 llega precedido de una gran expectación gracias a los triunfos de la saga en los últimos años. FIFA comenzó desde cero en esta generación para intentar convertirse en el mejor simulador de fútbol posible. Y podemos decir claramente, que los de EA Sports lo consiguieron, logrando superar a su rival mas directo, y creo que hasta aquí estamos todos de acuerdo.

EA Sports no se duerme en los laureles y vuelve a presentar su candidatura al mejor videojuego de fútbol del año apostando por un caballo ganador. FIFA 12 ofrece un casi perfecto equilibrio entre novedades y elementos de probado éxito que repiten de entregas anteriores para un título que temporada a temporada necesita de muy pocos ajustes para triunfar, y que en esta ocasión arriesga mucho para sentar las bases de hacia dónde puede evolucionar el deporte virtual en los próximos años.

La entrega de este año apuesta por un buen número de novedades que comienzan a dibujar un futuro francamente halagüeño para la franquicia y que, de asentarse entre los aficionados, pueden multiplicar exponencialmente las posibilidades de realismo de la franquicia. Os explico.

La saga FIFA al igual que la saga de Konami (PES) usaban para defender, un sistema en el que solo teníamos que mantener pulsado un botón de “presión”, y se realizaba la “persecución” en defensa automáticamente. FIFA 12 cambia de nuevo las cosas, proponiendo un modelo en el que defender requiere de nuevo nuestra habilidad.

Lo que han hecho es reintroducir el botón de entrada, cambiando ligeramente los controles del juego, y haciendo que la “presión automática” lo único que haga sea perseguir al jugador rival, dejando a nuestro defensor a algo así como metro y medio de distancia, pero obligándonos a hacer el trabajo sucio a nosotros, moviendo el jugador esos metros que quedan y realizando una entrada en el momento apropiado. Esto cambia completamente las cosas a la hora de defender, y de hecho se tarda un tiempo en acostumbrarse a este nuevo sistema de defensa.  Es posible que esta novedad no guste a muchos jugadores y por suerte, podemos volver al sistema anterior en la pantalla de opciones, cambiando la configuración de “defensa táctica” a “defensa clásica”.

También tenemos que destacar otro aliciente más que se ha tenido en cuenta en esta nueva versión, y es el nuevo “regate de precisión”. Con este regate se pretende tener un mayor control de la pelota en espacios reducidos (contra una banda, en un córner, dentro del área rodeado por defensas,…) y sacar partido de giros y cambios de dirección en un reducido espacio de terreno. Si algo le faltaba a FIFA era un control exhaustivo y milimétrico del balón en corto, y con este sistema de regate se pretende tapar esa ausencia y darle más salidas al usuario a la hora de atacar determinadas posiciones y jugadas.

En cuanto a los modos de juego la esencia es la de entregas anteriores, aunque con algunas interesantes adiciones. Entre lo habitual destacan los partidos de exhibición, con la posibilidad de enfrentarnos entre nuestros amigos o contra la IA en partidos normales o del tipo de Conviértete en Profesional, ya sea para jugadores de campo o porteros. También encontraremos los clasicos modos Torneo, Ultimate Team, las Temporadas Cara a Cara, que formaremos parte de un macro torneo segmentado en divisiones en las que deberemos sumar la mayor cantidad de puntos posibles para evitar el descenso y lograr el ansiado ascenso de categoría en temporadas que constarán de diez partidos y el modo carrera, todo un clásico en este tipo de juegos en general y en la saga FIFA en particular.

A nivel visual, FIFA12 no ha cambiado casi nada con respecto a su antecesor, también en parte por que es muy difícil exprimir más las plataformas actuales y conservar el rendimiento que mantiene el juego en todo momento, es decir, a 1080p de resolución y conservando los 60 frames por segundo en todo momento, unas cifras técnicas magníficas. Los modelos de los jugadores conservan el mismo modelado de años anteriores, perfeccionando algunos atributos que diferencian a los jugadores mas emblemáticos.

El motor de físicas se ha hecho casi de cero y los choques entre jugadores son fabulosamente reales, hasta el punto en el que cuando hay lesiones éstas suceden justo en las zonas golpeadas.

Respecto al apartado sonoro, los resultados son muy similares en términos de calidad con respecto a lo visto en el pasado. La banda sonora vuelve a apostar por aportar una cuantiosa selección de temas licenciados de un buen número de artistas pop y alternativos de todo el mundo entre los que destacan los temas Will Do de TV on the Radio, Thousand Answers de los Hives, Una Sola Voz del patrio Macaco. Los efectos de audio y el rugir de las aficiones cuentan con un acabado tan espectacular como siempre, y en las labores de comentarios repiten Manolo Lama y Paco González, con algunos de los datos de sus vetustas grabaciones en ocasiones ya obsoletos pero con ese gran énfasis que demostraron desde el comienzo de su andadura en FIFA.

La novedad más brillante del juego viene en el apartado online, y es el nuevo sistema de clasificación y comparación de jugadores, además de implementar algo parecido a lo que tienen otros juegos de EA, para poder compararnos con nuestros amigos. Este año se ha añadido que todos los jugadores eligen un equipo y se hará una media de valoración de las puntuaciones individuales de los jugadores, posteriormente se hará una clasificación mundial para ver qué equipos son los mejores.

Mi conclusión es que FIFA ha cambiado, pero lo hace para mejor. Las novedades introducidas como la nueva defensa y el regate de precisión hacen que este simulador sea todavía mas puro, y el cual requiere de nuestra máxima habilidad para ser los mejores sobre el terreno de juego. Y el nuevo motor de físicas hace que sea el FIFA mas realista de toda la generación.  Tan robusto en cuanto a contenidos como siempre y tan divertido como su antecesor, más modos online, más opciones en el modo virtual pro, y un control que sigue gustando mucho, hacen de él un juego tremendamente divertido para todos aquellos que les guste el fútbol, y que yo en mi mas sincera opinión, pienso que no deberíais dejar escapar.

Si no sabes que juego de fútbol comprar, desde aquí os recomiendo el simulador de EA Sports. Sin ningún tipo de duda.


Contenido relacionado