Análisis RAGE

Análisis RAGE
 

Hoy tengo el placer de ofrecer a todos vosotros el análisis de RAGE, un juego muy esperado sobretodo para todos aquellos que fuimos en su día jugadores de Doom, Quake o Wolfenstein 3D. Un juego que quiere coger el testigo de lo que fueron, y serán aquellos juegos en nuestra memoria. Así que os invito a todos a seguir leyendo nuestro análisis y que comprobéis por vosotros mismos, que esconde la nueva propuesta de ID Software.

Empezamos el juego, y nos cuentan la historia de que somos los únicos supervivientes de nuestra nave, cuya misión era salvarse del inminente choque de un asteroide contra nuestro planeta. Cuando nos despertamos comprobamos que solo nosotros hemos sobrevivido y que el paisaje de la tierra ha cambiado completamente, con paisajes devastados y muy muy asolados. Pero pronto nos damos cuenta de que no estamos solos y una especia de mutantes intentarán acabar con nosotros en todo momento.
A partir de ahí somos salvados por un ser humano, que como no, nos pedirá que le hagamos un par de favores como agradecimiento ha habernos salvado la vida.
Porque ese podría ser el resumen general del juego, seremos en casi todo momento unos recaderos, y nuestra faena será ir haciendo las faenas que nos vayan encargando los NPC que vayamos encontrando.

Todo esto en un presumiblemente mundo abierto, y digo presumiblemente porque si que tendremos un mundo abierto para explorar, pero que esconde un juego pasillero, en el que casi en todo momento nuestro mayor objetivo sera ir del punto A al punto B, matar a unos cuantos y volver al punto A. Aunque esto no quita que sea un ” gran juego pasillero “, ya que aplicar la formula de un mundo abierto en un shooter, es algo realmente complicado, aunque si que aceptaría un poquito mas de variedad en las misiones.
Aunque es de reconocer que jamás te aburres con el juego, ya que si en algún momento te cansas de las típicas misiones, siempre puedes explorar por tu cuenta, hacer misiones secundarias, o apuntarte a las divertidas carreras de buggys. En total serán muchas horas de juego si contamos la cantidad de misiones secundarias y pequeños objetivos a lograr, pero para que os hagáis a una idea, si realizamos mas o menos solo las misiones principales, terminar con RAGE nos ocupará unas 10-12 horas.

Ahora nos vamos a centrar en la acción, ya que la jugabilidad del título es uno de sus puntos fuertes, el comportamiento del personaje respecto al mando es muy acertado y destaca lo bien que están recreadas las armas y su potencial, ya que mucho dependerá el arma que usemos contra nuestros enemigos si queremos acabar con ellos. Aparte destaco el uso del windstick, que es una especie de boomerang que corta cabezas de nuestro enemigos, con una facilidad que pareceremos Chuck Norris en acción.
Los toques de RPG que tiene el juego, nos ayudarán a administrar nuestras armas y nuestra munición, ya que en todo momento dependeremos del dinero que vayamos encontrando, con el que comprar munición, balas, mejoras para nuestras armas, botiquines, o artefactos muy chulos que dejaré que descubráis por vuestra cuenta.

Ahora que ya sabemos como matarlos, tendremos que saber como se comportan para saber hacerlo. Pues bien, la IA del juego admite pocas quejas, ya que dependiendo de la parte del cuerpo donde les alcanzemos, sufrirán de un lado o otro. De forma que si les disparamos en una pierna, se caerán, pedirán ayudar, e intentarán ponerse a cubierto para que no acabemos con ellos. Y por si fuera poco tendremos que tener en cuenta con que clase de enemigos nos enfrentamos, ya que estarán los típicos kamikazes que se lanzarán hacía nosotros como locos, o lo mas listos, que empezarán a disparar plomo sin descanso.

Otro aspecto a destacar es el guardado, ya que a pesar de que a mucha gente le resulte incómodo, ID Software es fiel a sus origenes, y para guardar tendremos que pausar el juego y seleccionar una ranura de guardado. Motivo por el cual me ha tocado mas de una y dos veces repetir misiones, por la poca costumbre que tengo ha hacer esto. Avisado estáis.

Ahora he dejado casi para el final unos de los aspectos que mas me guste de este juego, su potencia gráfica. Es sorprendente lo bien recreados que están los escenarios y lo bien que lucen. Un motor gráfico espectacular, que nos hace maravillar con los paisajes, explosiones, diseño de personajes y todo lo que aparezca en nuestro camino. Y todo ello acompañado por un apartado sonoro igual de brillante, con unos textos y diálogos localizados en nuestro idioma. Además los efectos sonoros del juego son increíbles y aparte de las explosiones y este tipo de cosas, destaco el juego que le han dado al eco que se produce cuando estamos rodeado de enemigos entre montañas, es realmente alucinante escuchar los gritos retumbar por toda la habitación.

Y finalmente el modo online, que puede que sea el aspecto que había que llamar un poco la atención a ID Software, ya que peca de ser un poco soso, a pesar de poder jugar algunas misiones en modo cooperativo. Y parecerá mentira, pero el mejor modo online de RAGE es el que nos subimos al volante de un vehículo para disputar un carrera, como si de Motorstorm se tratara.

En resumen ID Software ha hecho una gran apuesta con RAGE, y ha conseguido realizar un juego sobresaliente, capaz de atraparte a los mandos muchas horas, con una jugabilidad muy buena, una duración mas que aceptable, la bien llevada mezcla de generos y un apartado gráfico brutal.


Contenido relacionado