Alemania prohibe que se venda Dead Island

Alemania prohibe que se venda Dead Island
 

Hoy tenemos una de esas noticias que no nos suele gustar un pelo. Se trata de la prohibición a que se juegue o venda Dead Island, debido a la gran cantidad de sangre y desmebraciones que hay en el juego. Dead Island ha conseguido un certificado List B, lo cual le clasifica como juego incompatible con las leyes teutonas debido a su extrema violencia o contenido nazi, que no es el caso.

Así que nos volvemos a encontrar ante el amplio debate, en contra del mundo de los videojuegos, y  me juego la mano que en Alemania se emiten películas mucho peores que lo que es Dead Island como videojuego.

La compañía no ha tenido otra que aceptarlo con resignación:

Esto no es algo inesperado. Alemania tiene regulaciones muy particulares sobre los videojuegos y la violencia que la industria solo puede cumplir. Tanto Deep Silver como Techland sabíamos que esto era una posibilidad desde el principio.

Aquí como somos muy valientes, mi compañero SpainFalcon realizó el análisis para todos vosotros.


Contenido relacionado