Análisis F1 2011 Vita

Análisis F1 2011 Vita
 
 

PSVita también quiere vivir la pasión de las carreras de formula 1. Durante este análisis vamos a intentar comprobar, si el juego llega en su mejor nivel a la nueva portátil de Sony y si por el contrario el juego ofrece mejoras en las consolas de sobremesa o incluso en Nintendo 3DS.

Lo primero que nos encontramos es que a pesar de que estamos a una semana del inicio de la temporada de formula 1, nos encontraremos en la parrilla con todos los coches y pilotos del año anterior. Por el momento no se ha anunciado que esto pueda cambiar en una próxima actualización, por lo que lo mas probable es que tengamos que esperar hasta el título del año que viene para disfrutar de las novedades de la temporada que está por comenzar.

Al empezar el juego aparecemos obviamente en el menú de elección de modo, donde nos encontramos los mismos modos que en cualquiera de las otras versiones del juego. Podremos disputar un Campeonato, competir durante tres temporadas en el modo Trayectoria, desbloquear Desafíos, Carrera Rápida, Contrarreloj o disputar durante un fin de semana un Grand Prix (pudiendo elegir entre fin de semana largo o corto).

Empezaremos hablando de los aspectos nuevos que encontramos en el juego gracias a la tecnología táctil de PSVita. Y como novedad mas destacable, nos encontramos con la posibilidad de usar el panel táctil trasero como si fueran las típicas levas de cambio de marchas de un formula 1. Un detalle curioso, que llama la atención, pero que solo utilizas las primeras carreras, volviendo rápidamente al modo de juego original, cambiando de marchas con los botones L y R.

Tras subirnos en el coche, comprobamos que los gráficos no son los esperados y no están al nivel de lo que ofrece la consola en juegos como Uncharted o WipEout 2048. Unos gráficos muy reguleros, que se asemejan bastante a los que encontramos en la versión de Nintendo 3DS, pero contando obviamente con la mejora gráfica que ofrece la portátil de Sony, respecto a la de Nintendo.

Seguimos un poco mas hacía adelante y comprobamos que el motor gráfico tampoco nos propone situaciones adecuadas al juego, puesto que en los momentos de máximo stress, como en las salidas o en las curvas, el juego sufre alguna que otra relentización, sobretodo cuando nos encontramos con muchos coches en pantalla. Cierto es que no se trata de una cosa exagerada, pero lo suficiente para darte cuenta.

De esta forma, nos confirma que el título parece mas bien un port realizado más rápido de lo que hubiera sido requerido, supongo que para enlazarlo con el lanzamiento de la portátil. Parece que no se trabajado con la vista puesta en ofrecer lo máximo posible, sino que se ha trabajado mirando con ojo, llegar al mercado el día de lanzamiento de la portátil.

Pero aún y así, la cosa no llega ser mala del todo, solamente que la experiencia no llega a todo lo que podría llegar a dar, y que seguro que dará en futuras entregas. Porque si miramos todo lo que nos puede ofrecer el juego, el abanico es bastante amplio, ya que el título, nos ofrecerá horas y horas de juego gracias a todos sus circuitos, desafíos y pruebas que deberemos completar para obtener el 200% de los trofeos. Sin olvidar un modo multijugador que nos permitirá competir vía wifi o 3G con hasta cuatro jugadores en una carrera, en modo contrarreloj o bien en duelo de constructores.




Por lo que si resumimos el juego en unas cuantas líneas, nos encontramos con un juego que simplemente cumple con lo que se le pide. No nos dejará con la boca abierta, pero nos permitirá dedicarle muchas horas, sobretodo si somos amantes del mundo del motor, gracias a la cantidad de modos de juego y la posibilidad de competir online. Un juego que nos dice que mejorará notablemente en futuras entregas, y que las prisas lo han llevado en esta ocasión a ser un juego no muy notable.


Contenido relacionado