Análisis Prototype 2

Análisis Prototype 2
 

De los mismos creadores de Prototype, nos llega la secuela directa de este primer título: PROTOTYPE 2, ofreciéndonos un escenario actualizado y mejorado, además de mejoras notables en la jugabilidad, un sistema de personalización del personaje nuevo, y más formas para combatir a nuestros enemigos. Sin más, aquí tienen el análisis de Prototype 2.

¿Se parecen James Heller (protagonista de Prototype 2) y Luis Lopez (protagonista de GTA IV: The Ballad of Gay Tony)?

HISTORIA

Parte de la población civil conoce la verdad de Blackwatch y Gentek.

Este juego se trata de una continuación directa del anterior Prototype 1. En este caso controlamos a un nuevo personaje, James Heller, el cual es parte del Cuerpo de Marines. Tiene un encuentro con una criatura creada por el virus Mercer, que destruye el blindado en el cual se transporta junto a otros compañeros, y más adelante, con Alex Mercer, el cual venía siendo su mayor enemigo (dado que, en teoría, él “propagó” el virus que mató a la familia de Heller). Pero la verdad está por ser descubierta, y la venganza, servida…

Pero, para quienes no sabéis de qué tratan estos juegos… Los 2 son unos juegos de acción, con vista en tercera persona, donde controlamos personajes mutados por un virus que les da “superpoderes” por así decirlo. Pueden correr muy rápido (innevitablemente revientan el suelo para ello), trepar edificios, saltar desde alto, correr por las paredes, volar, luchar con grandes poderes y habilidades…

Hablando de quienes no jugaron a la primera parte: los creadores del juego se acuerdan de ellos y nos añaden un vídeo que explica la historia general de la saga Prototype (y, en esencia, un resumen del primer juego). Está muy bien esto de incluir un croquis de “anteriormente en Prototype…” para conocer la historia, a nivel general, del juego.

Las super-garras son el primer poder especial que nos dan en el juego. A medida que vayamos matando más bichos mutados, podemos adquirir sus cualidades y usarlas en cualquier momento y lugar.

Pero vamos a lo que realmente importa: la campaña. Es el único modo de juego que hay, y bastante entretenida para mi gusto (que además se alarga bastante realizando ataques por la ciudad -aprovechando el “sandbox” del juego y misiones secundarias y recolección de coleccionables), pero el problema es que, tarde o temprano, acaba aburriendo el mismo tipo de misiones. Si bien las principales no son siempre iguales (y de vez en cuando tenemos algún salto de acción acorde a los objetivos actuales), suelen repetirse mucho las infiltraciones en campos enemigos para obtener datos clasificados secretos, o para sabotear las instalaciones enemigas.

Algo que no me gusta son los vídeos de las misiones de la campaña. Se muestra una especie de montaje con varias imágenes y fotogramas en movimiento con efectos especiales muy motivantes, y casi todo en blanco y negro… pero en serio, a veces acaba mareando y nuestra vista no llega a analizar tantas escenas diferentes.

ESCENARIOS y JUGABILIDAD

Para comenzar, decir que esta segunda parte me parece mucho mejor que el primer juego de la saga. El mapa es mucho mejor que el del primer juego. No sólo por el tamaño, sino porque es mas realista y, sobre todo, más variado. Mientras en el anterior capítulo muchos de los edificios eran totalmente iguales, en esta segunda parte tenemos una mayor variedad de edificaciones y estructuras.

Sólo con correr a máxima velocidad generamos tal onda expansiva que, literalmente, “rompe el suelo”.

Se agradece la mejora de los mapas, porque es muy motivante el poder correr por todo el mapa a gran velocidad, correr por las pareces de los rascacielos, planear, reventar helicópteros en pleno vuelo, atacar y masacrar las bases de la Blackwatch…. esto mismo se puede hacer en el “Modo Libre” del juego, además de las misiones principales donde tengamos que atacarles, obviamente.

A medida que avanzamos por el juego, las misiones se hacen más difíciles: aumenta el número de enemigos, y van apareciendo más unidades y tropas, además de blindados y algunos super-soldados de características similares a Heller. Pero no hay por que preocuparse, porque el juego nos permite ganar puntos de experiencia y adquirir nuevas mutaciones según vamos aumentando de nivel. Con estas mejoras podemos hacernos más fuertes, resistir más daños, correr y saltar más… También hay otro tipo de mejoras, clasificadas en tipos (defensivas, de ataque…), que mejoran nuestras capacidades gradualmente.

Al igual que en Prototype 1, seguimos consumiendo a gente para aumentar la salud y para obtener datos clave de ciertos objetivos importantes. Me explico: consumir gente (o como yo lo llamaría, “comer gente”) es una habilidad de Mercer y Heller que consiste en fusionar a una persona con el personaje, por vía de una especie de tentáculos que salen de los personajes. Se puede consumir a gente de forma silenciosa o en medio de una pelea. Además de para aumentar la barra de vida (en caso de recibir daño), sirve para adquirir la forma de los enemigos (podemos camuflarnos entre los soldados enemigos teniendo el mismo skin que uno de ellos). Para acabar, en algunas misiones, tenemos que consumir ciertos objetivos para avanzar (por ejemplo, consumir a un guardia que utiliza sus huellas dactilares para acceder a una sala secreta, pudiendo hacerlo el personaje principal).

Soldados de la Blackwatch muertos guardan las “cajas negras”, que son grabaciones audibles de soldados de esta compañía.

Podemos seguir haciendo misiones secundarias, que nos permiten desbloquear las anteriormente citadas mejoras del personaje. En este capítulo podemos infiltrarnos en bases enemigas (con el skin apropiado) hacia unos ordenadores que muestran posiciones estratégicas de objetivos enemigos, los cuales tienen ciertas misiones asignadas. Completando las misiones conseguimos desbaratar sus planes y obtener las dichas mejoras.

El mapa “Coleccionables” nos muestra un circulo del tipo “radar” que indica la presencia de un coleccionable en la zona. No es complicado encontrarlos, ya que, una vez estamos cerca del mismo, nos aparece su distancia exacta.

Pero hay otro tipo más de misiones secundarias, que son la obtención de ciertos coleccionables (específicamente, las “cajas negras”), y la eliminación de ciertos objetivos estratégicos. Para no andarnos liando con tener que buscar por todo el mapa estos coleccionables, o andar buscando por Internet mapas de sus posiciones, el juego nos incluye una versión del mapa que nos muestra todos los coleccionables que hemos obtenido (por regiones), además de un efecto de “ondas circulares” que nos indica la presencia de otro coleccionable en el epicentro del mismo.

Ahora, una queja técnica sobre el sistema de guardado. En primer lugar, decir que el juego tiene guardado automático, pero también tiene la opción de guardar manualmente. La cuestión es que no tiene gran utilidad, porque da igual que hayamos guardado en lo alto del tejado, ya que cuando cargamos la partida que guardamos en ese tejado, salimos a pie de calle (por ejemplo en las primeras misiones al lado de un grupo de civiles manifestándose contra la Blackwatch). Me parece algo parecido a lo que se hace en Assassin’s Creed: si el juego guardó por última vez partida dentro de un edificio, cuando cargamos la partida salimos fuera del edificio. Esto me hizo pensar (y acerté) en que el juego no lleva un registro de estadísticas, como el tiempo que llevas jugado o los enemigos que has matado. Aunque parezca una tontería, siempre acaba siendo interesante ver algunas de estas estadísticas.

Para terminar, hablar de los controles del juego. A pesar de que al principio puede costar un poco acostumbrarse a ellos, me parece que se hizo un buen trabajo con lo bien dispuestos que están, para lo que podemos hacer en el juego.

Cuando el coleccionable está a la vista, un aviso emergente nos indica su presencia y posición.

GRÁFICA

En cuanto al apartado gráfico, se nota una gran mejora con el anterior juego. Los escenarios tienen más detalles, mejor calidad y más luz y dinámica. Aunque los gráficos no destacan grandiosamente, no es algo en lo que nos fijemos mucho cuando estamos en medio de varios aviones y blindados, los cuales tienen unos grandes efectos de explosión (épicos más bien, pero que podían estar algo más pulidos).

¿Cómo se puede agrietar el metal de estos tejados, como si fuese cemento de la calzada?

Tal vez destacar que la gráfica del juego tiene cierto problema de resolución, pero realmente se agradece la fluidez que tiene el juego, y unos transeúntes que hacen algo más que caminar sin un rumbo fijo, como hacían en el anterior capítulo.

Como bien expliqué anteriormente, el mapeado es mucho más variado y dinámico en esta nueva entrega. Es más entretenido ir recorriendo la ciudad por nuevos lugares bastante más variados, en vez de las aburridas y monótonas tonalidades de texturas de ciudad y edificios.

CONCLUSIÓN/CIERRE

En primer lugar, decir que me impresionó a primera vista el juego. Pensé que sería como el primer capítulo (el cual he de decir que no me gustó, y no precisamente por aspectos personales). Pero esta nueva entrega comienza con ciertos niveles épicos, y continúa con ellos a lo largo de la trama.

Es, además, un juego que incorpora parte de “sandbox”, para los amantes del ir por libre rompiendo cosas y causando caos y destrucción a su paso. Este juego es para estas personas.

La mimetización es una cualidad de Prototype para camuflarnos entre el enemigo.

Donde veo que puede flojear un poco el juego es en seguir la trama. Al principio engancha bastante, pero luego, a pesar de que tiene una trama en sí bastante curiosa y entretenida, no lo es tanto la dinámica de las misiones principales (y secundarias) que, como bien especifiqué, se repiten demasiado. El juego podría ser algo más entretenido en este aspecto si se añadiesen misiones distintas a las que tiene en sí (que promocionan los chichés de misión).

Los gráficos, aunque no destaquen en comparación con otros juegos similares, si que me parecen interesantes en comparación con los del anterior juego.

En definitiva, se lo recomiendo a quienes les haya gustado el primer capítulo, pues este, a mi parecer, es una secuela con bastantes mejoras en numerosos aspectos. Y a quienes no les haya gustado, creo que deberían probar este nuevo título. Para toda la gente que no jugó ningún otro capítulo, me parece este un juego bastante interesante, sobre todo a quien le guste la temática de la destrucción total y de “cascarlo” todo a su paso.


Contenido relacionado