Análisis de The Walking Dead Ep.1

Análisis de The Walking Dead Ep.1
 

Es duro ser zombie en la Tv…

Cuando imaginaba un holocausto zombie, mucho antes del auge de series como The Walking Dead, siempre pensaba en momentos de acción trepidante o situaciones límite con angustia asfixiante. Si de mí dependiera, un guión cinematográfico dentro de ese género estaría lleno de momentos extremos con decisiones a vida o muerte y ni un minuto de respiro. Esos momentos de descanso (de acercamiento a otros integrantes del grupo) serían el nexo para lo verdaderamente importante: la superviviencia.

Pues bien, The Walking Dead: El Videojuego enfoca su atención en esos nexos en los que la gente es más importante que los muertos vivientes y nos ofrece sus conversaciones; reacciones y puntos de vista. A pesar de que al principio uno juega con altas expectativas, el juego deja claro que no estamos ante un shooter y huye del género de acción para situarse en algo más parecido a una aventura gráfica lineal. Sus momentos de conflicto se solucionarán con quick time events en momentos adecuados y darán paso a vídeos narrativos y a más conversaciones.

Lo que hace interesante este juego es precisamente que cada respuesta que damos o decisión tomada repercute en las relaciones con otros personajes y define la experiencia jugable no solo para este capítulo. Es una propuesta interesante pero que personalmente dudo que entusiasme a los ávidos de emociones fuertes.

Es como si viviésemos un spin-off de la serie que transcurre paralelamente a las aventuras ya que no controlaremos a ningún personaje conocido (lo cual hubiese sido extraordinario, pues todos queremos estar en la piel de los supervivientes) ni explota las posibilidades arcade que podría haber tenido una franquicia de este tipo si se hubiese planteado como shooter en tercera persona con las mismas dosis de aventura gráfica.

Destaco el esmero que han puesto en respetar un look estilo cómic que se parece mucho al de la novela gráfica. Pues me parece un gran punto a su favor. Pero me parece increíble que el juego (en steam y me temo que también en los otros servicios disponibles) esté totalmente en inglés. Eso significa que toda la legión de fans que no entienda el idioma se quede con un palmo de narices tras desembolsar el precio de esta primera entrega.

Desde mi punto de vista crítico y moderadamente tolerante con todo tipo de propuestas me atrevo a lanzar mi crítica más personal, subjetiva: Creo que lo mejor de este juego es la clara apuesta por ofrecer algo diferente dentro de una temática (la zombi) que tiene grandísimas franquicias producidas con grandes presupuestos. Se ha buscado ofrecer una historia interactiva en la que se da más importancia al trato y al drama personal con unos nuevos personajes y un ritmo distinto al de otras jugabilidades ya conocidas.

¿Hubiese tenido éxito un nuevo “mata mata” dentro del superpoblado género de shooters en primera, tercera o con cámara cenital que ya hay en el mercado? Seguramente sí, pues la franquicia tiene mucha fuerza y creo que las ventas hubiesen arrasado. Sin embargo, hay que aplaudir la valentía de querer plantear un juego basado en capítulos como si de una saga paralela se tratara con guiños a la historia principal y bebiendo de las aventuras gráficas.

Como siempre suelo decir, no somos verdugos de videojuegos ni jueces de lo que la gente debe o no comprar. Pero sí se puede afirmar en este caso que el juego ofrece algo diferente y debe ser valorado desde ese punto de vista.

Si te gustan las aventuras con un guión trabajado en el que las conversaciones son importantes; si te atraen las aventuras en las que pequeñas respuestas o decisiones morales pueden marcar las relaciones con otros; en las que la acción no es precisamente el punto principal pero que está bien gestionada… …entonces puedes darle una oportunidad.

Si por el contrario prefieres un shooter absolutamente desesperante y sangriento al estilo más extremista con hordas hambrientas y armamento abundante, mira en otra dirección.

The Walking Dead: El Videojuego es una aventura gráfica centrada en la experiencia de los supervivientes.

Sobre la nota: Sus interminables cinemáticas; que venga en inglés tanto en textos como voces; su jugabilidad lineal y basada en quick time events; que aparezca algún personaje conocido pero no podamos jugar con él; el precio de cada capítulo; que no tenga modo cooperativo ni online y la sensación de que podría haber sido más lo dejan en un lugar más modesto del que una franquicia como esta debería. Es un buen juego, sí, pero poco más que una aventura gráfica que posiblemente no entusiasme a los fans del género survival horror.


Contenido relacionado