Análisis Sonic 4 Episode 2

Análisis Sonic 4 Episode 2
 
 

Aún recuerdo aquellas tardes de domingo en casa de mi primo jugando a la Mega Drive. Me acuerdo perfectamente que me llamó un día para probar el nuevo juego de Sonic, en el que se podía jugar “a dobles”, controlando uno al erizo azul y otro a una especie de zorro con dos colas! Increíble. Como yo era el mando 2 casi siempre, me tocaba a mi controlar a Tails, el nuevo amigo de Sonic que venía en su avioneta roja. Mi papel en ese juego no dejaba de ser una simple anécdota pues el zorrito siempre iba a remolque de Sonic. Pero qué divertido era! Recuerdo que cuando más bien me lo pasaba era en las fases de bonus en las que dejaba de ser casi un espectador para convertirme en un cazador de rings.

Esos mismos recuerdos me vienen a la cabeza sólo al entrar en el Episodio 2. La misma intro de Sega que en aquél viejo cartucho. Los mismos protagonistas…. la cosa pinta bien.

Sonic 4 Episode 2 es la continuación del primer Sonic 4, que parece ir siguiendo los pasos del erizo aparecidos en Mega Drive. La velocidad, al igual que en los juegos de antaño, es la gran protagonista.

El control ha mejorado desde los primeros juegos a este. Sólo se podía mejorar que cuando Sonic estaba parado, al volver a ponerse en marcha era muy lento, le costaba mucho y si te ponías al lado de un borde era muy fácil caerse. También se le ha dado más protagonismo a Tails pues se han inventado unos movimientos nuevos de combinación entre Sonic y el zorrito. Si saltamos en el aire y presinamos la X en mi caso, vendrá Tails y podremos volar un poco hasta que se canse, y si lo hacemos en el suelo, los dos personajes se fusionarán en una especie de rueda que romperá casi todas las paredes que encuentre.

Encontramos fases vertiginosamente rápidas, la mayoría inspiradas en las fases de los Sonics de antes. Qué alegría al jugar la primera fase de bonus! Qué recuerdos. Y es que los viejos jugones encontraremos en este juego muchos recuerdos.

Recordaremos las agobiantes fases acuáticas, las de la montaña rusa, la zona industrial, la nieve y la fase de la fortaleza del Doctor Robotnic. Todo ello en 3 fases normales más la del jefe final.

Episode 4 en sí es un juego que se hace corto, pues sus cinco mundos con sus 4 fases se pueden terminar bastante rápido.

La banda sonora no deja de ser presencial, es algo que está ahí. Los sonidos son los clásicos, de hecho si cierras los ojos no sabrás si son los sonidos de la vieja Mega Drive o de tu video consola actual.




En cuanto al modo online, es un modo de juego que realmente no le hace falta a este juego. Os explicamos: podemos escoger entre Sonic y Tails, o aleatorio, y podemos jugar las fases del juego, escogiendo la que queramos. Y ya está.

Como valoración personal, me ha gustado por el tema de que soy amante de lo retro, pero si buscas un juego largo y entretenido, mejor que ni te fijes en él.


Contenido relacionado