Análisis Gravity Rush

Análisis Gravity Rush
 
 

Después de llevar medio año de retraso respecto al mercado Occidental, Gravity Rush aterriza en territorio Europeo con el galardón de ser uno de los mejores juegos de PSVita que se han dejado ver en territorio Nipon. Bien cierto es, que el estilo de juego Europeo es muy distinto y muchos de los juegos que nos llegan desde ese territorio suelen ser muy venerados o pasan bastante desapercibidos. Seguro que si seguís leyendo vais a descubrir en que rama vamos a calificar a Gravity Rush.

El juego nos sitúa en la piel de una joven rubia llamada Kat, la cual se despierta sin memoria alguna en una ciudad bastante peculiar, donde ocurren extraños sucesos y en la que una forma de vida extraterrestre, los Nevi, amenazan a la población. Pronto descubriremos que gracias a un misterioso gato que nos acompaña, podremos controlar el poder de la gravedad a nuestro antojo, lo que nos hará ser vistos por el pueblo como una especie de “bruja”

La verdad es que despertarse en una ciudad desconocida, azotada por extraterrestres y habiendo obtenido poderes especiales, no es un buen ambiente para una joven Kat, que pronto descubrirá que existen mas personas como ella. Por lo que centramos la historia de Gravity Rush en la búsqueda de nosotros mismos. Saber quien somos, que hacemos ahí, mientras vamos resolviendo misiones, ayudando a la gente del pueblo y destruyendo a los Nevi.

El juego nos propone una dinámica de mundo abierto en la que nos moveremos con nuestro genial poder de la gravedad. Un poder que potencia al 100% algunas de las opciones de PlayStation Vita, ofreciendo un control muy intuitivo que nos proporcionará un gran control en nuestro desplazamiento por la ciudad. Obviamente no solo será una manera de desplazarnos, ya que todo gira entorno a nuestro poder, de forma que podremos realizar ataques mientras flotamos, mover objetos pesados a nuestro antojo y poder caminar verticalmente por las paredes sin ningún tipo de problema.

El mecanismo de levitación es bastante sencillo y está muy bien implementando como ya he comentado. Si pulsamos el botón R, automáticamente empezamos a volar por el escenario, entonces aparece una especie de punto en el que si pulsamos de nuevo R nos dirigiremos hacía allí a la velocidad que nos impulsa la gravedad. Y si en cualquier momento queremos volver a la normalidad, lo tendremos tan fácil como apretar el botón L.

Durante el juego, tendremos que ir completando misiones que nos encontraremos por el mapa y misiones que nos irán apareciendo si hablamos con la población de la ciudad. Estas últimas misiones representan mas a objetivos secundarios. Aparte también iremos desbloqueando Desafíos que nos harán ganar cristales que servirán para mejorar y aprender nuevas habilidades, ya que como buen juego de occidente, el estilo RPG no puede faltar a la cita.

Estas mejoras nos permitirán entre otras cosas aumentar el tiempo que podremos levitar, la velocidad, la potencia de nuestro ataque y el tiempo de recarga de nuestros poderes, entre otras muchas cosas.

Si continuamos con el aspecto gráfico del juego habría que destacar por encima de todo el trabajo artístico y visual, con un estilo que entra por los ojos desde el primer momento que enciendes la consola y que te llama a descubrir los tan trabajos paisajes que nos propone Gravity Rush. Un estilo propio, con gráficos similares a los que vemos en cualquier serie Japonesa de dibujos animados pero con el aliciente de que todo está trabajado para dar lo máximo, cada edificio, cada detalles, cada esquina.




Además han sabido implementar también unos diálogos en forma de cómic en los que también se podrá interactuar con las características especiales de la consola y que le pega al juego como anillo al dedo. Narraciones que tendremos que leer a través de subtítulos ya que las voces del juego pertenecen a un idioma inventado, similar al Japonés, pero totalmente inventado para el caso.

La Banda Sonora corre al cargo de Kohei Tanak, uno de los grandes compositores del género, que ha dado vida a mucha música para muchos mas tipos de juegos y animes del estilo.

En cuanto a duración, el juego se divide en un total de 21 misiones. Cada una con una longitud diferente y bastante variadas entre ellas. Lo que nos llevará alrededor de las 15 horas completar el juego y unas 25-30 sacar el 100% de los trofeos y completar todos los desafíos.

[box_light]En resumen, Gravity Rush se convierte directamente en una de las joyas de PlayStation Vita que nadie se debería perder. Como alicientes destaco por encima de todo la palabra innovación. Nos quejamos ante la avalancha de juegos similares que nos encontramos en el mercado, y ahora es el momento de apoyar a una compañía que ha intentado hacer algo distinto. Controlar el poder de la gravedad es algo no muy concurrido y que han sabido adaptar a un videojuego a las mil maravillas. Solamente por eso se merecen todo mi apoyo, pero es que además hay que tener en cuenta que estamos delante de un gran modo historia, variado y que nos tendrá enganchados mas horas que la media. Y sin olvidar el gran apartado artístico que nos propone esta gran obra. Un imprescindible para todo aquel que sea poseedor de una PlayStation Vita.[/box_light]


Contenido relacionado