Analizamos The Walking Dead Episodio 2: Starved For Help

Analizamos The Walking Dead Episodio 2: Starved For Help
 

Decisiones trascendentales… 

Tus ojos han visto llegar el fin del mundo. Conseguiste superarlo y todo vestigio de humanidad se ha perdido. No hay valores, solo una lucha constante por la superviviencia. Los muertos se siguen levantando y no parece que haya futuro para nosotros.

El grupo sufre por conseguir productos de primera necesidad y la comida escasea. Tu ayuda es vital para conseguir mantenerlos a todos unidos, pero ahora el hambre hace que las discusiones se repitan. Todos quieren proteger a los suyos para llegar a algún lugar donde estar seguros a pesar de que la sensación de amenaza es constante.

Ya no hay policía ni leyes. Solo la suerte y la constancia pueden hacer avanzar al grupo hacia la superviviencia. Fuera, tras los frágiles muros que os separan del resto del mundo, reina la anarquía y los caminantes campan por doquier.

Las decisiones serán constantes cambiando vuestra situación y encontraréis a otros supervivientes con Dios sabe qué intenciones. La relación con otras personas será determinante para el éxito o fracaso de algo tan sencillo como vivir un día más…

En el segundo episodio de The Walking Dead seguimos con la historia tal y como la dejamos en su primera entrega. Esto significa que según nuestras decisiones los miembros del grupo serán unos u otros y la historia puede ser distinta de un usuario a otro. El grupo se encuentra atrincherado en un motel de carretera y necesita urgentemente comida pues las provisiones están llegando rápidamente a su fin.

El juego nos llevará a mantener conversaciones con los compañeros de grupo y a tomar decisiones trascendentales desde el principio, haciendo que nos ganemos la simpatía o enemistad de unos u otros. No podremos contentar a todos y la falta de decisión será una decisión al mismo tiempo. Ya sabemos, el que calla otorga y el que no actúa en el momento adecuado está actuando (mal, pero actuando). Todas las contestaciones y decisiones tienen un tiempo límite y pueden ser puestas a prueba en conversaciones posteriores. Si intentamos mentir y luego respondemos la verdad seguramente nuestros interlocutores detecten el engaño.

Hay decisiones que parecen poco importantes y luego nos descubrirán enigmas o nos abocarán a situaciones inesperadas. Hay decisiones que parecen trascendentales pero que seguramente influyan muy poco en el transcurso de la historia. Y sinceramente, ahí está lo divertido de tomar una u otra senda. Nunca sabremos (a no ser que lo rejuguemos) si la otra decisión era la mejor porque ya estaremos avanzando en una dirección concreta.

Sobre la jugabilidad poco que añadir respecto al primer capítulo. Seguimos estando ante una aventura gráfica con quick time events (minijuegos de habilidad en el que deberemos tocar unas teclas en un orden o a una velocidad determinada) con una estética cercana al cómic. En esta segunda entrega la acción, decisiones y las conversaciones son ya abundantes desde el principio y nos llevan a estar pendientes de la historia casi sin pestañear.

La banda sonora está bien y las voces son muy representativas de cada personaje. Lástima que estarán todas en inglés y que solo tendremos subtítulos en el mismo idioma. Es decir, nada de traducción.

En definitiva, estamos ante un capítulo más de The Walking Dead The Videogame y notamos cierta mejora en cuanto a argumento y un concepto interactivo más logrado y lleno de opciones para el usuario ya desde el principio. Y lo mejor, viendo los resultados de nuestras decisiones ya que incluso una mala decisión puede hacer seguir la trama con sus resultados. Obviamente si esa decisión produce que mueras, ahí terminará la historia.

Si no has jugado el primer capítulo el juego te genera respuestas aleatorias para que puedas jugar al 2 directamente, por lo que no hará falta comprar el primero si no quieres. Y hay que destacar que es rejugable, ya que al tomar otras decisiones ocurrirán otras cosas y tendremos una historia parecida pero con cambios significativos. De muchas de estas decisiones dependerá la vida de nuestros compañeros…

¿Serás capaz de sobrevivir para disfrutar de un capítulo más?

 


Contenido relacionado