¿Es el Free to Play el modelo de juego del futuro?

¿Es el Free to Play el modelo de juego del futuro?
 

Últimamente está tomando fuerza un nuevo modo de juego llamado Free to Play. Estos juegos en un principio son gratuitos, pero si queremos desbloquear opciones del juego tales como nuevas armas, o nuevas acciones para nuestro persoanje, debemos pagar por ello. De este modo, los usuarios que pagan tienen más ventaja sobre los que no. En Areajugones queremos debatir sobre este nuevo modo de juego que se está empezando a implantar incluso en las consolas. Empresas como Microsoft se han hecho eco de ello y lanza para su marketplace el divertidísimo Happy Wars.

Si quieres saber qué pensamos los que buenamente intentamos hacer esta página web, continua leyendo, que hay tela.

 

Noentiendero: “Es una opción interesante tanto para usuario como para empresa”

Verdad es que cada vez hay más Free to Play. No acabarán con los juegos de pago, eso está claro, pero permiten a mucha gente jugar a juegos de gran calidad gratuitamente. Por otra parte, está como bien decimos, la parte de los complementos adquiribles con dinero real. Obviamente, la compañía del juego tiene que ganar por alguna parte, y a decir verdad, no me parece mala esta idea, aunque en algunos juegos es mejor que en otros (típicos elementos adquiribles que te dan más vida, fuerza o daño).

 

JosepCarceller: “¿Por qué no?, Pero como medio alternativo, claro”

Después de pensar mucho en las ventajas e incovenientes que nos ofrece este modo de juego, voy a dar mi opinión sobre el tema, y lo que realmente pienso. Todos los nuevos modos de juego son bienvenidos, no cabe duda. Una vez instaurados gustarán mas o gustarán menos, pero ahi están. Creo que el F2P es una ventaja para el usuario: “Pruebo el juego, y si me gusta pago por tener X cosas, si no me gusta lo desinstalo y punto”. Las compañías veen en este modo de juego un negocio incluso mejor que en editar un juego en formato físico: “Lo edito en digital, abaratando costes al máximo, lo pongo en las principales plataformas y los usuarios juegan. Yo mando sobre lo que vale X cosa, por lo que a lo mejor un usuario sólo se gasta 10 o 15€ en el juego, pero teniendo en cuenta que puede llegar a millones de personas, sólo hace falta una sencilla multiplicación para saber los beneficios que vamos a obtener. Si la media de “gasto” de un usuario es de 40€, ya merece la pena”.

Creo sinceramente que el F2P ha llegado hasta nosotros para quedarse, no para sustituir a los juegos tal y como los conocemos ahora, pero si como medio alternativo entre juegos y plataformas. De arruinar los juegos tal cual los concebíamos antes ya se encargó el DLC, pero eso es un tema aparte.

 

 SPAINFALCON:  “F2P = Juegos subvencionados por los jugones”

Microsoft Flight y Command & Conquer: Generals 2.

Con esos dos juegos que he puesto mas arriba tengo más que suficiente para saber que esto del Free to Play es un timo, pero un timo de los grandes. Hasta ahora nos quejábamos de los DLC’s como un robo por parte de las compañías, y estoy de acuerdo, son un robo pero por lo menos te daban un juego mas o menos completo, con un principio y un final.

Ahora con este nuevo “invento” la cosa va a ir a peor, citando uno de los ejemplos que os he puesto en cabecera, por ejemplo el C&C, vendrá sin modo campaña, habéis oído bien, se han “cepillado” la campaña por todo el morro aludiendo a que como es gratis, pues no hace falta hacerla. Entonces solo tendremos escaramuzas y juego online. Pero ojo, que será una demo prácticamente, porque si quieres más, tendrás que pagar y la mayoría de veces te saldrá más caro que un juego normal y corriente (y encima sin campaña).

Me voy al otro ejemplo, Microsoft Flight. Bueno, con éste no se si es mejor cerrar e irse a dormir ya. Viene de la famosa saga Flight Simulator. Todo un ejemplo de lo que era un simulador de vuelo en PC ha acabado convertido en una demo arcade con 5 aviones y 3 de ellos de pago. Un juego que tenía todo el mapa mundial para volar libremente a pasado a tener una isla (Hawaii) y si quieres las pequeñas islas que rodean a ésta, tendrías que pagarlas.

Y por si era poco, os pondré el último ejemplo, con esto ya tendríais que daros cuenta de por donde van los tiros.

Microsfot Flight Simulator X = 70 Euros (Juego completo, mapa mundial completo + Misiones + 30 Aviones)

Microsoft Flight (F2P) = 0 Euros

  • Expansión 1 (3 aviones) = 20 Euros
  • Expansión 2 (Nueva isla) = 25 Euros
  • Expansión 3 (Nueva isla) = 25 Euros
  • Expansión 4, 5, 6, etc = Lo que ellos quieran cobrarte

A la vista está que esto del F2P es un auténtico timo y lamento deciros que hay muchas posibilidades de que se implante en la próxima generación.  Los juegos subvencionados están llegando, y no penséis que los va a subvencionar el gobierno, que va… Seremos nosotros quienes tengamos que poner la “pasta” para que sigan haciendo fases y personajes para nuestros juegos favoritos.

Yo lo llevo diciendo mucho tiempo, cuidado con el F2P.

 

KIRTASH: “Sí y no, depende de como sean llevados son una gran opción”

Yo, en mi humilde opinión, pienso que los F2P según como sean llevados ofrecen una gran experiencia, tanto jugable como lúdica. Desde luego el modelo F2P no es algo en absoluto novedoso, simplemente ahora las grandes empresas han visto en este modelo un filón de oro y buscan explotarlo tanto como puedan, destrozándolo por el camino como era de esperar.

Cuando Return To Castle Wolfenstein, uno de los mejores shooters del siglo, fue lanzado, su homologo multijugador salió completamente gratuito al mercado, proporcionando cientos de horas sin que tuvieras que darle un solo euro a los creadores. Desde luego, que en once años la cosa ha cambiado muchísimo, sin embargo, algunos juegos siguen siendo verdaderamente gratuitos, aun pudiendo gastarte el dinero, no ofrecen nada que no pueda ofrecer la versión gratuita. Títulos como League of Legends, PlanetSide 2 o End Of Nations o Dota2 prometen dar muchísimo tiempo de vicio sin tener la necesidad de gastar absolutamente nada.

Por desgracia, como contrapunto tenemos una infinidad de títulos que buscan simplemente sangrar nuestros bolsillos, la mayoría producto de las grandes multinacionales que todos conocemos.

En resumen, ni tan buenos como quisiéramos, ni tan malos como los pintan.

 


Contenido relacionado