Tres razones para amar a Dishonored

Tres razones para amar a Dishonored
 
 

Dishonored lleva sonando desde hace mucho tiempo, pero no ha sido hasta hace bien poco cuando las reviews internacionales han hablado cuando se le ha empezado a dar bombo y platillo a este juego. Yo he sido defensor de este juego desde sus inicios y los que nos sigáis bien lo sabréis. Así que a modo de antesala del análisis que está preparando mi compañero Josep, os voy a contar desde mi punto de vista las tres razones por las que tenemos que mirar a Dishonored con otros ojos.

Nueva IP

Para mi todos los juegos que pisan el mercado se merecen un amplio respeto, pero los que lo hacen con el sello de nueva IP lo merecen mucho mas, sobretodo en estos tiempos de crisis. Ver una nueva saga en el mercado es algo digno de mención y mas cuando lo hace con la calidad de este título. Muchos de vosotros estáis cansados de entregas cíclicas que solo llevan la experiencia de juego un pasito mas lejos de lo que la llevaba el título anterior. Nueva IP es sinónimo de descubrir, ver si el producto te gusta, experimentar con el y hacer todas las trastadas del mundo. Además Dishonored no llega al mercado como una copia de algo ya existente, introduce aspectos novedosos en casi todas las dinámicas de juego a las que estamos acostumbrados. Tampoco quiero desvelar mucho mas porque para ello tendréis un análisis en un par de días. Pero estamos ante algo nuevo y ante algo nuevo de calidad, así que si quieres probar algo nuevo, esta es una de tus pocas opciones hoy en día a descubrir.

Desatascando el género FPS

¿Dishonored que es? ¿Un Shooter? ¿Un FPS? Pues no lo sé, solo puedo decir que se trata de un juego en primera persona. Dishonored intenta reinventar el género shooter de una forma notoria y completa. Algunos diréis que claro que se trata de un shooter, pero yo alomejor no denominaría así a un juego en el que puedes completarlo sin quitar la vida absolutamente a nadie. El género ha evolucionado con esta IP, un género atascado que ha visto como con ideas y ganas de innovar se pueden ver cosas distintas. Podemos matar si, pero eso es solo una opción, el juego no nos dibuja caminos que nosotros tendremos que seguir si o si. Se trata de la línea invisible.

Los shooter todos tienen una línea invisible que nos guía por el camino que los diseñadores nos han puesto en medio para que vayamos superando los “retos” en forma de muerte de enemigos. En Dishonored esto no existe, tu creas el camino, el juego solo te dice donde está la meta. Encontrarás diferentes formas de superar los problemas que se te planteen, podrás matar, evadirte o muchas mas cosas. Los FPS no están muertos y Dishonored es la mayor prueba de ello.

Ambientación/Online

Yo me considero de esos gamers antiguos, esos gamers que tienen amor por la ambientación y por el diseño artístico de los videojuegos. En ese sentido Dishonored me recuerda a Bioshock, donde todos los paisajes han sido creados con mimo y mucho amor tomando notas en el caso de Dishonored de ambientaciones de épocas antiguos. Os he dicho que hace mucho tiempo que soy fan de esta entrega, por lo que me he tragado todos los diarios de desarrollo y de ellos he sacado mucha información interesante sobre este aspecto. El equipo artístico del juego ha viajado por ciudades en diferentes países para tomar referencias de cara a Dishonored, un trabajo que se ve reflejado en el juego y que mi compañero ya desgranará mas en el análisis.

Y finalmente hablaremos del Online, el cual no existe. Ya era hora que dejen de meter modos online con calzador a juegos que ni los necesitan ni encuadran. No hace falta añadir modos online para que un juego venda o sea mejor o peor. Dishonored es uno de los mejores juegos del año y no ha querido meterse en camisas de once varas y ha eliminado así las opciones multijugador. Algo que es desde mi punto de vista, algo muy correcto y digno de mención.

Espero con esto calmar vuestras ansias de Dishonores y os invito a leer nuestro análisis en un par de días.


Contenido relacionado