Análisis Dishonored

Análisis Dishonored
 
 

Que te llegue un juego de la mano de Bethseda y firmado por Arkane Studios ya es buena señal. Si además el juego viene acompañado de unas críticas muy buenas, y es ganador de más de 50 premios, eso ya es un logro. Pero normalmente eso de los premios no tiene nada que ver con que el juego sea innovador, tenga una jugabilidad enorme y una banda sonora digna de una superproducción hollywoodiense, a veces todo eso engaña y el juego que tienes en tus manos, o es una patraña o es la continuación de la saga más famosa de juegos de disparos en primera persona.

Dishonored no es nada de todo eso. El juego protagonizado por Corvo es la maravilla de la actual generación de consolas, lo hemos jugado y aquí, señoras y señores, empieza nuestro análisis, no sin antes agradecer a Bethseda la oportunidad que nos ha brindado al mandarnos una copia para analizar.

LA HISTORIA DE CORVO

En Dishonored controlaremos a Corvo Attano, guardaespaldas de la emperatriz de Dunwall. El juego inicia con nuestro regreso de un largo viaje en busca de una cura milagrosa contra una epidemia que está acabando con todos los habitantes de la ciudad, la peste. Por desgracia para nuestro pueblo, no hemos encotrado cura posible para la peste. Cuando le entregamos la carta con nuestras noticias a la emperatriz, ésta es brutalmente asesinada delante de nuestros ojos y de los de la pequeña Emily, hija de la emperatriz y heredera del trono de Dunwall. Como era de esperar, se nos acusa de asesinato y se nos condena con la pena capital. En un intento desesperado por continuar con vida, y gracias a unos amigos misteriosos, logramos salir de la cárcel y somos conducidos alos suburbios de la ciudad, y después de un largo sueño, “El Forastero” nos hará entrega de poderes especiales con los que deberemos desenmascarar a los verdadores traidores y llevar a la hija de la emperatriz al trono de Dunwall.

DUNWALL

La ciudad de Dunwall está dentro de un archipiélago de islas y su extensión es descomunal. Dicha ciudad, de belleza sobrenatural, se nos hará enorme y podremos recorrerla casi libremente. La recreación de la ciudad perfectamente la podríamos recrear en ciudades de hace 100 años pero con tecnología superior a la actual. Multitud de edificios estarán abiertos a nuestra merced, tabernas, cloacas, pasadizos secretos, podremos cumplir nuestras misiones yendo por más de un camino, Dishonored no es un juego pasillero de “pasas por aquí y punto”. Aquí tenéis un mapa para os hagáis una ligera idea de archipiélago y de su extensión:

La ciudad está recreada con todo tipo de detalles, es casi increíble que una máquina del 2005 como es Xbox360 (la versión del juego aquí analizado), sea capaz de mover unos escenarios tan realistas y detallados. En el aspecto gráfico el juego está a la altura de los mejores del género. Se nota que los chicos de Arkane han estado trabajando en los diseños de la ciudad durante más de tres largos años. Los que hayáis probado el juego estamos seguros que nos daréis la razón.

Estamos ante una urbe neoindustrial, que pasó de ser una simple ciudad pesquera a una ciudad próspera gracias al descubrimiento del aceite de ballena como fuente de energía por parte del científico Esmond Roseburrow, personaje que nos ayudará en nuestra aventura, dándonos la máscara que nos ayudará a ocultar nuestro rostro,  mejorando nuestro equipo, etc.

LA CAMPAÑA

La campaña del juego tal como hemos explicado antes, consistirá en limpiar nuestro honor de la mejor manera posible. Las posibilidades de hacer cada misión son inmensas, ya sea por los caminos que podemos tomar o por las opciones que podemos elegir para esquivar a nuestros enemigos.

Dishonored es un juego en el que lo que prima es el sigilo. A raíz de ello podemos eliminar enemigos estrangulándolos sigilosamente (cosa que sólo les dejará inconscientes), envenenándolos, o podemos cortar por lo sano y arrancarles la cabeza en un duelo con espadas, pero eso tampoco nos ayudará mucho a limpiar nuestro nombre. Que quede claro que Dishonored es un juego en primera persona, pero no es un shooter en el que lo que prima es vaciar cargadores, sino que es primordial usar el sigilo y la paciencia. Si decides ir por “lo sano” y repartir plomo a diestro y siniestro, estás en total libertad de poder hacerlo, pero no disfrutarás de la experiencia jugable que nos tienen preparada los chios de Arkane.

Sin duda Dishonored es un juego único por el argumento y por todo lo que nos plantea. En la redacción hemos estado horas y horas jugando pasándonos las diferentes misiones de mil maneras diferentes, explorando nuevas rutas, pero lo que realmente supone una entrañable dificultad es pasar desapercibido y no matar a nadie. Al final todo tiene su recompensa, y si decides optar por el camino más difícil, obtendrás una recompensa de 100G, algo que no está nada mal.




Por lo que os he explicado, estamos ante un título completamente rejugable en todos los aspectos. Podemos enfocar las misiones en modo sigilo, podemos hacer uso de poderes sobrenaturales para pasarnos las misiones de manera muy diferente o tomar caminos diferentes. Sí, todos los caminos llevan a Roma, y Corvo sabrá como ejecutar el plan. “El Forastero” nos ha concedido varios poderes sobrenaturales para convertirnos en un asesino de élite, y ello hjay que aprovecharlo:

  • Agilidad: Nos permitirá saltar más alto y correr más rápido
  • Asesino de la Sombra: Convertirá al enemigo que matemos sigilosamente en ceniza, por lo que el cuerpo no será un problema
  • Ataque voraz: Conjurará ratas para que maten a los enemigos
  • Corazón: Nos ayudará a encontrar runas, tesoros y secretos de los escenarios por los que vayamos
  • Guiño: Nos permitirá teletransportarnos
  • Posesión: Podremos poseer animales (nivel 1) y humanos (nivel 2)
  • Ráfaga: Gracias a este poder aprovecharemos el viento para aturdir enemigos, derribar puertas y apagar fuego
  • Ralentí: Ralentiza el tiempo durante un breve momento
  • Sanguinaro: Desbloquea la Adrenalina de Corvo para realizar un ataque devastador
  • Visión tenebrosa: Nos permitirá ver a través de las paredes
  • Vitalidad: Incrementa la vitalidad de Corvo

A todo esto aún tenemos que añadirle las armas con las que diponemos para matar, como la espada, el revólver o la ballesta, que puede ir con dardos letales o dardos envenados para no matar a los enemigos. Éstos últimos no son muy variados, pero es un punto que se le puede perdonar pues el detalle gráfico alcanzado con los escenarios es de un nivel excelente.

He aquí unas fotos de los diferentes enemigos:

[box_dark]

Enemigos

[tabgroup][tab title= “Cortesana”][/tab]

[tab title=”Guardia de elite”][/tab]

[tab title=”Lord Regente”][/tab]




[tab title=”Supervisor”][/tab]

[tab title=”Pandillero”][/tab]

[tab title=”Oficial”][/tab]

[tab title=”Tallboy”][/tab][/tabgroup][/box_dark]

Estos son algunos de los malos del juego. Vuestra será la opción de como acabar con su siniestra vida. A nosotros nos ha gustado mucho la opción de eliminarlos estrangulándolos y depositar el cadáver en algún contenedor cercano para no infundir sospechas. Aunque os repetimos que hay mil formas de matar, la diversión está asegurada. En el siguiente video podéis observar algunas formas de eliminar enemigos:

A grandes rasgos,definimos Dishonored como un proyecto muy ambicioso, algo nuevo, fresco. Se agradece que los estudios desarrollen juegos nuevos, que además de no ser un refrito, es capaz de aportar nuevas cosas al género. Estamos ante un título que nos dejará los pelos de punta. Con una ambientación fuera de serie, un argumento excelente, una banda sonora que está completamente a la altura del mejor juego de sigilo que últimamente nos podemos tirar por cara, en mi vocabulario no existen tantas palabras como para definir todas las virtudes que he encontrado en este juego.

Sinceramente creo que Dishonored ha inventado el género de los juegos de sigilo en primera persona. Además, con las habilidades y sus mejoras se logra introducir un toque rolero y cada vez que el “corazón” lata en busca de una runa, dejaremos la misión principal para encontrar uno de estos objetos que nos ayudan a mejorar las habilidades de Corvo.

La duración del juego es relativa a lo que tú estés dispuesto a disfrutar del título. Si eres un jugador pasillero que espera pasarse el juego rápidamente y dejarlo en la caja (cosa que dudo), el juego te puede durar entre 8 y 10 horas. Si eres fan de las misiones secundarias, exploración y demás, te costará terminarte el juego unas 17-19 horas. Y si realmente el juego te gusta y le quieres sacar todos los secretos y logros, no creemos que lo hagas en menos de 25-30 horas de juego. ¿Cuántos First Person Shooter hay en el mercado que tengan una duración como esta?




Y vosotros me diréis: “Si, tienes razón, pero el juego no tiene online”. Mi respuesta es la siguiente: “A Dishonored no le hace falta online”. Cada compañía debe de ser consciente de ponerle modo online o no a sus juegos. Y por mi parte, felicito a Bethseda y a Arkane por decidir no empañar una campaña excelente en favor de un online. Puede que los jugones más jóvenes que están hechos a modos online de disparos lo echen en falta, pero bajo mi punto de vista, es todo un acierto no ponerle online a ciertos juegos, y creedme amigos que con todas las posibilidades que nos ofrece la campaña, el online sobra. ¿Acaso las consolas anteriores tenían online?

VALORACIÓN FINAL

[box_light]Dishonored nos ofrece todo lo que un juego tiene que ofrecer. Nuevas ideas, reinvención de un género, gráficos asombroros, sonido excelente, ambientación y recreación de una ciudad digna de una superproducción multimillonaria. La jugabilidad del título es exquisita, las opciones que lo hacen rejugable al 100%. Queridos amigos, estamos ante el titulo que confirma mi tesis de que los mejores juegos salen siempre al final de las generaciones, y Dishonored es el título que confirma mi tesis. Puedo decir con mayúsculas que DISHONORED ES EL MEJOR JUEGO QUE PODÉIS COMPRAR AHORA MISMO. [/box_light]

VIDEOREVIEW POR ANGELYSARAS