Análisis Bang Bang Racing

Análisis Bang Bang Racing
 

[dropcap]A[/dropcap]parecido en Xbox Live en el mes de junio de 2012, por casualidad me topé con la demo de este juego en el bazar. Nunca antes había oido hablar de él. las imágenes me parecieron graciosas y descargué la demo. Después de la primera partida fui corriendo a por una tarjeta de 800 MS Points y me compré el juego completo.

¿Por qué fui corriendo a comprar el juego? Por varios motivos, sigue leyendo y seguro que tú también te lo comprarás.

Lo primero que llama la atención en este juego es la vistosa paleta de colores de la que hace acopio. Gráficos muy coloridos que le dan mucha vida al juego. Los efectos visuales como el agua, el fuego o el caer de las hojas de los árboles están muy bien conseguidos y se parecen bastante a la realidad a la que representan. Pero no sólo por los gráficos me compré el juego.

Las primeras vueltas de carrera he de reconocer que iba un poco perdido. El control al principio se hace un poco raro ya que la cámara va siguiendo al coche desde una perspectiva aérea, y la velocidad del juego es realmente vertiginosa. Superado este primer obstáculo tocaba entender qué es lo que estaba pasando en la pista. Escondidos entre conos naranja normales, hay barriles de colores. Los de color rojo estallarán al cabo de unos segundos de ser impactado por algún vehículo. Los barriles de color negro están llenos de aceite. Al chocar contra ellos derraparemos por culpa del líquido negro, pero eso no es todo porque el aceite se quedará en la carretera durante todas las vuetlas de la carrera, así que habrá que tener cuidado. Los últimos barriles son de color azul. Contienen agua que nos hará derrapar desde el impacto hasta un par de vueltas más tarde.Pero había otra cosa más… Todos los coches desprenían una llamarada azul durante un tiempo… Eso es fácil, disponemos de NOS durante la carrera! Además, éste se va regenerando poco a poco, por lo que aunque lo gastemos todo, en pocos segundos podremos tener más, y os aseguro que lo necesitaréis. En la pantalla del juego nos saldrá esto:

En la parte superior izquierda tenemos todo lo relacionado con nuestro coche. Lo primero que nos sale es el estado de nuestro coche. Cuanto más bajo esté, más dañado estará nuestro vehículo, y por tanto menos correrá. Los tres tiempos de abajo son los tiempos de carrera y de vuelta, y el último apartado es el del Nitro.

En este juego es muy fácil que te destrozen el coche a la primera vuelta, con que te peguen un par de “ostias” y te exploten un barril explosivo, tu coche estará hecho una chatarra y empezará a salirle fuego. Por suerte podremos reparar este estado maligno con sólo pasar por los boxes, además cada vez que pasemos por ahí se nos rellenará también el nitro al 100%.

El ritmo de juego es realmente frenético. A medida que vayamos ganando carreras se nos irán desbloqueando nuevos modos de juego, carreras, vehículos, colores para los vehículos…. Siempre tenemos ganas de más.Para acompañar una música máquinita muy pegadiza invita a subir la sensación de velocidad que desprende este juego.

La recreación de los circuitos es obra original de los creadores, Playbox y Digital Reality. Éstos os recordarán mucho a los circuitos de carreras míticos como Suzuka o Mónaco.

La diversión no para en Bang Bang Racing, hasta 4 jugadores pueden jugar en pantalla partida en la misma consola. En mi caso hemos jugado sólo 2 personas, pero eso no impide que el sentimiento de competición sea enorme. Cada carrera disputada parece una batalla a muerte. Además, contamos con marcadores a través de Internet para saber si eres el mejor jugador… del mundo. Me ha recordado mucho a aquél mítico juego de Micromachines 3D, salvando diferencias, claro está.

Aunque la versión analizada aquí ha sido la de Xbox360, Bang Bang Racing está disponible para PC, Playstation Network e Xbox Live.

[divider]

Valoración Final:

[box_success]Bang Bang Racing es un divertidísimo y super adictivo juego que podemos encontrar a muy buen precio en las principales plataformas de descarga digital. No te quedes sin probarlo! [/box_success]