Rusia podría prohibir la venta de videojuegos violentos

Rusia podría prohibir la venta de videojuegos violentos
 

Un nuevo episodio de violencia que los medios han puesto de principal culpable de nuevo a los videojuegos es el que hoy nos lleva a hablar de este tema. Todo bien a colación de un tiroteo que se produjo ayer en Rusia y el cual se saldó con 6 víctimas mortales, trabajadores en el almacén farmacéutico de Rigla.

El responsable de las muertes es Dmitry Vinogradov y según ha trascendido la investigación policial indica que el detonante del ataque fue la ruptura sentimental con su novia, que era una compañera de trabajo en Rigla. Y ahora la tontería en cuestión de la noticia, pues las informaciones policiales afirman que Manhunt era uno de los juegos favoritos del autor del crimen. Atribuyendo sin sentido la responsabilidad de los actos al videojuego.

Esto tiene tan poco sentido, que hablan antes de la culpa del videojuego, que la culpa de que esta persona bebiera durante 5 días sin descanso alcohol, hasta dejarlo en un grado bastante alto de alcoholismo.

Sergei Zheleznyak y Franz Klintsevich, diputados del partido Rusia Unida y, por tanto, mientros del partido en el gobierno, han pedido oficialmente que Manhunt sea prohibido en el país, como única medida ante la masacre.

En declaración a medios rusos, Klintsevich ha afirmado que los videojuegos violentos deberían estar prohibidos y que él mismo va a crear una comisión para supervisar las ventas de juegos, algo que puede hacer como presidente del comité de educación del parlamento.

Es curioso que Manhunt esté prohibido por lo mismo en varios países como son Australia, Alemania, Nueva Zelanda y Canadá. En los cuales atribuyeron también la culpa de asesinatos a dicho videojuego.