La estúpida guerra de las consolas

La estúpida guerra de las consolas
 

[dropcap]A [/dropcap]lo largo de mi vida he de reconocer que he tenido pocas consolas y la mayoría han sido consolas de bolsillo. Me considero usuario de PC, que no fanático de estos.

Me parece importante matizarlo pues no entiendo la vehemencia con la cual algunos usuarios defienden a ultranza el uso de sus consolas por encima de las favoritas del resto. Incluyendo obviamente en la palabra “consolas” el pc, aunque no sea estrictamente una consola.

Me enerva entrar a foros de debate sobre videojuegos y que inmediatamente todo se convierta en un conflicto entre los “sonyers”, los “pceros” y los fanáticos de la consola de microsoft.

Todos sabemos que España es un país que tiende bastante a dividirse, nos encanta dividirnos por todo. Nos dividimos en fachas o rojos, los cuales a su vez se dividen en inmensas ramas con diferencias nimias pero que parecen marcar la diferencia. Nos dividimos en madridistas o barcelonistas… Y lógicamente el mundo de los videojuegos no iba a ser menos.

Nos enfrentamos con absoluto fanatismo para ver quién tiene la mejor consola, con sus mejores exclusivos sin terminar de darnos cuenta que nuestros gustos pueden divergir de los del resto sin hacerlo en absoluto algo nocivo. Odiamos todo lo que no nos pertenece, y tendemos a demonizarlo gastando cada segundo de nuestro valioso tiempo en escupir bilis sobre lo que los demás tienen. Valioso tiempo que podría servir para disfrutar de nuestras consolas, para disfrutar de lo que tanto nos gusta, del mundo de los videojuegos, que es algo que todos tenemos en común.

Pero desde luego que no es así. Y por desgracia, la culpa no es sólo de los jugones, aunque sí en parte. Nos levantamos a diario en una sociedad creada para dividirse, por cualquier nimiedad y además somos bombardeados por miles de campañas publicitarias que acosan a nuestros sentidos incitándonos a consumir porque su producto es mucho mejor que el de la competencia. Mientras, a su vez, la competencia se centra en hacer lo propio. Somos literalmente acosados por las grandes compañías para que elijamos sus productos, y a su vez para que nos enfrentemos unos a otros para demostrar que nuestro dinero invertido ha merecido la pena.

Y por supuesto, les sale muy bien. Tan bien que no nos paramos a pensar en que tal vez las personas que han comprado la otra consola buscaban una cosa diferente a la que tú buscas. Llevo en el mundo de los videojuegos casi desde que tengo uso de memoria, y desde entonces no recuerdo un momento en el que los fans de una consola no se enfrentasen a los de la competencia.

Creo firmemente que mucha gente que se dedica simple y llanamente a odiar, no disfruta con su consola, si no que tan solo invierte su tiempo en autoconvencerse de que ha hecho una buena compra, mientras, mira los títulos de las otras consolas con cierto celo.

Lo increíble es que, gran cantidad de veces el asunto no solo radica en la consola que utilizas, si no en los juegos que juegas. Si eres fan de Battlefield 3 te dedicas a llamar fanboys a los jugadores de Call of Duty porque no saben lo que es realmente jugar a un shooter. Y si eres fan de PES te dedicarás a echar pestes sobre lo arcade que es FIFA. Y así será siempre.

Es increíble que esto suceda en un sector tan variopinto como es el de los videojuegos, en el que si algo no te gusta, casi siempre tendrás una alternativa, un camino secundario en el que eludir los juegos que no te terminan de llenar. ¿Vosotros que opináis al respecto?


Contenido relacionado