¿Hay ganas de next-gen?

¿Hay ganas de next-gen?
 
 

Hace unos días que me ronda por la cabeza el escribir este artículo. Veréis, he estado en París unos días en un hotel en el que había dos Xbox 360 en la sala de juegos de los niños. Me lo dijo mi mujer, toda emocionada, que me fuese para allí que el niño no quería salir de la sala. Menuda sorpresa, me lo encontré jugando a Cars 2! En la otra consola estaba el Top Spin 4 (es un juego de tenis, para los que no lo conozcan). El día que llovió hicimos polvo los mandos, pues no salimos de ese cuarto…
Al regresar a casa estuve reflexionando sobre el tema. Encontrarme allí esas consolas fue una grata sorpresa, pero no fue nada del otro mundo. ¿Por qué? Pues porque todo lo que pude hacer en ese cuarto lo puedo hacer en casa. No sé si me explico bien. Creo que ya llevamos demasiados años con nuestras queridas consolas, no pueden dar ya más de sí. El gamer (entre los que me incluyo), ya ha llegado al tope que le pueden ofrecer estas consolas, no en diversión, pero si en el aspecto gráfico. Hace unos meses deseaba que mi Xbox 360 alargara la vida cuanto más tiempo mejor, pero ahora, y cada vez más, tengo más ganas de ver qué me pueden ofrecer las consolas de nueva generación. No sé si lograrán divertirme tanto como las actuales, pero quiero ver una potencia gráfica en el TV de mi salón que al menos duplique lo que estoy viendo en juegazos de la talla de Gears of War 3, Dishonored, Hitman Absolution, y por supuesto, el venidero Crysis 3, que promete exprimir al máximo nuestras consolas. Ese será el tope, o eso dicen en Crytek. En cuanto a los modos multijugador, se supone que las nuevas consolas serán capaces de mover muchos más “monigotes” en pantalla que las limitadas actuales, jugar al Rey de la Colina 5 VS 5 mola, pero eso en un mapeado mucho más grande con el triple de jugadores puede ser realmente brutal.

No sé si las nuevas consolas con su Kinect 2.0, o el Move más revolucionario serán lo mejor de lo mejor, yo soy jugador de mando. Por desgracia lo pude comprobar al comprarme el Kinect… Queremos que llegue ya el cambio generacional, queremos más potencia gráfica (al fin y al cabo, todo es por eso), queremos juegos más largos (sí, juegos que duren más de 8 horas), queremos multijugadores más potentes, queremos menos DLC y, por supuesto, queremos ver las nuevas consolas presentadas en el E3 de 2013. ¿Tanto pedimos?


Contenido relacionado