Análisis Special Forces: Team X

 

SPECIAL FORCES: TEAM X es un juego muy peculiar. Empecemos citando de qué se trata: es un juego Arcade (compacto), y específicamente el juego es un TPS, Shooter en Tercera Persona, y tiene un sistema de coberturas desarrollado. Además tiene otra peculiaridad, y es que los gráficos son tipo cómic. Y es puramente online (competitivo). Por poner ejemplos comparativos, podríamos decir que es similar a Borderlands por los gráficos tipo cómic, y por poner otro ejemplo, Gears of War por el sistema de coberturas.

Antes de entrar en detalles, vamos a responder a las preguntas básicas: ¿qué tal es el juego? ¿Está bien? Bueno, más allá de que es un juego bastante interesante, hay que decir que podría dar muchísimo más de sí. Tiene bastantes fallos y puntos escuetos.

Para empezar, los gráficos. No porque sean tipo cómic, lo cual no es negativo, ni mucho menos, es un estilo gráfico diferente y neutral al estilo predeterminado. El problema es que los gráficos que se le dan tienen una calidad bastante pobre. En ocasiones se ven texturas descoloridas y pobres en color, pixeladas y borrosas, y muchos cambios bruscos de color en ciertas texturas. En la siguiente imagen oficial se puede comprobar a lo que me refiero:

special forces team x fallos graficos

Los detalles en rojo son las zonas de cambios bruscos de texturas a los que me refiero.

 

Por otra parte, está el propio juego en sí. Es una lotería. Me refiero, cómo no, a que la gente muera o no muera. Notorio es decir que el sistema de vida es regenerativo pero lento, es decir, hay que esperar un poco para que se empiece a regenerar salud. En el HUD podemos ver nuestra vida total. La comparación con la lotería la doy porque, de las partidas que he jugado, sólamente 1/4 de ellas fue fiablemente correcta en el aspecto de vida y daño. El resto de ellas, lo típico de estos juegos raros en los que cierta gente mata mejor y otra gente tiene que meter más tiros. He jugado unas pocas partidas (casualmente las primeras, que me dieron una primera buena impresión del juego) en las que sí, se mataba bien… aproximemos a 10 tiros para abatir a un enemigo. Está bien, y en ese momento pensé: “Vale, en cuanto a vida el juego está bien: el daño está estabilizado, es justo e igualado”. ¡Incluso llegué a hacerme una doble muerte! Pero todo cambió cuando inicié el juego más tarde: a la gente le daba por no morirse y requerir tragar 20 balas para morirse. Por supuesto, hay que destacar que este juego utiliza el sistema de Host, es decir, que la consola de un jugador es quien sirve de servidor para la partida. Es una interesante y extraña casualidad que los juegos que usan Host siempre son los que tienen este tipo de desigualdades del tipo “tengo mejor conexión y por ello mato mejor y tengo más vida”. Suerte si consigues salir vivo. Flipante.

Pero dejemos el sistema de vida. Hay varias carencias más, que voy a listar:

  • Búsqueda personalizada de partidas. Lo he probado varias veces, varios días y a varias horas, lo que es buscar partidas según preferencias personales (sin buscar “Partida Rápida”). La cosa viene cuando intento unirme a una de esas partidas listadas: probé en TODAS las de una lista que me salió, y en NINGUNA pude unirme, con la “excusa” o error de que “ya no existía”. Pues vaya, deben ser partidas que tiene una vida media de 2 segundos, o será que me tienen manía y se cierran cuando aparezco yo a unirme.
  • Tirones en efectos y disparos: hay ciertas armas que tardan un tiempo en responder desde que se aprieta el gatillo del mando hasta que en la pantalla se visualiza el efecto gráfico y sonido del disparo (por ejemplo, sin ir más lejos, en la primera pistola que tenemos o al disparar a ciegas en una cobertura). No he comprobado al 100% si esto realmente produce el mismo efecto al querer abatir a un enemigo (más que nada porque son inmortales y no mueren con la pistola, pero era de esperar que pasase esto).
  • Suerte con las granadas. Así porque sí, al querer lanzar una granada desde una cobertura alta (una pared comúnmente) el juego suele lanzarla de forma que nos suicidamos.
  • Movimiento rápido y combate CaC: es bastante complicado moverse en caso de emergencia para escapar (si es que podemos llegar a intentar escapar, porque igual nos viene el Host a matarnos de 2 tiros). Pero lo que sí es realmente caso perdido es el combate cuerpo a cuerpo. Suerte y un premio a los afortunados que logren realizar con éxito un combate cuerpo a cuerpo (general y casualmente, los Hosts y los que tienen buena conexión, por raro que parezca).
  • Por último, el juego podría incluir algún modo individual, de misiones de campaña, aleatorias, o simples partidas con bots. Más que nada para amortizar el juego cuando está todo lleno de jugadores que no mueren.

 

Dejemos las carencias y pasemos a otros ámbitos generales del juego, porque no todo va a ser malo. Aunque lo lógico sería hablar del sistema de coberturas, clave del juego, voy a hablar primero del sistema de mapas. Es muuuy curioso.

Resulta que el juego en sí no tiene ninguna serie de mapas predefinidos. Es tan interesante como que el mapa final en el que jugamos se compone de 3 submapas. Antes de la partida, los jugadores votan sus preferencias para esos 3 submapas. Hay varios submapas, por lo que la variedad de mapas propiamente dichos es bastante grande (si no recuerdo mal como mínimo cada submapa tiene 4 opciones, y 4x4x4 nos daría en este caso 64 mapas completos creables). El mapa final es la elección ganadora de cada submapa. Los 3 submapas se juntan entre ellos y da lugar al mapa completo. Este sistema es único y muy interesante; podemos resumirlo como que el juego tiene un mapa dinamico con más de 64 combinaciones distintas.

special forces team x cobertura pecheneg

Por otra parte, voy a pasar al propio sistema en tercera persona. Realmente no tiene que envidiar al sistema de otros grandes juegos; está bastante bien hecho. Como en otros juegos, nos cubrimos, podemos agacharnos y levantarnos a voluntad (también podemos cambiar posición sin estar a cubierto, un punto a favor interesante). Y un punto bastante positivo, que muchos juegos lo hacen fallar, es el buen sistema de asomar por la cobertura para efectuar los disparos. Muchos juegos en tercera persona (mismo el ejemplo que puse al principio, Gears of War) hacen que el jugador SE ASOME POR COMPLETO para disparar, lo cual no tiene sentido, porque para eso ya no nos cubrimos. En este juego, aunque podía ser algo más discreto aún, está bastante bien. Sobre todo en los disparos de cobertura hacia enfrente y por encima de la propia cobertura, que no nos asomamos del todo (no nos levantamos, sino que seguimos medio-agachados). El sistema de disparo a ciegas es neutral, está bien como en otros juegos, no tiene nada que mejorar ni nada mejor que otros. Eso sí, los efectos tienen ciertos fallos menores gráficos, como desincronización con el momento de querer disparar y que el tipo dispare, o sencillamente un efecto de centelleo del personaje algo negativo.

El juego tiene ciertos guiños. Hay un objeto consumible (como las granadas) que son perros. También podemos coger motosierras que hay por el mapa.

¡¡¡VEN AQUÍ QUE TE VÍA CRUJIIIIIIIIIR!!!

¡¡¡VEN AQUÍ QUE TE VÍA CRUJIIIIIIIIIR!!!

 

Para terminar, citemos la personalización del soldado. Aparte de escoger una de las varias armas que hay disponibles (principales y secundarias), y sus múltiples y variados accesorios, podemos cambiar la propia skin del personaje. Podemos cambiar cara y atuendo (parte superior, inferior, accesorios, cabeza…), así como el estilo del camuflaje. En este aspecto el juego está bastante completo.

 

RESUMEN FINAL

Como nota le di un 5. Porque el juego, quitándole los fallos gráficos mejorables y, sobre todo, el dinámico sistema de vida y daño en el que un día se mata de 10 tiros y otro día de 25, pues el juego está muy completo y potente: el gran sistema de mapas dinámicos, la variedad general de armas, accesorios y pertrechos, la personalización de los personajes y el sistema general de combate, son cosas bastante interesantes que hacen de este juego un buen juego. Pero es una pena que el sistema de daño, y en menor gravedad, la baja calidad gráfica de los gráficos tipo cómic amarguen el juego