Análisis Alien Colonial Marines: Los Xenomorfos se han vuelto amorfos

 

Que la palabra “Alien” no va ligada a calidad es algo tristemente usual tanto en el mundo de los videojuegos como en el universo cinematográfico.

La saga Alien comenzó de una manera brillante, considerada por todos como una obra de culto, Alien El Octavo Pasajero arrasó en las salas de proyección de todo el mundo. El éxito fue debido a la brillante dirección de Ridley Scott y al genial H.R. Giger que diseñó al monstruo que aterrorizaría a más de uno en las salas de cine en el año 1979. En el año 1986 James Cameron continuó con gran pericia la saga haciendo una digna sucesora. Esta entrega recibió el nombre de Aliens: El Regreso.

Por desgracia la buena racha terminó precipitadamente con una tercera entrega por debajo de lo esperado y una nefasta cuarta entrega que destruía el propio canon de la saga. Aún así las cosas no se quedaron ahí y sacaron dos tremebundos spin-off que mezclaban con total desacierto el mundo de los Predator con el universo Alien. Tanto Alien como Predator podrían cuadrar sin problema en el mismo marco, sin embargo, debido a una nefasta dirección los films fueron un absoluto fracaso.

En los videojuegos, la saga Alien ha tenido momentos de brillantez. A principios de siglo Alien VS Predator 2 impresionaba tanto a la crítica como a los jugadores convirtiéndolo en un juego de acción con toques de survival espectacular. Sin embargo también ha tenido momentos de dejadez absoluta, el remake de Alien Vs Predator fue un fiasco increíble que consiguió poner de acuerdo a todo el mundo con que el juego era más que mediocre.

Podríamos decir que  Colonial Marines es un título sobresaliente, que esta a la altura de las expectativas generadas. Pero mentiríamos vilmente. Esta entrega de Alien no es solo mala, es prácticamente basura. No es un argumento fundado y con unas flojas bases, en absoluto, en este análisis revisaremos cada uno de los apartados del juego para que podáis comprobar por vosotros mismos que esta entrega, por desgracia, es muy deficiente.

aliens-colonial-marines-xbox-360_30985-1

 

Más que efectos, defectos especiales.

Gráficamente Colonial Marines se ve como un juego de la generación anterior. A finales de la presente generación es casi un insulto a la inteligencia que un juego se vea de tal forma.

Las texturas se observan plásticas e irreales desde lejos, desde cerca directamente son un conjunto de píxeles desordenados que intentan recrear con poca fortuna el entorno futurístico de Alien. Los Xenomorfos son los modelos mejor elaborados del juego ya que su diseño es bastante realista y fiel al diseño original de las primeras películas, aún así sus movimientos no acompañan al modelado pues se mueven de una forma excesivamente aparatosa. Mientras tanto, nuestros protagonistas, los marines espaciales,  son tan realistas como un action-man y se mueven prácticamente igual de bien que uno, es decir, ortopédicamente.

Los efectos de partículas no parecen haber sido invitados a la fiesta, pues no hacen acto de presencia prácticamente en todo el juego. Mientras tanto, el apartado sonoro invita a apagar los altavoces. Las armas suenan a lata sacándote fácilmente de la escasa inmersión del juego.

Aún así el título está bastante bien doblado al español, lo cual es un punto a favor puesto que, por desgracia, cada día hay menos juegos que vengan completamente localizados a nuestro idioma.

AliensCM-Holdout

 

En cuanto a la historia…

…No es la panacea, el guión está llevado con poca soltura y de manera predecible a más no poder. Sin embargo su ambientación es genial y han puesto mucho énfasis en dejar la colonia exactamente igual a como quedó en Aliens: El Regreso.

Así pues podemos observar las piernas del androide en el hangar principal de la Sulaco, la nave de guerra que transportó a los marines a Hadley’s Hope, la emblemática colonia de LV-426, el planeta donde se desarrolla la primera y la segunda película de Alien. La cantidad de guiños hacia las cintas es enorme, también podemos observar las torretas sin munición que protegieron a los supervivientes en las salas médicas.

La historia se desarrolla inmediatamente después de lo sucedido en Aliens. Los marines coloniales son enviados a LV-426 como respuesta a la petición de socorro del Cabo Hicks, el cual alerta a las fuerzas coloniales de los extraños sucesos que se están dando en el planeta informando de que la mayoría de sus compañeros han muerto en combate.

Una vez lleguen allí los aguerridos soldados se verán inmersos en una guerra sin cuartel contra todo tipo de amenazas, pues no solo los Xenomorfos les pondrán en aprietos, si no que las fuerzas paramilitares de Weyland-Yutani tratarán de borrar también lo ocurrido.

 

Juguemos a un juego

En términos de jugabilidad estamos seguros de que los desarrolladores querían gastar una broma cuando presumieron de la gran inteligencia artificial de la que gozaban nuestros simpáticos y amigables alienigenas. En los diarios de desarrollo presumían sobre que los Xenomorfos actuaban como en las películas buscando cazar y aniquilar a sus presas de una manera inteligente. Huyendo, escondiéndose entre las sombras y buscando el momento adecuado para atacar.

Pues bien, si una forma inteligente de asesinar marines armados hasta los dientes es saltar encima suya, volver hacia atrás, saltar de nuevo y así repetidas veces, creemos que los pobres alienígenas están en un escalón de la cadena alimenticia bastante por debajo del humano siendo igual de peligrosos que un asustadizo hamster.

En algunos momentos nos sentiremos agobiados por la gran cantidad de enemigos en pantalla que intentarán acabar con nosotros consiguiendo que la esencia de la saga quede intacta en ese aspecto. Algo bastante ilógico es que aunque tus compañeros estén más cerca del enemigo, la mayoría intentarán ir directos a acabar contigo ignorando a tus aliados. Además la IA de nuestros compañeros también carecerá de lógica alguna, atacarán aleatoriamente y con poca eficacia.

Los enfrentamientos contra otros humanos son una verdadera lotería en la que por mucho que lo intentes tu habilidad no importará en absoluto puesto que los enemigos apenas fallan sus disparos y se centraran en dispararte siempre a tí haciendo creando momentos verdaderamente injustos.

Algo interesante y digno de mencionar es que a lo largo de la campaña subiremos de nivel repetidas veces pudiendo así desbloquear multitud de aparejos para nuestras armas, algo bastante original. Además, también podremos utilizar armas legendarias de la saga, como la escopeta del cabo Hicks entre otras, para desbloquear estas míticas armas tendremos que explorar el mapa a conciencia.

El juego, en una dificultad media puede ser completado en unas seis horas, una cifra verdaderamente ridícula.

aliens-colonial-marines-img594173

Valoración final

Cuando dieron la gran noticia de que Alien: Colonial Marines continuaba su desarrollo la recibimos con mezcla de ilusión y miedo, ahora podemos asegurar que nuestros temores no eran infundados.

Esta entrega no está a la altura de lo esperado, ni si quiera está a la altura de un juego comercial con una gran inversión de capital a sus espaldas. Su jugabilidad es escasa, sus gráficos son nefastos con un sonido bastante cutre y una historia que, pese a mantenerse fiel a la saga, no tiene el suficiente gancho.

Puede parecer, leyendo el análisis que el juego no merece la nota que le ha sido puesta. Desde luego, su ambientación es bastante buena y con eso algunos pensarán que puede rozar incluso el aprobado. Por desgracia esto no es así, el juego desprende un tufo a desgana y mal trabajo que solo puede ser realmente observado si se ha probado el título a fondo, algo la verdad, para nada recomendable.

La idea posiblemente es buena, desde luego, y sus virtudes suenan más boyantes que sus defectos en el papel, pero una vez es jugado, rápidamente te das cuenta de que, lo que estás jugando es algo inacabado, lanzado al mercado sin ganas esperando ganar dinero de los fans de esta maltratada saga. Es eso posiblemente lo que justifica su mala nota y es algo que se puede notar perfectamente en las fases en las que matamos a otros humanos puesto que se hacen prácticamente insufribles e injugables.

Sinceramente no recomendaría la compra de este título ni a los más fanáticos de la saga. Pese a todo y si lo habéis jugado esperamos vuestras opiniones tanto en la caja de comentarios de abajo como en facebook o twitter.