La próxima Xbox no será retrocompatible y usará arquitectura x86

 

Nuevos rumores aparecen de la mano de Bloomberg y que sitúan la nueva consola de Microsoft en un plano que no gustará a los usuarios. Parece ser que los juegos de la actual Xbox 360 no funcionarán con la próxima consola, eliminando así una cuota de mercado bastante alta.

Esta decisión según la fuente, habría sido provocada pensando en reducir costes en la consola y para favorecer la creación de juegos para la nueva consola. Aunque quedaría la posibilidad de que pudiera optar a la compatibilidad a través de la nube con el servicio Agawi.

Por otro lado y al igual que en PlayStation 4, AMD sería la encargada de suministrar los procesadores de la consola, de ahí al gran parecido con la consola de Sony.


Contenido relacionado