Reflexiones sobre la nueva generación

 

Nos encontramos ya inmersos en plena recta (aún no final) para el lanzamiento de la nueva generación de videoconsolas y todavía son muchas las voces que se preguntan cuál de las tres grandes compañías se llevara la corona para le next gen. Sony, Nintendo y Microsoft ya tienen sus productos a punto, así que la duda que nos queda a todos los usuarios y fans de los videojuegos es: ¿Cuál cumplirá con todas nuestras expectativas?

 Por ahora, según las últimas noticias, parece que será Sony con su nueva Playstation 4 quien se lleve el gato al agua. No sólo porque la compañía japonesa ha sido un referente desde los tiempos de Playstation, sino porque en esta ocasión ha sabido compensar el fallo de su anterior creación, ajustando el tiempo para no perder el tren. Si todo sigue el curso actual, Sony será fiel a sus fechas y la consola saldrá para navidades de este año. Más allá de eso, parece que ofrecerá una experiencia jugable revolucionaria y una sistema cómodo a la hora de programar, lo que es un aliciente para las third parties. Además, la postura tomada por la compañía en la reciente discusión acerca de la posibilidad, o no, de poder compartir los juegos descargables ya ha hecho que se gane el favor de muchos fans, lo que en una situación como esta es verdaderamente importante.

En el otro rincón se encuentra Microsoft y su nueva XBOX. La compañía americana siempre se ha definido, desde que entró en el mercado, por ofrecer productos de una potencia envidiable, apoyada por todos los recursos y exclusividades que puede permitirse la compañía de Bill Gates. El problema: Aún no se sabe casi nada. Se han hecho muchas promesas pero es posible que tanto misterio termine pasándole factura. Desde Microsoft saben que esto no es un juego de azar, no se trata de una cuestión de suerte (para eso que entren en Botemanía y echen una manos a la Ruleta online) por lo que en la presentación del próximo E3 deberán poner toda la carne en el asador y ofrecer algo realmente impactante. Por lo pronto, la afirmación de la compañía de que la nueva consola competirá más con Apple TV y Roku (otro servicio en streaming) ya ha creado mucho interés. Esperamos poder verla a lo largo de 2013.

 Y por fin queda Nintendo y su Wii U. Lamentablemente, mucho deberán cambiar las cosas para que la compañía nipona, madre de Mario y Zelda, pueda competir en igualdad de condiciones con el resto. Wii U ha sido la primera en llegar, pero técnicamente está a años luz de lo que prometen sus competidoras y carece de la originalidad que hizo que de Wii una de las consolas más exitosas de la pasada generación. No obstante, nunca hay que perder la esperanza, y menos cuando se cuenta con gente como Miyamoto y sus nuevas creaciones detrás.

 Para final de año saldremos todos de dudas (y volveremos a tener uñas).


Contenido relacionado