El Pájaro Carpintero Ruso y los Andamios de Grid (Black Ops)

 

A quienes jugáseis al Black Ops 1 multijugador: haced memoria y recordad el mapa “Grid”. A quienes no lo jugasteis, o quienes no recuerdan de memoria el nombre del mapa, contemplad la siguiente imagen:

carpintero-grid

 

Una visual del mapa Grid del que hablo. Pero a lo que vamos: ¿qué es ese gran amasijo de hierros que se ve al fondo? ¿Nadie se preguntó nunca qué pestes es eso? ¿Andamios?

 

Pues nada de eso. Señoras y señores, he aquí el sistema soviético Duga-3, un radar sobre el horizonte (OTH), que actuaba de escudo antimisiles. Aunque no podía destruir misiles, podía detectar su llegada, para preparar una defensa militar.

 

carpintero-1

El gigante de hierro.

 

La peculiaridad del Duga-3 en comparación con otros sistemas soviéticos de detección de misiles fue el poder detectar los misiles enemigos mucho antes de aproximarse a la zona, lo cual permitiría realizar los preparativos con más tiempo. Aunque el Duga-3 no nació de repente: fue un proceso evolutivo, que nació con el Duga-1, el cual fue capaz de detectar un misil de prueba a 2.500 kilómetros de distancia. El Duga-2 pudo detectar misiles lanzados desde mayor distancia y desde submarinos.

Finalmente, el sistema Duga-3 fue implantado no en una, sino en dos estaciones militares: una en Siberia y otra cerca de Chernobyl; esta última base es la que protagoniza el mapa de Grid. Una curiosidad: el nombre terminal del mapa Grid en PC es mp_duga, haciendo referencia al gigante de hierro que aparece en el mapa.

 

 

¿Y a qué viene lo del Pájaro Carpintero? La historia no termina aquí. A principios de 1976, en prácticamente todo el mundo se empezó a percibir una extraña, misteriosa y muy potente interferencia de radio. Esta interferencia recibió el nombre de Pájaro Carpintero, debido al característico sonido que mostraba (aquí se puede escuchar la señal).

A una potencia estimada de 10 megavatios, esta interferencia distorsionó muchas trasmisiones de radio, e incluso en ocasiones pudo colarse en las líneas telefónicas. Cansino sería vivir con ese ruído, por lo que se empezaron a diseñar y fabricar filtros para eliminar la señal del Pájaro Carpintero.

 

carpintero-2

 

Hubo que esperar hasta 1989, cuando el sistema Duga-3 fue dado de baja. Algunos años antes se bajó la potencia del sistema Duga, pues las interferencias fueron menos frecuentes y menos molestas.

La Comisión Federal de Comunicaciones realizó un estudio del Pájaro Carpintero, pocos años antes del apagón del Duga-3. Los resultados del estudio declararon que, en ocasiones, la señal portaba, al mismo tiempo, tres frecuencias (de 10, 16 y 20 Hz), siendo la primera la más usual. El ancho de banda de los pulsos de esta interferencia era de 40 kHz.

 

No estaba muy claro el origen y el por qué del Pájaro Carpintero (ni siquiera se sabía que era ruso). Rápidamente saltaron teorías conspiranoicas, creyendo que podría tratarse de un sistema de control mental o capaz de modificar el clima. Otra teoría más razonable narraba que el Pájaro Carpintero podría ser una emisión dirigida desde el bloque soviético hacia occidente, para interferir en las emisoras de radio, simplemente por tocar la moral. Esta teoría fue desechada cuando se supo que emisoras de Rusia sufrían el mismo problema. Por lo que la teoría que acertó fue la que afirmaba tratarse de un Radar sobre el Horizonte, vamos, lo que es el Duga-3.

 

La búsqueda del origen de la señal acertó, calculando que era emitida desde Ucrania. La OTAN no comunicó el conocer la existencia precisa de la fuente del Pájaro Carpintero, y denominó al sistema Duga-3 con el apodo “Steel Yard”.

 

La desaparición de la señal fue, obviamente, causada por la desactivación del sistema Duga-3. Ninguna fuente oficial ha explicado la razón del desmantelamiento de las instalaciones Duga, pero están bastante claras las razones: la perfección y montaje de nuevos y mejores sistemas de detección, y el final de la Guerra Fría.

 

Y aquí concluye la historia del Duga-3 y el Pájaro Carpintero Ruso. La gran antena sigue en pie hoy día (¡a ver quien es capaz de desmontar eso!), aunque obviamente no se encuentra en funcionamiento, siendo un “enclave turístico” (ya de paso se amortiza la visita a la ciudad fantasma de Pripyat pasando por el Duga-3).


Contenido relacionado