Mesa Redonda: Nuestra opinión sobre la Next-Gen

 

51690

Con las nuevas consolas ya presentadas en el E3 de este año, queremos daros a conocer la opinión que tenemos cada uno de los miembros del staff que han podido participar en esta mesa redonda de hoy. Conoceréis nuestras opiniones sobre Playstation 4, Xbox One, la segunda mano, el DRM implantado por Microsoft en su consola… ¡Esperamos no dejarnos detalle! Sin más dilaciones, empieza nuestra mesa redonda:

 

Esteban García Marcos: Libertad jugable, pero no de uso

La nueva generación me ha dejado un sabor realmente agridulce. Cuando era pequeño imaginaba los juegos de la actualidad como un mundo abierto, persistente, de infinitas posibilidades y con historias que quitaran el hipo. Y sí, ahora tenemos mundos abiertos, persistentes a veces, y las historias… bueno, la madre rusia se tiene que estar acordando de todos sus villanos malísimos que han extendido el mal en la mitad de los juegos.

Durante este E3, lo que más he visto ha sido una falta de ideas enorme. Pocas IP nuevas y las pocas que hay la mayoría se parecen a otros títulos de la presente generación, los creativos deben de estar de huelga general o encerrados en un zulo amenazados de muerte.

Lo que si que ha habido en este E3 son segundas partes, terceras, cuartas… octavas. He tenido la suerte, o la desgracia de ver la mayoría de las conferencias y debo decir, que sin duda, la que más vergüenza me ha dado ha sido la de Nintendo. En ella veíamos como mostraban con orgullo el nonagésimo Mario, el octavo Mario Kart. Y no nos olvidemos de lo que para Iwata es “Un nuevo título” cuando se refiere al anquilosado Donkey Kong, cuyas increíbles innovaciones técnicas son que se puede observar nítidamente el pelaje de nuestro simpático y jubileta gorila, mientras que las jugables son que ahora puedes manejar a su hija ¡Un hurra por Nintendo!

Pero la gran N no está sola, Ubisoft se esforzó bastante en competir con la empresa nipona por el premio de peor conferencia del año. Lo más interesante, la presentadora. Nos enseñaron como novedoso un trailer de Watch Dogs que llevaba días filtrado en la red (Ojo, una de las mejores IP anunciada sin duda). Además se tiraron tres cuartos de la conferencia hablando sobre juegos, que, verdaderamente, no interesan en absoluto en una conferencia sobre fanáticos del mundo de los videojuegos. Los últimos 15 minutos fueron bastante interesantes debido a la presentación del nuevo Tom Clancy’s y del trailer del Assassin’s Creed 4.

Trailer en el que nos dejan claro que hay ballenas, cosa que ha parecido difícil de implementar debido al bombo con el que lo anuncian. De hecho diría que han dedicado más tiempo en hablar sobre ballenas que en hablar sobre la historia del videojuego, historia que lleva dando bandazos desde revelations, pero que suplen con “libertad” de movimiento y escenarios “gigantescos”.

EA no es precisamente santo de mi devoción, pero cumplieron con lo que prometieron de una forma muy efectiva.

Respecto a las consolas, veo firme ganadora a Xbox One, ganadora en pisotear los derechos del consumidor, en vendernos un lector de DVD que reproduce juegos, y en insultar a la cara a los consumidores esperando arrasar. Cosa que espero que no consigan, puesto que de ser así es que algo va muy pero que muy mal. Veo a Sony ganando esta vez la batalla y sobreviviendo, como ha hecho desde que nació su primera consola. Sin embargo, prefiero continuar jugando en PC, lugar donde tengo verdadera libertad de elección y no tengo que pagar para jugar online.

 

Noentiendero: ¿Hola, SEGA?

Parece ser que SONY (o la Free Software Foundation, ¡O SEGA!, ¡O TODAS JUNTAS!) ha(n) regalado un alijo de droga a Microsoft, y de ahí salió Xbox One. ¿Hola? ¿Microsoft? ¿Sois americanos o sois suicidas-japoneses-en-Zeros?

Sencillamente, SONY lo tiene facilísimo, nada más salir ninguna de las dos consolas, se ve que ha vencido… vencido sin hacer nada extraordinario, básicamente, siguiendo los pasos de la anterior generación, incluso un pelín peor (cobrando por el online, cosa que, visto lo visto, no ha impactado de forma negativa en la comunidad). Por eso digo yo: tan fácil es hacerle frente a Xbox One, que… ¡AHORA SÍ QUE SÍ! ¡SEGA, VUELVE! ¡DREAMCAST 2! ¡EL MOMENTO QUE ESTÁBAMOS ESPERANDO!

 

Alberto Infante: Sony lo tiene muy fácil

Con lo que más se ha quedado la gente después del E3 es con las barbaridades de Microsoft, quien ha hecho oídos sordos a los consumidores y ha demostrado la prepotencia característica de la típica multinacional. Microsoft ha pensado: nosotros mandamos, así que haremos lo que se nos antoje porque somos más listos que nadie y nos llamamos Microsoft. Craso error. Por suerte parece que la gente no se va a dejar mangonear con facilidad y muchos fans (incluso ácerrimos) de Xbox van a pasarse a la competencia. Los pecados de Microsoft son varios y aquí todos los sabemos; pero sin duda para mi el más grave ha sido el no aprender. Tras la primera conferencia de Sony presentando la PS4 hace ya algunos meses, Microsoft tuvo la oportunidad de aprender de los errores de su rival y llevarse el gato al agua, pero no, decidieron seguir firmes en sus credenciales y no escuchar a nadie.

En cuanto a Nintendo, creo que mi compañero Esteban ha resumido a la perfección su estado actual y no parece que sea un rival fuerte ahora mismo.

Entonces nos queda Sony, con su nueva máquina a 399€ (recordemos que la PS3 costó 600€ en su lanzamiento) y que en mi opinión ha optado por no hacer grandes cambios, simplemente han introducido algunas cosas que creyeron eran las necesarias. Esta jugada más “conservadora”, parece que les ha salido bien, pero sobre todo por el descalabro de su máximo rival. Habrá que esperar todavía algunos meses hasta que las consolas salgan al mercado, pero sin duda Sony parte con ventaja y tiene todo para triunfar en esta nueva generación.

 

Daniel García: Xbox se equivoca y cava su propia tumba

Como todo el mundo sabe, Microsoft fue la primera compañía en mostrar al mundo su consola de próxima generación (antes de ello Sony habló de que habría una Playstation 4, pero no dio ningún tipo de información al respecto).

En la presentación de la nueva Xbox, llamada Xbox One se dio a conocer su diseño y  gran parte de sus características, algo que dejó mucho que desear en los dos aspectos. En cuanto a diseño es una consola grande, “como una gran caja de zapatos” llegan a decir algunos. Sus características decepcionaron a la gran mayoría de los usuarios, ya que dejaron de lado los videojuegos y se centraron en mejorar temas de menor importancia.

Desde el momento en que finalizó la presentación de esta nueva consola, las acciones de Sony (principal rival de Microsoft en cuanto a consolas) aumentaron hasta un 9%, algo que iba dejando cada vez más claro a quién pertenecería la nueva generación. Pero esto no fue todo; Playstation 4 todavía no se había presentado y aún quedabas muchas dudas por resolver.

Todas estas cuestiones que los usuarios tenían se resolvieron el día en que se presentó la consola de próxima generación de Sony que, realmente, nos dejó impresionados. Un diseño acertado; consola no muy grande y elegante, a la par que sus características, que están completamente centradas en los videojuegos.

Javier Gómez: Qué decir que no se haya dicho ya, seguiré fiel a Sony pero…

He de reconocerlo, cuando vi el evento de la XboxOne, aluciné como un niño chico con zapatos nuevos, me quedé atónito con la gran cantidad de “pijadas” que contenía y que hacían más fácil el “día a día” de cada uno, si todo funcionase como debiera funcionar claro está. Quitando atrás un poco el aspecto (ya que como todos nos imaginamos, el primero es prototipo, luego seguro sacarán una slim o algo que elimine semejante bicharraco, refiriéndonos siempre al tamaño), ya que presentaba algo sencillo a la vista, cuadrado, mitad diagonal, mitad lisa, vale (y enorme si, pero obviemoslo un momento por favor), el mismo mando (cambia muy muy poco como habréis podido comprobar) y con Kinect incorporado (que en mi opinión por eso cuesta cien euros más que PlayStation 4, ya que ésta última no contiene la camarita). Hasta ahí, todo genial hasta que nombraron la palabra “segunda mano” y en ese momento todo se fue cuesta abajo (Esperanzas, público, acciones…). Hay unas cuantas razones más para pensar que Sony es la clara ganadora de esta generación, pero vamos a darle algo de cuartelillo a la propuesta de Microsoft.

Es cierto también, que todo eso de que esté veinticuatro horas conectada a internet y necesite un acceso casi diario, es algo pues que da para pensar, pero chicos, se que alguno habrá que no lo haga (como es mi caso); hoy en día ¿Quién apaga el router de su casa? (Dejadlo en los comentarios y dadme una patada en la boca por favor jaja) no en serio, se nota que quejarse es gratis y el día que MS nos diga que tendremos que pagar por quejarnos nos centraremos en lo que realmente importa, la jugabilidad, los gráficos y el infinito modo online.

Porque, todo esto de una nueva generación de consolas, suponemos que será por una mejora en los gráficos ¿no? Si no a saber a que viene, o para que lo necesitamos, teniendo juegos de la calidad gráfica como el recién ‘The Last Of Us'(¡Que menuda obra maestra por dios!), los próximos ‘Beyond: Two Souls’ o ‘GTA V’, los tan aclamados ‘Unchateds’, ‘Batmans Arkham’ o mil títulos más, como ‘Battlefield’ o ‘Call Of Duty’ que tienen un modo historia con una ambientación y unos gráficos impresionantes (¿Son todos de acción no?). Así que sigamos pensando que todo esto es para mejorar los gráficos, que ya por lo menos sabemos que para mejorar la jugabilidad del usuario no es (a las pruebas me remito: XboxOne: juegos compartidos máximo 10 veces, no se puede usar en dos consolas al mismo tiempo; Sony: ¿Quieres jugar online? Paga el PS+…)

Así que en definitiva no estoy muy de acuerdo con la política de ninguna de las compañías, bien es cierto que me decanto por Sony, pero no desde ahora, si no desde siempre, nunca he tenido una Xbox y tras ver lo de la segunda mano, al parecer nunca la tendré (Estamos en crisis chicos, lo siento, no todos los juegos te los puedes permitir a 70€), además del resto de “tonterías” (tamaño más reducido, cien euros más barata, etc). No se si te he aclarado más las ideas o te he hecho un lio, pero te aseguro que alguien se decantará por la XboxOne en lugar de la PlayStation 4, sorprendente si, pero cierto.

Josep Carceller: Bye bye Nintendo y Microsoft…

Bueno, después de ver en el E3 las conferencias de las principales compañías me animé un poco y redacté esto. En el post afirmaba que Sony le había pegado un ¡ZAS EN TODA LA BOCA! a Microsoft que se viene mereciendo desde que empezaron a hablar de Xbox One. La privacidad del usuario parece estar comprometida, el DRM, la segunda mano, el precio… Allí di a Sony como clara vencedora. Sigo pensando lo mismo, pero también es fácil que Microsoft reaccione rápidamente y decida bajar el precio de la consola y quitar el DRM, pero ya habrá perdido un montón de usuarios indecisos que se decantarán hacia la otra consola. Además palabras como las de Don Mattrick que dijo que si no tienes Xbox One te quedes con tu 360, tampoco están ayudando demasiado.
En la generación pasada fui de Playstation, tengo sus portáiles, y en la siguiente generación si Microsoft en Navidades no ha sacado un parche para solucionar los problemas antes mencionados, me pasaré al bando del Dualshock. Total, mis mandos actuales tampoco funcionarán en Xbox One, así que me da exactamente igual. Y como en el pueblo no tengo internet, me quedo con Playstation 4, señor Don Mattrick.
En lo que a Nintendo refiere, no considero que haya sacado un hardware adecuado a los tiempos que corren, por eso ya le escribí un GAME OVER, y no quiero tocar más el tema Nintendo, que tendrá que espabilarse a enseñar que Wii U no es una tableta para la Wii como mucha gente piensa, y tendrá que pensar que no puede vivir sólo de vender 3DS.

Raúl Carrasco: De nuevo la misma historia.

¿Por qué siempre la misma historia? Cuando una de estas compañía esta en lo alto en una generación, llámese Nintendo, Sony o Microsoft, siempre suele pecar en el salto a la next-gen, me explico. Cuando Nintendo tenía la hegemonía del mercado (antes de Nintendo 64), parecía que Sony no tenía nada que hacer, sin embargo, Nintendo parece que pecó al defender y utilizar los cartuchos, quedándose en el pasado. Sony le robó el trono a Nintendo.
Tras PS2, Sony lo tenía todo hecho, sin embargo prefirió anteponerse a su tiempo incorporando el Blue-Ray a su consola, aumentando así en 200€ el precio de Playstation 3 en su salida en comparación con Xbox 360 (para mi gusto la consola por excelencia de esta generación).
Y en esta ocasión es cuando Microsoft ha errado. ¿En qué ha errado? Pues en todo aquello que llevamos diciendo en este periodo de tiempo, desde su precio (en comparación con PS4) hasta en su anti-segunda mano. Por lo que creo que esta generación será muy del agrado de Sony, ya que creo que no tiene un rival muy complicado delante.

Me gustaría también hablar de Nintendo, ya que soy un firme defensor de esta compañía. Es cierto que Nintendo no ha empezado con buen pie en esta generación, y que si lo comparamos con la pasada Wii su situación empeora. Pero chicos…ES NINTENDO, y creo que ha sabido reponerse con el último Nintendo Direct mostrando una serie de juegos que tienen como misión salvar WiiU.

En cuanto a los videojuegos que nos esperan…esperaba mucho más. Me han sorprendido muchísimo Watch Dogs, el nuevo Assassin’s Creeds (alucinante) y algún título que otro. Me han decepcionado: FIFA 14, que lo veo como una versión 2.0 de FIFA 13; PES 2014, al cual se le ha dado más bombo de lo que realmente es; y Call of Duty, al cual nunca he defendido mucho y que lo veo una simple actualización de la versión anterior.

Mi conclusión: Nintendo tiene la capacidad de volver al mercado pisando fuerte, ya que tiene títulos que son capaces de levantar a cualquiera del asiento. Sony ha sido más inteligente que Microsoft en todos los aspectos, ganándole el partido por una gran cantidad de puntos. Aunque en un punto a favor a Microsoft si he de decir que al igual que Nintendo, tiene la capacidad de rectificar y volver a recuperar su trono, sin embargo para eso tiene que trabajar muchísimo (más que Nintendo diría yo).


Contenido relacionado