Ley Estadounidense podría prohibir la conexión obligatoria de Kinect

 

Una nueva acta se está cocinando en Estados Unidos. Con el nombre de “We are watching you”, este anteproyecto legislativo, promovido por un congresista republicano de Carolina del Norte, y otro demócrata de Massachusetts, busca limitar que los aparatos tecnológicos de consumo puedan “monitorizar” a los ciudadanos estadounidenses, y por tanto, tirar su privacidad al retrete.

 

Aquí toca la noticia: Xbox One y su Kinect, que tiene que estar conectado sí o sí para poder jugar. El caso es que, claro, tener conectada una cámara+micrófono siempre, parece un poco “intrusivo”…  podría estarnos Microsoft espiando sin darnos cuenta, a pesar de que fuentes oficiales aseguraron que Kinect no iba a espiar a los jugadores (pero ya conocemos a Microsoft bastante bien para saber que esto podría ser o no ser cierto, y más en un sistema cerrado).

 

De aprobarse esta ley, Microsoft tendría, o bien que hacer otra modificación en la política de funcionamiento de Xbox One, eliminando la conexión obligatoria de Kinect a la consola, o bien realizar una serie de medidas.

Estas medidas incluirían el poder apagar completamente Kinect (lo cual se supone que ya se podrá, pero tal vez debería hacerse a un nivel más alto y permitir desconectarlo), y dar a los usuarios datos detallados y precisos sobre los datos que recoge el dispositivo, cuándo los recoge, quién podrá ver esos datos, y dar notificaciones cuando el dispositivo se enciende y se apaga.


Contenido relacionado