Saints Row IV fue rechazado en Australia por la sonda anal extraterrestre.

 
 

Continua el chismorreo acerca de Saints Row IV, esta vez con razones más “firmes” para la prohibición de este título en Australia. La razón fundamental es la existencia de la “sonda anal alienígena” un arma que puede introducirse en los traseros de los enemigos para acabar con ellos. La parte más baja de esta herramienta traída del espacio exterior es parecida a una espada terráquea, sin embargo la parte superior contiene varios apéndices puntiagudos con un circulo alrededor que parece ser un enorme consolador.

Cuando este arma es usada el jugador se acerca a una víctima vestida por detrás y empuja el arma entre las piernas de la victima, después el personaje aprieta un gatillo que lanza a la víctima por los aires. Después de que la sonda se inserta implícitamente dentro de las doloridas posaderas del enemigo, el área alrededor de su culo se vuelve pixelado, “destacando así que el objetivo del arma es penetrar en el ano del rival o del civil“. Algo totalmente ilógico ya que debido a su nombre todo parece apuntar a que es una máquina de hacer helados ¿No?

Para el conservador comite, este arma es una representación visual de violencia sexual que no está justificada por el contexto y por ello debe ser rechazado.

LLegados a este punto, ¿No es un poco exagerado comportarse de una manera tan cerrada ante un juego claramente orientado a personas mayores de edad? Al fin y al cabo el juego se basa en un descacharrante humor absurdo para mayores.


Contenido relacionado