Xbox One ya no requiere Kinect para funcionar

 
 

Microsoft no para de cambiar su política respecto a Xbox One. Marc Whitten acaba de anunciar que el uso de Kinect no será obligatorio para jugar a Xbox One.

Quizás fue una de las medidas que más disgustó al público cuando fue anunciada, que sin Kinect la consola no servía para nada, ya que no iba a funcionar. Ahora según comentan, este problema ha pasado a mejor vida.

“Como el online, la consola todavía funcionará si Kinect no está enchufado, aunque no seréis capaces de usar ninguna de sus características o experimentar los exclusivos usos del sensor”, dijo Whitten.

“Cuando Kinect está enchufado, tienes la posibilidad de desconectar el sensor en las opciones de la consola. Cuando está en este modo, el sensor no recoge ninguna información. Cualquier funcionalidad relacionada con voz, vídeo o gestos no funcionará”.

“Si estás en este modo y entras en una experiencia exclusiva de Kinect, recibirás un mensaje preguntándote si quieres activarlo para continuar”.


Contenido relacionado