Obras Maestras: ICO

 
 

Portada

Hay situaciones en las que no sabemos si comprar una consola u otra, si decidirnos por una compañía o por otra. ICO fue en 2001 un caso claro de esta situación; es un juego que sirve como excusa perfecta para adquirir una Playstation 2, una consola que necesita un juego como este para explotar su potencial.

ICO es un juego que exprime las características de nuestra querida Playstation 2, un título que puede presumir de ser una obra maestra. Presenta historia que no necesita de la realidad para crearse, unos personajes ficticios, nacidos para quedarse dentro del disco. No necesita una segunda parte, lo único que necesita es ser jugado…o mejor aún, necesita ser DISFRUTADO.

Por todo ello y más de lo que hablaré a continuación quiero dedicarle un capitulo especial a este título, un capitulo en esta sección de obras maestras. Para aquellos que me conozcan un poco sabrán que no soy un jugón asiduo de títulos actuales (aunque si los juegue), sino que me gusta deleitarme con aventuras pasadas, lo que hoy se puede llamar un jugador de la vieja escuela. Por ello elegí este título, que es para mi uno de los videojuegos que se pueden encontrar en el TOP 5 de videojuegos de Playstation 2. ICO, señoritas y caballeros.

09E31351A

Se puede definir ICO con varios adjetivos, pero el más adecuado para mi gusto sería el de ‘sutil’ o ‘sensual’. ¿Y por qué? Pensadlo por un momento: un videojuego sin apenas diálogos, con poca acción, cuya dificultad reside en los puzzles y avanzar por los escenarios, con un palo de madera como arma y cuyo enemigo final no nos cuesta apenas trabajo y que sin embargo nos deja boquiabiertos y con la sensación de decir al acabarlo: que juegazo.

No quiero hacer un resumen del juego ni mucho menos porque creo que hacer estos sobre un juego ya conocido es caer en un error, sin embargo si quiero hablar de algunos aspectos. La historia narra la típica historia de un cuento, donde un héroe, que aún no sabe que lo es, debe de salvar a una doncella en apuros. Pero pese a ser una historia ya muy machacada, TEAM ICO la reescribe de modo que el cuento deje de ser una historia común para convertirse en una obra personal.

ico1p2015

Tengo que decir que la historia muestra una seriedad absoluta y de una sutileza sublime, tratando el videojuego como un libro, avanzando en la historia como si de pasar una hoja se tratase. El juego es corto y se nos hará aun más cuando la historia de Yorda nos abrace con sus pálidos brazos.

En 2001 leí algunas de las críticas que se le dieron a este juego, y se hablaba de unos escenarios de vértigo y paisajes idílicos.
La historia de Ico, nuestro protagonista, transcurre en un inmenso castillo, un castillo que con una tienda de pistolas y muchos coches podría ser perfectamente Liberty City. Inmenso.




TEAM ICO resuelve a las mil maravillas el apartado escenográfico, donde cada lugar del castillo, acompañado de un perfecto movimiento de cámara, nos hará deleitarnos con el paisaje. Para aquellos amantes del arte parecerá estar recorriendo una obra de Giorgio de Chirico.

Todo ello se une a un apartado gráfico espectacular, donde los 60 hz con los que podíamos jugar resultaban más de lo que era. Los escenarios están cuidados al 100% en cuanto a sus detalles, siendo para la época un juego puntero en este aspecto.

Por otro lado la luz en los escenarios juega un papel crucial, siendo nuestro fiel compañero en todo el viaje. Y no es un término lingüístico lo de ‘fiel acompañante’, porque es cierto que debemos de buscar la luz para refugiarnos de las sombras, las mismas que quieren devolver a Yorda a su celda.

206624-ico_pic01

Mención especial es la que debe de ocupar el apartado sonoro de ICO, siendo cierto que para muchos es un apartado sonoro pobre. Durante el juego no esperéis escuchar algún tema de fondo mientras resolvemos algún puzzle, debemos de conformarnos con el sonido del ambiente, un sonido que es casi mudo, el sonido que presenta una prisión abandonada.

En este aspecto es donde ICO gana mucha personalidad. No necesita de un apoyo sonoro para hacerse grande como ocurre en muchos otros juegos, donde la música es fundamental para hacer una escena épica. ICO se basta con el sonido de los pájaros, el crujir de la madera, la respiración de sus personajes y las pisadas de sus protagonistas, o pisotones mejor dicho.

EN DEFINITIVA: ICO.

ICO tiene personalidad propia, no necesita de un videojuego previo para ser lo que es. Bien es cierto que podemos apreciar la influencia de Another World y Prince of Persia, pero que solo sirven como una base escueta para lo que es un estilo propio.




La propuesta que nos presenta ICO es única: un palo, la misión de llevar a Yorda de la mano y resolver puzzles. Todo ello utilizando apenas botones del mando, haciendo uso de los precisos, unos pocos de botones que nos valdrán para realizar cualquier acción que tengamos en mente.

Ico (3)

Y un aspecto que para mi es muy de agradecer en este título. Durante toda la historia no tendremos el apoyo visual de un medidor de vida, ni de energía, como tampoco del uso de los botones o comandos. Tampoco podremos utilizar objetos que tengamos guardados. ¿El por qué? Por que no es preciso señores, tal y como pensaron sus desarrolladores al crearlo, son elementos que sobran en un juego como este. En definitiva, podemos entender a ICO como la definición de que lo simple es bello.

Por esto mismo, y por ser uno de mis juegos favoritos de Playstation 2 lo he elegido para esta sección de obras maestras. Quiero con esta aportación animar a la gente que aún no lo ha probado, o que no se lo ha conseguido pasar que se anime a ello como una recomendación especial. Y no es que lo diga yo, un redactor amante de lo retro, lo dijo Hideo Kojima con su cara cuando se quedó boquiabierto literalmente al ver ICO en su presentación del E3 correspondiente a ese año. No hace falta decir nada más, ¡jugadlo!, ¡y quien lo haya jugado que se lo vuelva a pasar o que se anime a comentar sus experiencias!

 

ico-003


Contenido relacionado