Nvidia G-Sync liquidará el tearing

Nvidia G-Sync liquidará el tearing
 

Nvidia ha presentado G-Sync, un módulo que irá conectado en monitores, y permitirá eliminar el tearing.

El tearing es un defecto producido en imágenes en movimiento (en el caso que nos concierne, videojuegos), cuando se realizan movimientos bruscos. Por ejemplo, al mover la cámara muy rápido, puede verse la imagen partida, como en este ejemplo simulado. El tearing se soluciona activando la sincronización vertical en los videojuegos, pero es algo que carga bastante la GPU, por lo que en ciertas ocasiones es preferible desactivarlo para dar prioridad a la calidad o fluidez gráficas.

En esencia, G-Sync es una placa de circuito impreso con varios componentes, y funciona como un procesador adicional “conectado” con la GPU del ordenador, que se encarga de hacer, por sí solo, el sincronizado vertical. De esta forma, se sincronizan las frecuencias de la pantalla y la salida de la GPU (lo que vendría siendo el propio Sincronizado Vertical), pero sin que tenga que hacer el trabajo la GPU, pasando a hacerlo de forma dedicada G-Sync.

Aspecto de G-Sync.

Aspecto de G-Sync.

Este módulo irá embebido en nuevos monitores que adopten esta tecnología: de momento se han unido a la ‘iniciativa’ Asus, Benq, Philips y ViewSonic, que esperan lanzar sus primeros modelos a principios de 2014, aunque también pueden ser instalados en otros monitores. G-Sync sólo funcionará si tenemos una tarjeta gráfica Nvidia compatible con la tecnología Kepler; esto es, una GTX650Ti Boost como mínimo.

En breves Nvidia enviará los primeros módulos G-Sync de prueba a modders profesionales, antes de que los fabricantes citados anteriormente vendan sus monitores con esta tecnología implementada.

Para finalizar, a continuación podéis ver un vídeo donde se muestra una comparativa de no usar este sistema a usarlo:


Contenido relacionado