Análisis F1 2013

Análisis F1 2013
 

Otro año más, Codemasters nos presenta acción y adrenalina en su serie de juegos de Fórmula 1, evolucionada de las antiguas obras de géneros similares.

Este último título se mantiene en la línea de los anteriores, en cuanto al contenido más interno, sobre todo gráficamente. Las texturas y la calidad gráfica son aspectos muy parecidos a los vistos en el juego anterior, el de 2012. Cierto es que este aspecto toma mayor notoriedad en consolas que en PC, dadas las limitaciones generacionales. También se notan bajas calidades en texturas cercanas, como los patrocinios de las vestimentas de los personajes (minimizado en la versión de PC), pero es un pequeño detalle despreciable. Obviamente, el juego luciría mejor en la Next-Gen, pero esto es algo que no veremos hasta F1 2014.

F1 2013 AJ Screenshot-6

En cambio, donde se notan cambios es en los efectos: animaciones de todo tipo, más realistas, pequeños detalles… La jugabilidad es bastante similar a la del anterior título, pero mejoró notablemente el control sobre los coches.

El juego cuenta con varios modos, activados una vez creamos a nuestro piloto con configuraciones básicas como nombre y nacionalidad. Modos progresivos, para ir completando carreras y ganar cierto nivel, y modos para jugar carreras rápidas. En los modos progresivos y avanzados, antes de empezar una carrera, veremos una introducción en primera persona entrando en el monoplaza, seguida de un menú interactivo donde podemos ver información sobre el evento, la pista y demás información que, como es común, nos será útil si queremos jugar de forma más realista, analizando el ambiente. Podemos escoger algunas configuraciones personalizadas (aunque se echan en falta más), como el tipo de rueda que queremos utilizar, algo que debe quedar a nuestra elección según nuestro estilo de juego y según condiciones climatológicas: no es lo mismo jugar en seco que en mojado. Este y otros muchos aspectos internos avanzados y realistas del juego vendrán explicados en el tutorial, dividido por partes (pequeñas pruebas y vídeos “decorados” de forma bastante realista como “pruebas de rendimiento”), de forma que los nuevos usuarios puedan familiarizarse con la jugabilidad y las funciones avanzadas del juego.

F1 2013 AJ Screenshot-1F1 2013 AJ Screenshot-5

El Modo Trayectoria es el modo más complejo del juego, en el que, una vez creamos a nuestro piloto, escogemos una escudería y temporadas en las que correr. Cada carrera tendrá sus objetivos, como quedar más adelante de cierto rival marcado. Los resultados influirán en los comentarios sobre la carrera, así como notas de la prensa y mensajes que llegan al piloto.

Desde este menú podemos configurar varios aspectos técnicos de nuestro monoplaza.

Desde este menú podemos configurar varios aspectos técnicos de nuestro monoplaza.

Progresando aspiramos a conseguir más y mejores contratos con los que mejorar nuestro nivel. El modo Mundial Express nos permitirá llegar al escalón más alto en unos pocos eventos.

Hemos nombrado que existe una pequeña introducción, como una Cutscene, al empezar una carrera. No es la única: más animaciones están presentes, al finalizar carreras, y se nota cierta dedicación en la actuación de la gente que se ve. También hay animaciones en la visual en primera persona: por ejemplo, vemos como alzamos las manos cuando ganamos una carrera.
La recreación de todo lo que la licencia de Fórmula 1 da derecho a Codemasters a simular, es bastante fiel y realista a la realidad: circuitos, escuderías, indumentarias, y monoplazas (en estos últimos, además, se nota un gran realismo en el campo sonoro).

El modo Classics nos hará revivir viejas hazañas, de una forma muy realista.

El modo Classics nos hará revivir viejas hazañas, de una forma muy realista.

La inclusión de un modo clásico (F1 Classics) nos permitirá revivir antiguas carreras con monoplazas clásicos, desde un punto de vista histórico con comentarios de fondo y escenarios personalizados. Sin duda, una variante curiosa que nunca viene mal, dada su vertiente realista, incluyendo nombres de verdad, al igual que en los modos actuales.

El modo multijugador no iba a ser menos, con su modo competitivo, y en esta ocasión, también disfrutaremos de un modo de progresión cooperativa.

El juego también denota realismo en ciertas dificultades que se nos pueden presentar, como pinchazos en las ruedas o fallos de funcionamiento del Kers y el DRS (dos “ventajas” competitivas reales de F1 que se nos explican en los tutoriales), lo que nos obligará a pasar por boxes. Esto, unido a un espíritu competitivo obvio traspasado por varios modos de juego, como el Modo Trayectoria. Por otra parte, jugar sucio (chocar contra los rivales “a propósito”, saltarnos curvas, realizar adelantamientos ilegales por los arcenes, etc) serán acciones notorias, que los comisarios juzgarán, pudiendo penalizarnos añadiendo tiempo a nuestro resultado final o desclasificándonos del evento.

Además, cada mapa tendrá sus peculiaridades, donde destaca mucho el clima. Como bien citamos antes, la lluvia afectaría negativamente a la jugabilidad, aumentando considerablemente la dificultad. Lo interesante es que algunos eventos tienen una metereología dinámica: podemos empezar con un dia estupendo y acabar empapados. Hay que tener muy en cuenta esto para escoger bien las configuraciones pertinentes. La lluvia muestra un efecto gráfico genial, muy logrado, que ha captado la atención de la mayoría de jugaores.

F1 2013 AJ Screenshot-8 F1 2013 AJ Screenshot-9

F1 2013 es bastante similar al juego del año pasado, por lo que sigue siendo técnicamente igual de bueno que lo era el anterior. Codemasters hizo su jugada al añadir a F1 2013 el modo clásico, como mayor elemento innovador en el juego. Sin duda, un buen título de carreras y competición para despedir a esta generación.


Contenido relacionado