Amaba a Nintendo, pero la relación se enfrío

Amaba a Nintendo, pero la relación se enfrío
 

Para celebrar la nueva etapa de esta fantástica web, los chicos de Areajugones nos han hecho una oferta muy difícil de rechazar… Que una de las páginas web con más proyección en el panorama videojueguil te ofrezca ser su podcast oficial, es un honor que no se puede dejar pasar.

Yo soy Hansel, el director del proyecto Coolplayer fm y presentador del mismo junto con Zarzaparrilla, Quantic y Bunny Cronnemberg, somos un podcast en el que tratamos el mundo de los videojuegos desde el punto de vista de gente que lleva toda la vida jugando, somos totalmente subjetivos y simplemente os damos nuestra opinión argumentada de los videojuegos que analizamos así como de la actualidad, a partir de ahora en esta misma página nos podréis escuchar y leer.

Ahora que os he puesto en antecedentes, si alguna vez me habéis escuchado, sino os lo digo ahora, despotrico contra Nintendo una media de 200 veces por programa, así que en este mi primer articulo, quisiera echar la vista atrás y bucear en mis más profundos recuerdos de niñez, en donde solamente las palabras Super Nintendo hacían que mi corazón bombeara más rápido, y mi paladar me pidiera zumo de manzana, si, zumo de manzana.. Por alguna extraña razón, tenía antojo de zumo de manzana mientras jugaba a la Super Nintendo, esto ocurrió durante toda mi época con esta máquina, mi madre aun hoy en día tiene un brick en la nevera que ya nadie bebe.

A pesar de tener la Nintendo Nes, solo había jugado al Mario y poco más, en esa epoca me atraía más Sonic y sus colorines en Master System 2, pero hubo un día clave en mi vida videojueguil, ese día fue el que me compraron la Super Nes, con el Super Mario World y Street Fighter 2, un cartucho de 16 megas!!

 

Mi infancia resumida en una imagen

Mi infancia resumida en una imagen

 

El hype fluía por mis venas y tras las primeras partidas, tengo que decir que la experiencia fue, sorprendentemente mejor de lo que me esperaba, aquello era lo que yo quería en un videojuego, en la pantalla de mi tele de 14″ y en un lustroso sonido estereofónico.

¿Quién había sido capaz de conseguir que un tierno niño tuviera su primera erección con un videojuego? Pues Nintendo, ese dios del entretenimiento digital había conseguido plasmar todo el anhelo de un niñato en una consola, ¡El Cerebro de la Bestia!

Todo lo que salía de mi boca sobre Nintendo eran alabanzas, era todo para mi en ese momento, vale que los juegos eran de Capcom, Konami y otras compañías, pero la máquina era bestial.

Ya desde la época de la Nes, Nintendo fue considerada sinónimo de videojuegos y los videojuegos entonces eran hardcore, un entretenimiento para frikis que eramos considerados cuanto menos, raros.

Pasada la epoca de la Super Nes, vino la Nintendo 64, una consola que pese a ser muy buena, fue un punto de inflexión en la imagen que yo tenia de Nintendo.

 

snintendo64-areajugones

Y esta era la Nintendo 64 con su peculiar mando

Para empezar era menos potente que la competencia, y el tema del soporte elegido fue un error a todas luces, el cartucho estaba muerto y Nintendo le alargó la agonía. Cierto es que la consola valía su peso en oro, pero ahora creo que la historia hubiera sido diferente si con la Nintendo 64 se hubieran dado en los morros.

Al ser una consola inferior a la competencia, Nintendo se decidió a innovar y a ofrecer el entretenimiento al que nos tenía acostumbrados, reinventó la saga de Mario, Zelda y otras muchas, dándonos joyas imperdibles para el mundo de los videojuegos, pero darse cuenta que hago y haré mucho hincapié en que la consola técnicamente era inferior, que no peor.

Bien, después de N64 irrumpen con Gamecube, máquina que poseo aún actualmente y que he disfrutado mucho, pero ya las ventas no acompañaron y fue una consola bastante minoritaria, si no me equivoco estaba equiparada en potencia a las dos grandes  o más bien las otras dos, PlayStation 2 y Xbox, pero claramente al menos en mi entorno y en mi país me atrevería a decir, la extrema dificultad que entrañaba chipear esta consola, hizo que no triunfara en ventas, se que más adelante mejoró el tema piratería en Gamecube, pero ya era tarde…

El nombre de "Cubo" le venía genial a la consola

El nombre de “Cubo” le venía genial a la consola

Y aquí viene el origen de mi mal, mi demonio interno nació aquí en este punto, con la presentación de Nintendo Revolution, el nombre me volvía a provocar, a mis años, una leve erección, ya que aún no la habia visto, tenia el hype por las nubes, y finalmente se presentó.

La consola que iba a poner a Nintendo en el lugar que se merecía, a la cabeza de una generacion de consolas, esplendorosa, potencia gráfica, juego online, ¡el futuro!

Pues si amigos, presentaron la Wii, un tremendo absurdo de máquina para lo que me esperaba de la Gran N, en lugar de lo que mi hype esperaba, presentaron una máquina inferior en todos, absolutamente en todos los aspectos al resto de consolas, con una sola baza, la originalidad, la captura del movimiento que encima no iba todo lo bien que se esperaba.

Algo que se podría haber desarrollado como accesorio y que hubieramos comprado todos los poseedores de una máquina de nueva generación de Nintendo, con juego de Mario en Full HD y unos Zelda de quitarse el sombrero, amén de todas las demás sagas y juegos multiplataforma que tambien poblarían el catálogo.

Muchas ventas pero Wii es para mi la peor consola de Nintendo

Muchas ventas pero Wii es para mi la peor consola de Nintendo

Pues no, la Wii ese esperpento dirigido a público infantil debía contentar a los fans de Nintendo sólo porque a ellos les había salido de las narices, y debíamos renunciar a los juegos del momento por pesarnos en una balanza que se vendía a parte.

Pese a todo ello, aunque criticando la Wii, albergué algo de esperanza en mi interior de que la siguiente generación pasara a la historia como el resurgir de Nintendo y en programas antiguos podéis escuchar como me hypeo con las primeras noticias de lo nuevo de Nintendo, cuando aún no se sabia su nombre. Al poco me enteré de que se iba a llamar Wii U y me vine abajo, todo lo que un día fue esperanza se convirtió en despecho, la consola era más de lo mismo, innovando si, pero de nuevo un producto inferior para competir con nadie, de nuevo tendriamos que renunciar a los AAA y conformarnos con ports a medias o versiones muy inferiores de lo que tendrían el resto de consolas.

Y es por esto que, desde entonces, encabezo una cruzada para hacer que Nintendo caiga, no por hacerles daño, por ver como resurge y presenta una consola que guste a los hardcore gamers y a los casual, a los niños rata y a los jugadores serios, a los que hacen la bolsa de té en el halo, y a los que la reciben a todos ellos y a nosotros mismos.


Contenido relacionado