Análisis Call of Duty: Ghosts

Análisis Call of Duty: Ghosts
 

Activision e Infinity Ward vuelven a apostar por un nuevo título de su mítica saga Call of Duty manteniéndose fiel a su estilo pero incluyendo algunas novedades que hacen que este Call of Duty: Ghosts sea algo más apetecible.

Call of Duty: Ghosts llega en el momento clave de cambio de generación, mostrando así dos versiones que, aunque no cambian mucho, lo siguen haciendo tan adictivo como siempre. El cambio principal se nota gráficamente, pero no adquiere una gran diferencia conforme a su jugabilidad.

Esperábamos algo más

Cuando os decía en la introducción que se trata de un título fiel a su estilo, nos referíamos a que en este Call of Duty nos encontraremos más de lo mismo, podemos pensar que Activision ha hecho oídos sordos a cada uno de los fans que pedían un juego algo distinto, que siguiese sus inicios pero que además innovara, ya que, aún sigue siendo igual de adictivo.

En Call of Duty: Ghosts nos encontramos una falta de ideas por parte de la desarrolladora, que nos vendió un título completamente nuevo, y que, al ser Infinity Ward la creadora de la saga Modern Warfare,  se esperaba un cambio en la temática, que comenzó bien con un nombre nuevo: Ghosts, pero lo ha convertido en otro Modern Warfare más. Cada fallo que encontráramos en el anterior título, lo encontraremos en este. Encontraremos más definición en el anterior Black Ops II, pero eso no quita que sea peor, ojo, rechazamos esta ausencia de originalidad, pero Ghosts pide todo lo que se le exige a un Call of Duty.

Como ejemplo de esta “falta de originalidad”, no os perdáis este vídeo, si no lo habéis visto ya, en el que podemos comprobar como la primera escena de este Ghosts es exactamente igual que el final de Modern Warfare 2, cambiando tan solo el transporte y las caras de los personajes:

Todos conocemos el gran éxito que tiene Call of Duty, y detrás de este éxito, viene un indice económico suficiente como para hacer año tras año, como nos vienen acostumbrando desde Activision, el mejor juego posible, siguiendo la misma línea, pero cambiando todo aquello que ves que está mal, como mínimo. Su gran fama, la cantidad de jugadores, la cantidad de críticas que tiene, debería ser necesario como para que, repetimos, año tras año, a los jugadores se les escuche lo suficiente como para cambiar todo aquello que está mal. Bien es cierto que si escucharan a cada usuario, deberían repetir el juego desde cero porque cada jugador es como es y no todos ven los mismos fallos, los hay que darían su voto negativo hasta a los ladridos de los perros pero, si una gran cantidad de usuarios ven un fallo que además es notorio, lo normal sería solucionarlo, no que además lo que te vas a encontrar es que está incrementado. Pequeños detalles que te delatan.

Puede que todo esta falta de ideas se base en que Infinity Ward está trabajando actualmente en el desarrollo de Titanfall, esperado juego de nueva generación que esperemos que cumpla con todo lo se está esperando de él.

El modo campaña – Promesas que no he encontrado

Cuando se anunció Ghosts, desde Activision nos prometieron una nueva historia, menos peliculera y algo más íntima, capaz de acabarla y dejarte con los brazos en alto ya que te habrías convertido en todo un soldado para conseguir tu objetivo. Ese Ghosts que nos vendieron, no es este Ghosts. En el modo campaña nos encontraremos con la historia de dos hermanos que luchan por sobrevivir, en un futuro cercano, como nos viene acostumbrando desde hace unos años, dejando de lado las guerras pasadas.

Que está situada en Estados Unidos, habitual también, y que han sido invadidos por una federación de países sudamericanos enemigos, que tras obtener el control de un misil espacial, destruyen gran parte del continente norteamericano y se hacen con el poder. El hecho de que nos llamemos Ghosts, es que tendremos que actuar entre las sombras, usando el sigilo e intentando que no nos vean. Pero cuando pones en práctica el “hecho”, nos encontramos con otra historia llena de una lucha continua contra el enemigo, que son una gran mayoría y que nos pondrán en una guerra de tiros en los que nunca te faltará munición y que, aunque sean espectaculares, no es más que lo que nos hemos encontrado en otros títulos.

Como principal novedad de este modo campaña tendremos la compañía de Riley, nuestro fiel perro guardián al que podremos usar durante una misión, pero que conforme vamos avanzando en la historia desaparece tomando solo protagonismo en el modo online, en el que gracias a tus rachas de bajas podrás tenerlo como ayudante. Algo que ya ocurría en el pasado Black Ops II.

Eso si, todas las novedades que hacían de la campaña de Black Ops II un juego más ambicioso que el resto, se han eliminado, no podrás elegir el equipamiento antes de cada misión, el villano es bastante plano y predecible, quizás hemos vuelto al pasado y han querido dejar claro que no son el mismo desarrollador. Pero si había en Call of Duty que lo hacía diferente y que llamaba claramente la atención. ¿Por qué quitarlo?

ghosts1-areajugones

En el modo historia este perro será compañero de escuadrón

Vale que tengamos unas 7 horas aproximadas de juego, pero todo se basa en lo mismo, un area llena de enemigos que tendremos que eliminar para continuar, destrozos por doquier que además hacen vibrar toda la pantalla y es cuanto menos molesto. La vida se regenera sola tras esconderte, algo que ya nos tiene acostumbrados el título. Apuntar a los enemigos no nos será difícil, ya que con tener la mira cerca de nuestro objetivo, de un modo u otro el puntero nos apuntará solo al adversario, quedando así expuesto a nuestros disparos y a un claro final. Para llegar a este final, tendremos que acabar cada una de las 18 fases de las que dispone este modo historia en la que además se nos plantea encontrar en cada fase elementos desbloqueables bajo el sobrenombre de ‘Ficheros Rorke‘.

Pero no todo van a ser pegas en el modo historia, ya que además de la compañía de nuestro perro en las primeras misiones de la campaña, nos encontraremos con una secuencia inicial en el espacio, la cual nos cuenta el desarrollo de la toma de poder de la federación, bastante conseguida y espectacular, con un realismo muy logrado, o una misión surcando las profundidades marinas, con un acabado bastante impresionante. Si que es cierto que echamos de menos varias propuestas, como una IA bastante más conflictiva y situaciones de verdadero riesgo que, además de ponernos contra las cuerdas más a menudo, harían que este shooter se situase en el puesto rey sin ninguna duda.

Por lo demás, si eres fan incondicional de la saga encontrarás todo lo que debería tener un juego de guerra: Disparos tras una ametralladora, gran cantidad de enemigos, la posibilidad de poder controlar un helicóptero lanzando misiles sin desperdicio. Típico si ya vienes de anteriores Call of Duty, pero el resto de jugadores podría pensar que estamos ante un planteamiento algo conservador, nada atrevido, y quizás influenciado por el camino que sigue la serie.

El modo online multijugador – Brillante, pero como siempre

Donde nunca falla Call of Duty es en el modo multijugador el cual triunfa por la inercia del trabajo hecho en títulos anteriores, aunque parece que no se preocupan en mejorar el resultado, aun así contaremos con 11 mapas y otros 11 modos de juego hacen lo posible por conseguirlo. Además, contaremos con la novedad de poder escoger una soldado femenina y gran cantidad de opciones para personalizar nuestro equipo, como ya nos tienen acostumbrados. Una de las novedades principales de este modo online, es la posibilidad de apoyarnos en un obstáculo para disparar, algo que funciona con fluidez, contando además con los siguientes modos de juego:

  1. A Tope: En este modo de juego, por cada baja nos darán 30 segundos de vida y un incremento de velocidad que podremos renovar con la siguiente baja, en la que además conseguiremos el doble de experiencia.
  2. Blitz: En este modo de juego tendremos que entrar en la base del equipo enemigo para ir sumando puntos, ganando el equipo que más invada la base enemiga.
  3. Cazado: Comenzaremos con un arma predeterminada que suele ser una pistola y tendremos que buscar la caja de suministros para recoger un arma aleatoria que nos ayude a acabar con el enemigo.

Estos nuevos modos de juego acompañaran a los clásicos Duelo por Equipos, Buscar y Rescatar, Buscar y Destruir, entre otros, echando quizás en falta alguno, pero no querían hacer tan monótona la serie.

La personalización de nuestro equipo cobra mucho protagonismo en este nuevo Ghosts, ya que podremos escoger hasta 8 puntos de ventaja, ampliables en 11 si dejamos de lado un arma, y que van desde 1 a 5 puntos, combinándolas como quieras siempre y cuando su suma no supere el punto máximo de ventajas disponibles. Eso si, las armas, además de ser personalizables tal y como nos tienen acostumbrados, no presentan una novedad claramente representada, ya que nos sonarán la gran mayoría de ellas, por no decir que siguen siendo las mismas.

El multijugador de Ghosts seguirá tan frenético como siempre

El multijugador de Ghosts seguirá tan frenético como siempre

Además, si en el pasado Black Ops II podíamos seleccionar como “racha” a los perros, en este nuevo Call of Duty podremos seleccionar al perro guardián Riley, un compañero algo difícil de derribar y con el que es bastante fácil acabar con el rival y te podrás hacer con él con tan solo 5 bajas consecutivas. Hago hincapié en que se trata de un compañero bastante útil, una racha que cogerás casi si o si ya que además de ir sumando bajas a tu marcador, será difícil acabar con él para los rivales, ya que se mueve a gran velocidad y cuando se encuentra próximo a un enemigo salta rápidamente a su cuello para aniquilarlo.

Un cambio interesante es el panel de estadísticas en partida, que en lugar de ser intermitente y de gran tamaño, pasa a ser algo más pequeño, pudiendo ser fijo y estando situado en la parte superior derecha en lugar de en el centro de la pantalla. Este cambio me gusta, sinceramente, ya que en la parte en la que lo han situado a penas dificulta la visión durante la partida, y puedes estar constantemente atento a los puntos de los rivales, aunque supongo que será algo molesto si jugamos en un televisor pequeño.

Otro modo interesante es Pelotón, en los que usaremos a un soldado acompañado de su pelotón, compuesto por bots (soldados controlados por IA) y nos enfrentaremos en “igualdad de condiciones” a otro usuario online que monte su pelotón. Además de bots podremos tener amigos en nuestro pelotón, montando lo que puede llegar a ser un clan. Este modo de juego es realmente interesante y nos prepara de forma notoria para adentrarse en la exigente experiencia online.

Dentro de Pelotón nos encontramos con cuatro modos de juego:

  1. Asalto al pelotón: En él podrás invitar a cinco amigos como máximo y cooperar para enfrentarnos a otro de similares características, aunque controlado por bots.
  2. Pelotón contra pelotón: En este modo podrás enfrentarte al pelotón de otro usuario en el que compartiréis nivel y rango, para hacerlo aún más competitivo y en el que podréis jugar distintos modos de juego (DPE, Buscar y destruir…)
  3. Juego de guerra: Muy parecido a Asalto al pelotón.
  4. Salvaguardia: En este modo de juego tendrás que sobrevivir a las oleadas de enemigos que se enfrentarán a tu pelotón compuesto por cuatro soldados.

El otro nuevo modo de juego se trata de Extinción, en el que a diferencia del Zombies, del pasado Black Ops II, tendremos que acabar con gran cantidad de alienígenas que han invadido un pueblo de la ciudad de Colorado.

Se trata de un modo cooperativo para cuatro jugadores en el que habrá que sobrevivir a las abundantes oleadas de aliens mientras protegemos el taladro que tendremos que colocar en los huevos de estas criaturas. A la vez, iremos ganando dinero para comprar todo tipo de ayudas y subiendo de nivel para ir mejorando nuestras habilidades. Al comienzo de cada partida podremos elegir a nuestro personaje, configurando sus habilidades y escogiendo su clase, ya que podremos escoger entre las cuatro siguientes:

  1. Especialista en Armas: Este personaje causa un 20% más de daño por cada bala que impacta en un alien y cuyas mejoras están directamente relacionadas con la precisión o la velocidad en la que recargaremos nuestra arma.
  2. Tanque: Este personaje, como en casi todos los juegos habidos y por haber, es el que aguanta más daño y obtendrá un 25% más de salud, estando entre sus mejoras un incremento de sus ataques cuerpo a cuerpo y, como no, su vida.
  3. Ingeniero: Este personaje se encargará de proporcionar blindaje al taladro y podrá incrementar su capacidad de reparar el taladro o poder obtener más dinero por cada bonificación.
  4. Médico: Este personaje se encargará de reanimar a los aliados lo más rápido posible y sus mejoras tendrán relación con la ayuda de los mismos.

Para acabar con los aliens, podremos ir desbloqueando armamento, entre los que encontraremos las pistolas P225, M9A1, Magnum del 44 o la GRACH MP 443. Además de equipar las armas que vayamos desbloqueando, podremos elegir el tipo de munición que usaremos, la cual podremos suministrar también a nuestros compañeros de equipo.

Corran soldados esto no son zombies

¡Corran soldados esto no son zombies!

Tendremos que aguantar lo máximo posible para sobrevivir a la gran oleada de enemigos, mientras colocamos los taladros en los huevos para evitar que nazcan más aliens. Este modo dura bastante tiempo, ya que no será fácil compenetrar el colocar los taladros y evitar que los destruyan mientras intentamos abatir a cada alienígena. Lo mejor, sin duda, es que la IA de los aliens está bastante más trabajada que la que tuvieran los zombies, ya que estos eran de movimiento predecible, pero en cambio, estas criaturas aparecerán por cualquier lado, pudiendo escalar paredes y tendremos que ir mirando en todas direcciones para estar todo lo alerta posible sobre una clara invasión. Un modo muy divertido con una única pega y es que solo dispondremos por el momento de un único mapa, así que parece más que obvio que los próximos DLCs estarán destinados a mejorar este modo Extinción, al menos en su mayoría.

Gráficos y sonido – Algún que otro detalle técnico.

Hablando de sonido no tengo a penas queja, los juegos que desarrolla Infinity Ward suelen contar con sonidos más reales, explosiones por doquier que impresionan más por lo auditivo que por lo visual, pero que te adentra mejor en la temática bélica que desde hace diez años nos cuenta Call of Duty.

En cuanto a su motor gráfico, tanto en la web oficial como en múltiples comunicados de prensa se nos informó de que Ghosts contaría con un nuevo motor gráfico, cosa que no hemos notado miráramos por donde miráramos, es más, como he comentado anteriormente parece incluso que hemos retrocedido más de dos años ya que encontramos detalles en Modern Warfare 3 que lo hacían mas apetecible que este nuevo. No vemos tal innovación por ninguna parte y nos cuesta creer que en la versión de PlayStation 4 sea mucho mejor que la que he jugado en PlayStation 3, aunque si que puedo confirmar, cosa que es raro también, que el modo multijugador se ve bastante mejor que el modo campaña, algo que hace pensar si se ha estado trabajando a contrarreloj y acabar el juego cuanto antes. Pero al ser el primero que saldrá en nueva generación, supongo que tampoco se le puede pedir la luna. 

Por primera vez podemos usar soldados femeninos

Por primera vez podemos usar soldados femeninos

Hablando del plano narrativo, encontraremos una buena adaptación en el doblaje, con comentarios durante el combate que te adentran un poco más en la batalla. Además, con la inclusión de mujeres en el modo multijugador, se ha contado, entre otras, con el doblaje de las mismas de la actriz española Elena Anaya, la cual, por ejemplo, nos pedirá que la cubramos mientras recarga, aunque su repertorio de frases no es muy extenso.

Conclusión – Algo nuevo con olor a viejo.

Si os dijera que no me gusta Call of Duty: Ghosts os mentiría descaradamente, pero visto lo visto nos sentimos obligados a pedir algo más del shooter líder de la actual generación.

Los nuevos modos de juego del modo multijugador seguro que agotan las horas que tenéis en el día en más de una ocasión y la rapidez que le caracteriza en este modo lo hacen muy adictivo, pudiendo morir y regenerarte al instante tal y como nos tienen acostumbrados.

Al modo campaña le exigimos lo que nos prometieron y en cambio nos tenemos que comer con patatas una historia digna de cine si, pero plana en argumento, aunque con un toque espectacular, todo hay que decirlo, ya que contiene tantas explosiones y tal cantidad de enemigos que, si lo que buscamos una historia donde no nos cansemos de disparar, estaremos ante el modo campaña perfecto.

Los modos Pelotón y Extinción se llevan mi mas sincera enhorabuena, ya que además de ser nuevos contienen ese algo que esperábamos de la compañía, ese toque de innovación que nos prometieron y que en otros modos brilla por su ausencia. Tendremos donde practicar en el modo online gracias a Pelotón, obteniendo los puntos disponibles para personalizar nuestras armas y tenerlas listas durante el modo multijugador clásico e iremos un paso más allá con el modo Extinción, con unas criaturas que han ganado en IA con respecto a los anteriores zombies y aportándonos grandes momentos de diversión.

Podemos poner como excusa que las nuevas generaciones estaban pisándole los talones a la compañía y que se nota que está hecho a prisa, o que el género shooter necesita urgentemente una innovación digna de romper con la temática, pero pasando por alto todo esto, Call of Duty Ghosts nos da todo lo que nos ha dado siempre, es complicado que os decepcione, da justamente lo que pide cualquier fan de la saga, pero también es cierto que arriesgar un poco no daña a nadie.


Contenido relacionado