Mesa Redonda: Videojuegos llevados al cine ¿Si o no?

Mesa Redonda: Videojuegos llevados al cine ¿Si o no?
 

Algunas buenas, otras no tanto, pero son muchos los videojuegos que acaban pisando la gran pantalla para que todo aquel que no se puso a los mandos de una consola disfrutara de la experiencia que suponía el jugarlo. Muchos de nosotros habremos sufrido viendo como un auténtico juegazo era destrozado por el director de la película, o por la mala interpretación de los actores, pero también hemos podido disfrutar de una buena adaptación capaz incluso de superar al videojuego. No os queremos dar ejemplos, porque para gustos siempre habrá colores pero, ¿Qué opinarán nuestros redactores al respecto?

Alberto Infante: Rotundamente SI.

Habrá quien diga que las películas basadas en videojuegos no transmiten lo mismo que cuando tienes un mando entre las manos y disfrutas del juego, en mi opinión no se equivocan. Pero eso no es necesariamente malo.

Sucede con los videojuegos adaptados al cine lo mismo que con los libros que se pasan a la gran pantalla, la gente siempre dice que no es lo mismo. Desde luego que no lo es, muchos estudiosos de la narratología cinematográfica hablaron del paso de una novela al cine y defienden que se trata de un lenguaje diferente y que por tanto no puede establecerse si uno es mejor que el otro. Con los videojuegos pasa lo mismo, se trata de dos lenguajes totalmente diferentes y por ello no van a transmitir las mismas sensaciones; una película nunca va a conseguir un grado de inmersión similar al de un videojuego, pero un videojuego no podrá contarte una historia en el mismo tiempo que pueda hacerlo una película, por nombrar algunas de las diferencias.

Vale que algunas de las películas basadas en videojuegos son malas, pero no por ser una mala adaptación, sino por tratarse de un mal producto en sí mismo. Las películas basadas en juegos por lo general no van a optar a premios o a pasar a la historia del cine, pero eso no significa que no puedan entretener y hacer pasar un buen rato a los fans. Muchos de nosotros disfrutamos al ver un nuevo punto de vista de una historia que nos ha gustado jugar, con un nuevo enfoque o con matices que nunca hubiéramos imaginado. Es cierto que muchas adaptaciones sólo tienen en común con el juego el título o un puñado de personajes, pero hay que recordar que se trata de una adaptación, no de una copia, y que por ello el grado de fidelidad puede variar enormemente.

En conclusión, diré que me parece estupendo que se adapten videojuegos al cine, soy un gran amante de las películas de puro ocio, y estas adaptaciones unen esté género con los videojuegos, ¡Qué más se puede pedir!

Francisco Jimenez: Hoy por hoy ya no es necesario.

La realidad es que la línea que antaño diferenciaba el cine de los videojuegos cada vez es mas estrecha, la potencia de las maquinas en cada generación, las posibilidades gráficas, la ambición de algunos creadores que han visto el potencial que tienen los videojuegos para llevar historias que conmuevan o simplemente que entretengan han echo que esta línea a día de hoy sea casi inexistente.

Ejemplos tan actuales como la obra maestra de Naughty Dog, “The Last of Us”, el juego de Remedy “Alan Wake” o cualquiera de las obras de Quantic Dream, y su ultimo titulo “Beyond”, me deja muy claro que para nada es necesario versiones de videojuegos trasladados al cine, creo que el juego es una completa experiencia lo suficientemente bien contada y completa, como para que sea imposible mejorar en el cine.

Obras como Metal Gear, una saga donde hasta el mas a priori personaje secundario tiene mas profundidad tras de si, que el 90% de personajes del cine en la actualidad. Lo mismo sucede al contrario, las adaptaciones de cine al videojuego son horrorosas, son meros productos comerciales carentes de ganas por crear, por innovar o trasladar el mensaje, la intención o incluso en los apartados técnicos, juegos de películas como Avatar, donde si de algo puede presumir este film es en lo técnico, el juego es carente de absolutamente todo,  no mejora lo malo, pero es que tampoco destaca por lo positivo del film de James Cameron. Solo arañar ventas a gente que “bajo mi juicio” le sobra el dinero.

María Victoria Gil: Si, pero de calidad.

Mi posición respecto a la mesa redonda de esta semana está en un término medio, no puedo decidirme por un lado u otro.
Sí que se pueden hacer películas sobre videojuegos, pero con muchas condiciones, la mas importante es que sea una película decente, que se pueda ver. No me vayas a hacer una película de una gran saga de juegos y con esa película desprestigies esa saga de videojuegos, para hacer eso mejor no hagas nada.

Un claro ejemplo de película sobre un gran videojuego es Alone in the Dark. El juego que salió en el 2001 era muy bueno, tanto que podía competir con el mas grande: Resident Evil. Pero en el año 2005 llegó la “gran” película de Alone in the Dark (no es mala, es lo siguiente), que marcó un antes y un después para este juego, pasando de poder competir con el mas grande a no poder ni hacerle sombra, el juego que sacaron 3 años después de la película era realmente malo, pero la película siempre será peor.

Por eso hay veces que da miedo que anuncien películas de videojuegos (Assassin’s Creed) ya que hay bastante temor entre los fans de que se convierta en otro caso Alone.

En el lado contrario tendríamos a Resident Evil. Hay que reconocer que quien elijió Milla Jovovich, sabía lo que queremos los fans. Resident Evil es uno de esos caso en los que la película mejora y el juego pierde ese “toque” de terror que tenía, pero aún asi no deja de ser bueno, o al menos no tan malo como el Alone in the Dark del 2008.

En resumen, si quieren hacer películas sobre videojuegos, que las hagan….pero teniendo unos mínimos de calidad y unos actores que aporten más a esa película y hagan crecer la popularidad de ese juego….para bien. No queremos más Alone en nuestras memorias, queremos poder disfrutar tanto o más de una de esas películas como del juego en el que este basada. Esperemos que las futuras películas de videojuegos que veamos tengan estos mínimos, si no, mejor que se dediquen a otra cosa e inviertan ese dinero en algo que merezca la pena, no en una película que no merece la pena ver.

Feli Jarque: Videojuegos adaptados al cine sí, siempre que la historia preste a ello.

Quiero decir que hay juegos con historias muy cinematográficas, como podría ser Uncharted o The Last of Us, historias que funcionarían igual en películas.

Por otro lado hay algunos casos como: “Super Mario Bros”. Todavía no entiendo cómo se les ocurrió la brillante idea de llevar al cine el juego de Nintendo con personajes reales. Igual la película habría funcionado si hubiese sido de animación, pero no fue el caso.

También tenemos los juegos de combates que han sido llevados al cine: “Street Fighter, la última batalla”, “Mortal Kombat” aquí han hecho varias adaptaciones, o “Tekken”. Pues veo un despropósito en adaptaciones cuando al final salen comedias no pretendidas.

Luego hay veces que se usa como excusa la adaptación de un videojuego para hacer una película con una historia que poco tiene que ver. Sería el caso de “Need for Speed”. La película se estrena el año que viene y se podría haber llamado de cualquier otra forma. Se contará una historia de venganza y traición que en el juego es inexistente. juego en el que lo único que haces es conducir, eso sí, los jugadores podrán reconocer los coches con los que han jugado.

Un caso en el que la adaptación puede salir bien es el de “Assassin´s Creed”. Tiene una historia que  puede ser fiel al juego, los jugadores pueden reconocer la historia a la que han jugado  y tienen base para una película de acción-aventura de calidad.

Claro que luego depende mucho de quien lo adapte y los medios con los que cuente. Dependerá del equipo técnico de la película y de la implicación de los responsables del juego.

Uwe boll (que tiene el dudoso honor de estar en todas las listas de los peores directores de la historia del cine) ha llevado a la gran pantalla (bueno directas a dvd) no uno, sí no dos videojuegos: “Alone in the Dark” y “House of the dead”, en este caso evidentemente el resultado fue desastroso.

Si tomamos estas películas como ejemplo pues más vale que no vuelva a adaptar ningún juego. Por eso además de la historia hay que ver quién está detrás y si las compañías de los juegos se implican en el proyecto, igual que lo hacen algunos escritores cuando adaptan sus novelas.

Es tu turno: ¿Y tú? ¿Estás a favor o en contra de las adaptaciones de videojuegos en el cine?

Déjanos tu opinión en la caja de comentarios a ver si así le dejamos claro a los directores lo que pensáis al respecto.

 

 


Contenido relacionado