Probamos el Lenovo IdeaPad Yoga 13

Probamos el Lenovo IdeaPad Yoga 13
 

Lenovo a quien debemos agradecer esta prueba, nos envío a la redacción en concepto de prueba y con fecha cerrada de recogida uno de sus productos estrellas el ultrabook/tablet IdeaPad Yoga 13.

Diseño

La primera impresión es francamente sorprendente, sin contar sus especificaciones técnicas las cuales son increíbles y citaremos más adelante, nos encontramos con un ultrabook muy ligero, cómodo y portable. Considerablemente delgado para los estándares de un ultrabook de gama alta (333,4 × 224,8 × 16,9 mm), en peso se queda en 1.54 Kg. Todo acompañado de un diseño que juega muy bien con el brillante plateado y el negro mate que consiguen lograr un aspecto moderno y atractivo. Minimalista y elegante serían sus dos principales calificativos en cuanto a diseño, aunque para los más detallistas es bien cierto que las marcas de los dedos se marcan en exceso en la pantalla.

Empezaremos hablando de su aspecto exterior. Sus 13.3″ pulgadas de pantalla lo dotan de un tamaño suficiente pero no excesivo que te permite un gran margen de maniobra, además los colores que se muestran en pantalla son muy vivos y llamativos sin contar con los buenos niveles de iluminación de la pantalla.  Quizás la única pega es que la resolución se queda en 1600×900 que aunque no despreciables, podríamos haber exigido algo más en ese aspecto.

Pero la verdadera innovación es la posibilidad de usarlo como portátil o como tablet y poder utilizarlo en diferentes posiciones como podéis ver en las siguientes imágenes. De ahí el nombre del portátil, sin duda YOGA hace referencia a las amplias posibilidades de movimiento y de uso que tenemos disponibles. Sigue leyendo para descubrir sus prestaciones.

GALERIA 1

Portátil/Tablet/Pirámide

Al usarlo como tableta, contamos con un botón para volver a la portada de Windows desde la que podemos acceder a todo tipo de aplicaciones. Sin duda parece que Windows 8 haya sido realizado para conjuntar en armonía con el producto del cual hoy estamos hablando. Bien habla de ello que consigamos encender el dispositivo en apenas segundos.

Si lo utilizamos de tablet el punto negativo es quizás que resulta demasiado grande y utilizarlo mientras lo tenemos en las manos es complicado. Si lo podemos apoyar en una mesa ganaremos mucha movilidad pues aunque sea bastante ligero no hay punto de comparación con cualquier tablet del mercado y el hecho de que la parte de atrás sea el teclado es bastante molesto. Bien es cierto que tenemos que considerar el modo tablet como un añadido y no como una razón de ser, pues nos está ofreciendo algo más respecto a sus competidores, pero para nosotros esto nos impide poder calificar con más de suficiente sus prestaciones y uso en ese aspecto.

Por el contrario como ultrabook no tiene pegas, potente y rápido, ideal para trabajar con el o simplemente para consumir contenido. Sin contar con su precio estamos ante un ultrabook moderno y potente además de integrado y fácil de usar. Yo que acostumbro a usar MAC me he sentido muy cómodo, destacando el trackpad que nos permite desplazarnos por el contenido de forma táctil. Con la única pega de que el teclado no es retroiluminado y en ambientes oscuros no podremos trabajar como nos gustaría.

Resulta útil  lo que llamamos modo “Pirámide” donde podemos doblarlo hasta conseguir un ángulo de 35º y usarlo así para apoyarlo en cualquier lugar y usarlo a modo de pantalla de cine, ideal para ver películas donde y cuando quieras.

Aunque parezca increíble, que este portátil se pueda girar hasta 180º podría hacernos pensar que sus bisagras pueden tener una vida muy corta. Aquí Lenovo ha hecho un buen trabajo en el desarrollo de un sistema de bisagras que se notan sólidas y robustas además de no desentonar con el trabajado diseño del portátil.

GALERIA 2

Si volvemos al sistema operativo este resulta muy cómodo tanto si lo usamos con teclado y ratón o con la mano gracias a su pantalla táctil. Si estamos situado en el menú principal, podremos de un vistazo ver las últimas noticias, información del tiempo, nuestro logros en Xbox si contamos con una, nuestros mensajes de correo y acceder con un dedo a cualquier contenido. Tenemos la posibilidad de ejecutar multitud de aplicaciones al mismo tiempo e ir moviéndonos entre una y otro desplazando lateralmente el dedo por la pantalla. Como ya hemos dicho el sistema operativo fluye en armonía con el dispositivo.

Ahora lo desmontamos mentalmente para conocer sus especificaciones técnicas que permiten disfrutar tanto de la multitarea como de las últimas novedades en videojuegos con gráficos bastante aceptables.

Intel Core i5 3317U 1.7-2.6 GHz w/ HD 4000
         – Intel QS77 Chipset
         – w/o Ethernet (RJ45)
         – 128 GB SSD
         – 1 x 8 GB Ram DDR3-1600 PC3-12800
         – WLAN: Realtek RTL8723AS + BT  B G N
         – Bluetooth optional via WLAN Combo

Sus 8 GB de RAM nos han permitido mover con soltura muchos de los últimos juegos de mercado aunque sin llegar a la calidad ultra en ninguno de ellos. De todas formas no es un dispositivo pensado especialmente para “jugar” y encontraremos en el mercado mejores opciones para ello pues su gráfica Intel HD 4000 integrada no nos permite grandes maravillas.

Autonomía

En cuanto a batería, Lenovo nos promete 8 horas de autonomía en modo normal y aunque mi experiencia tras dos semanas largas de uso es que la autonomía ha sido relativamente menor, quizás por el continuado uso que le doy, tenemos que valorar positivamente este aspecto. Más o menos hemos conseguido estirar la batería hasta las 6 horas después de un largo día de redacción y edición además de visualización de contenido como webs y vídeos. Además la recarga resulta relativamente más rápida respecto a otros competidores en el mercado, por lo que en lo que autonomía se refiere debemos adornarlo con un notable alto.

Conclusiones

Tras un largo periodo de pruebas, es cierto que lo vamos a echar de menos aquí en la redacción. Estamos delante de un ultrabook potente para el uso cotidiano con un diseño elegante y minimalista. Ideal para trabajar o para estudiar, pues su nivel de autonomía y su peso ligero lo hacen muy fácil de llevar. Es cierto que si lo que queremos principalmente es usarlo como tablet existen mejores opciones a escoger, pero la idea de Lenovo es ofrecer un gran portátil que podamos además puntualmente de otra forma si así lo necesitamos. Así que debemos calificar nuestra experiencia como muy positiva.