Activision no cree que el lanzamiento anual de Call of Duty esté dañando la franquicia

Activision no cree que el lanzamiento anual de Call of Duty esté dañando la franquicia
 
 

Call of Duty Ghosts ha vendido a un ritmo más lento de lo que viene siendo habitual con la franquicia. Sin embargo, el presidente ejecutivo de Activision (Eric Hirshberg) cree que este proceso se debe a las consolas de la nueva generación.

GameInformer le pregunto si Call of Duty Ghosts podía estar experimentando síntomas de fatiga que muchos medios interpretan con la franquicia a lo que respondió con un “no” tajante.

“Hemos sido bastante transparentes durante todo el año debido a los desafíos de la transición de las consolas. Creo que sería un error confundir eso con el estado de salud actual de la franquicia”

Hirhsberg no cree que el lanzamiento anual de Call of Duty este causando daños a la franquicia.

“Pues no, obviamente no y tampoco estoy de acuerdo con los críticos. Sé que Call of Duty es una franquicia muy peculiar para algunos de ellos y es bastante evidente que no todos están de acuerdo con nuestra política de los lanzamientos anuales pero por suerte, nuestros fans si lo están.

También considero que la respuesta de la crítica, no siempre refleja la apreciación de los fans con un juego. En realidad, leemos los comentarios críticos y los tomamos en consideración durante el proceso creativo pero no podemos medirnos con tan solo esa vara.

Nuestra audiencia más importante son los fans, así que tratamos de ofrecer aquello que ellos aman. Si nos fijamos en el hecho de que Call of Duty Ghosts, fue el juego más reservado de este año – incluso con las consolas de la nueva generación – el que mejor tiempo de juego promedio registra y el más jugado de Xbox Live, podemos llegar de forma segura a la conclusión de que estamos haciendo las cosas bien según los criterios que más importan”

Al parecer, Call of Duty Ghosts no sido el título mejor recibido de la franquicia cómo Activision pensó en su momento y se ha convertido en uno de los más odiados por muchos críticos – con una puntuación en Metacritic que le deja en el peor lugar posible. Sin embargo, cabe destacar que sigue siendo uno de los juegos mejor vendidos de Reino Unido con Xbox One y también lo es en Norte América con PlayStation 4.





Contenido relacionado