Análisis Need For Speed Rivals

Análisis Need For Speed Rivals
 
 

Los juegos de conducción de la saga Need for Speed se vienen caracterizando por la rivalidad entre policías y corredores, por los espectaculares arrestos y por las embesitdas a policías, trucos y armas para dejar al otro bando inmovilizado. En este nuevo juego, Criterion ha dado un paso más y el nuevo Need For Speed Rivals los policías y corredores pasarán a ser rivales en las calles, y la supervivencia tanto de unos como de otros dependerá de la aniquilación del otro bando.

Hemos tenido el placer de poder analizar este nuevo juego que viene firmado por Ghost (un nuevo estudio propiedad de EA Games), Criterion y distribuido bajo el sello de Electronic Arts, que nos ha hecho llegar una copia next-gen, en concreto para Xbox One. Si queréis saber las últimas novedades del título, las mejoras respecto a versiones anteriores, todo lo que encontraremos en el nuevo mundo abierto de Redview, y si merece la pena comprarlo, no tenéis más que continuar leyendo estas líneas. Como no podía ser de otra forma, el encargado de mover todo este mundo abiero es el espectacular motor gráfico Frostbite 3, el responsable también de Battlefield 4.

¿Policías o Pilotos?

El primer paso que debemos hacer en el juego es elegir con qué bando nos identificamos más. Si con los policías o con los pilotos. Una vez elegido, se nos explicarán las diferentes opciones de carrera que tenemos, las armas, y, como no, las diferentes maneras de dejar fuera de la carretera a nuestros enemigos.

Si decidimos estar al lado de la ley, nuestras misiones serán las de interceptar a los corredores, ganando fama y reputación para nuestro cuerpo policial. Pero no será tan fácil como parece, pues hay varios tipos diferentes de carreras, y varios tipos de coches a elegir según las misiones que decidamos hacer. El cuerpo de policía cuenta con coches de la talla del Ford Mustang, Mercedes-Benz SLS AMG, o el Ferrari Enzo. Según vayamos deteniendo corredores y completando las diferentes misiones de Patrulla, Incógnito o Intervención (cada una con sus diferentes coches), nos darán Street Points, puntos que podremos usar para canjear por mejoras en nuestros coches y armas, como las bandas de clavos, el ya conocido PEM, el Ariete o la Onda Expansiva. Todas ellas contarán también con posibilidad de subirlas de nivel a cambio de más SP. El departamento de policía de Redview cuenta con un máximo de 25 coches en su garaje.

nfs-rivals

La policía pondrá todos sus efectivos a favor de la ley

Una vez tengamos todos los coches o no, podemos salir libremente a circular por el condado. Como novedad en NFS Rivals, podremos contar con hasta 6 jugadores online haciendo de las suyas por el mapa (de 256 kms cuadrados de extensión), ya sean pilotos o policías, y podremos interactuar rápidamente con ellos, metiéndonos de lleno en persecuciones a toda pastilla que nos harán sentir la velocidad en nuestro sofá. A parte de esto, por todo el mapa estarán marcadas las diferentes pruebas que podemos realizar, y a las que podremos llegar fácilmente con nuestro GPS y con el sistema EasyDrive, que nos permitirá acceder también a talleres (esenciales para que nuestro vehículo no quede destrozado y recargar nuestras armas), puestos de mando…

Completar este modo de juego no será tarea fácil, y los retos y misiones cada vez serán más difíciles y apasionantes. Hay que ser un tipo muy duro para ser policía en el condado de Redview.

Si por el contrario lo que os gusta es hacer el gamberro con el coche y no os importa destrozar todo lo que se os ponga por delante, entonces vuestro modo de juego es el de pilotos. Aquí las cosas son algo más diferentes del bando policial. Para empezar, contamos con una mejora que los policías no tienen: el turbo. Se trata de una explosión de velocidad muy corta pero intensa que nos ayudará a escapar de la policía de un modo bastante cómodo… si no estrellamos nuestro coche.

Los pilotos pueden personalizar su coche en el taller con un elenco de vinilos y pinturas basante amplio, pero se queda corto si lo comparamos con las opciones que en su día ofrecía Need for Speed Underground. Evidentemente, la época de “tuning” ya ha pasado, y no interesaba tampoco meter tantas opciones a Rivals, ya que los coches que aquí aparecen son de unas gamas más altas y ya vienen tuneados de serie, estéticamente hablando. Lo que sí que podremos hacer aquí es mejorar el coche a cambio de Street Points, y así ganar en velocidad, manejo, aceleración o robustez de nuestro vehículo, cosa que nos permitirá escapar antes de la policía, a la par que nos hará más competitivos contra los otros pilotos del mapa.

need_for_speed_rivals_pintar

Estas son las opciones de pintura que podemos aplicar a nuestro coche




Cuando salgamos a la calle nos encontraremos con las mismas opciones de GPS de Easydrive, pero ahora podremos hacer retos “cara a cara” contra otros pilotos simplemente poniéndonos a rebufo de ellos y pulsando el botón LB. Estos retos serán aleatorios y deberemos seguir una ruta específicia, y seguramente seremos interceptados por la policía, por lo que escapar de ella o derrotarla será casi prioritario que llegar a la meta establecida. Ganar estos retos también nos dará Street Points, así como los derrapes, los roces contra otros vehículos, hacer saltar rádares de velocidad… Cuanto más rato estemos acumulando SP, más ganaremos pues tendremos un multiplicador de puntos que irá en aumento cuantos más consigamos. La pega es que si nos pilla la policiía los perderemos todos, y no podremos acceder a esa mejora o a ese coche que queremos comprar. Para no perder los puntos, deberemos ingresar en la guarida de cuando en cuando y depositarlos allí. Cuando salgamos de ella, el multiplicador de puntos volvera a ser X1.

A diferencia de los policías, los pilotos deberán comprar los coches con Street Points, pero las mejoras cuestan dinero en los dos bandos.

Sigue en la próxima página


Contenido relacionado