Left Behind es corto, distinto y toda una maravilla

Left Behind es corto, distinto y toda una maravilla
 

The Last of Us fue una de las maravillas que nos dejó el pasado 2013. Con un montón de premios a sus espaldas, la nueva IP de Naughty Dog se alzaba por encima del resto con una propuesta fresca, con mucha calidad, pero con algún que otro error. Después de pasarlo en grande recorriendo una historia que nos haría soltar más de una lágrima, se posicionó ante nosotros Left Behind. Con ganas de obtener un resultado similar al de la obra original, el nuevo DLC se mostró interesante, y lo más importantes de todo, ofreciendo algo distinto a lo visto en The Last of Us. ¿Ha estado a la altura de la obra original?

Historias paralelas

El jugador se verá inmerso en un hilo argumental que pone en escena dos historias. Primero, deberemos enfrentarnos a la soledad y a la pura supervivencia que sufre Ellie cuando Joel es herido en el The Last of Us original y ella tiene que luchar por salvar la vida de su compañero. En cambio, por otro lado tendremos a Ellie y Riley, dos jóvenes chicas sumergidas en una aventura de exploración y vida en la que veremos reflejada su amistad y su cariño mutuo.

La historia irá alternando el guión de un modo muy tentador, dejando al jugador en ascuas con las situaciones que quedarán a medias para dar el salto a la otra historia. Durante el recorrido por ambas aventuras, nos daremos cuenta de las evidentes diferencias que existen entre las personalidades de las dos Ellie, mostrando como el mundo apocalíptico que la rodea, y las situaciones de madurez a las que tiene que enfrentar, le han ido cambiado completamente.

La cantidad de sentimientos y emociones que tendremos oportunidad de sentir en la historia siguen mostrando las claras ganas de Naughty Dog por ofrecernos una historia que va mucho más allá de un simple disparo con una pistola.

¿Amigas para siempre?

¿Amigas para siempre?

Con Ellie todo es mucho más difícil

La historia original de The Last of Us situaba a los jugadores en la piel de Joel, un tipo con mucha sangre. Afrontar una situación con este protagonista suponía, en algunos casos, hacer uso de la fuerza bruta enfrentando a multitud de enemigos. Pese a la evidente dificultad, y la imposición que provocaba al jugador a jugar del modo más calmado y sigiloso posible, Joel podía superar algunas fases aplastando cráneos a diestro y siniestro con algunas de sus armas, pero ¿y Ellie?.

Jugar la aventura con Ellie no sólo supone una aventura vista desde otra perspectiva, si no también una historia que provoca que los jugadores sientan un miedo más real, más palpable. Ellie, por supuesto, es mucho más débil que Joel en la mayoría de sus apartados, pero sus incuestionables ganas por vivir le impulsan a superar retos imposibles. Pese a todo ello, jugar con esta preciosa niña supone sentir una sensación muy espantosa relacionada con la muerte, pues la mayoría de contactos directos con el enemigo suponen la muerte inmediata.

Es muy recomendable no verse en una situación así

Es muy recomendable no verse en una situación así

Explorar es una alternativa

Durante toda la aventura, evitaremos todo el contacto directo con los enemigos, escapar, en algunos casos, así como hacer uso de nuestra inteligencia, serán cruciales para ir superando los retos que se nos irán anteponiendo en la aventura. Pero, ¿qué es eso que ha hecho distinto a Left Behind de la aventura original?, sin ninguna duda, es el apartado de la exploración, que en esta aventura alcanza un punto muy interesante. En The Last of Us, el jugador no se veía muy obligado a explorar los alrededores, aunque en ocasiones fuese crucial para avanzar, la sensación de continuar un camino “más o menos” dibujado era significativa. En Left Behind nos veremos obligados a encontrar los caminos secundarios para avanzar, sentiremos una sensación mucho más profunda de exploración mientras recorremos un mundo asolado por la muerte y la desesperación.

La exploración será recompensada para los jugadores con múltiples botones de acción con los que entablaremos breves conversaciones con encanto que reflejarán a una Ellie mucho más inocente y descuidada. La interacción con dichos elementos retransmite la sensación al jugador de que se encuentra en una aventura desde un punto de vista más juguetón.

Nunca podré jugar a un videojuego...

Nunca podré jugar a un videojuego…

 

Left Behind, una historia corta y distinta

Pese a su breve duración, Left Behind es una maravilla que propone un punto de vista distinto a lo visto en The Last of Us. En Left Behind, el jugador observará la humanidad que aún pueden albergar unas jóvenes niñas en medio de una catástrofe mundial, demostrando que el valor humano y los amigos están por encima del resto de cosas, aunque ello suponga enfrentarse a hordas de enemigos.

Sería imposible decir que el DLC es superior al título original. La mejor palabra para definir a Left Behind sería distinto, disfrutar esta aventura protagonizada por Ellie hará las delicias de los seguidores, y en algunos casos, de los más puristas.

La aventura es completamente recomendable para todos aquellos jugadores que quieran seguir exprimiendo sus aventuras por el universo creado por Naughty Dog. Su precio es algo excesivo para las 3 horas de juego que ofrece, pero obtenerlo mediante el pase de temporada junto a los demás contenidos, lo convierten en un DLC indispensable para todos los seguidores del juego.

Vivir y reír, eso es lo que buscan estas dos niñas

Vivir y sonreír, eso es lo que buscan estas dos niñas


Contenido relacionado