Análisis La Lego Película: El videojuego

Análisis La Lego Película: El videojuego
 
 

Allá por 2005 Traveler’s Tales, compañía que se había centrado sobre todo en el desarrollo de juegos de plataformas para diferentes formatos, lanzaron el que sería el inicio de una serie de juegos en los que se tomaban diferentes universos y se adaptaban al mundo Lego representando a sus protagonistas y enemigos, entre otros, con figuras y piezas de la famosa compañía.

Como decimos, todo comenzó en 2005 con Lego Star Wars: The Video Game, juego en el que revivíamos los Episodios I, II y III de Star Wars con las figuras y piezas de Lego. El juego fue un éxito, de manera que desde ese año hemos tenido al menos un nuevo juego de la saga que ha tomado como fondo universos tan diversos como Harry Potter, Indiana Jones, Piratas del Caribe, El Señor de los Anillos y los superhéroes de Marvel y DC.

El éxito de las figuras Lego, no sólo se ha visto reflejado en el gran número de lanzamientos que han ido ocurriendo y siempre copando los primeros puestos de las listas de ventas, sino que las mismas figuras gozan de muy buena salud. Tanto es así que se han aventurado a lanzar la que es la primera película de animación de Lego, La Lego Película, recién estrenada en nuestros cines y como no podía faltar, Traveler’s Tales se ha lanzado a realizar la adaptación de la misma a la fórmula que tan bien le ha funcionado en los últimos años.

El juego comienza con una secuencia en la que Megamalo -el enemigo a batir como podréis imaginar- se hace con una poderosa herramienta llamada Kragle que ha sido custodiada durante años por Vitruvio, un anciano ciego -con no pocas similitudes con Gandalf- que justo en el momento en que se lo arrebatan tiene una visión en la que ve que un día aparecerá el “especial” que se hará con la megapieza capaz de acabar con la maldad de Megamalo y derrotar al Kragle. El objetivo de Megamalo con el Kragle es detener a los maestros constructores, capaces de montar y construir estructuras sin necesidad de instrucciones y principales enemigos de Megamalo, que sólo quiere que todo se monte según indican las instrucciones.

Con esta premisa, nos situamos ocho años después y nos encontramos con Emmet, una simple figura de Lego constructor, cuyo trabajo montar diferentes estructuras siempre siguiendo el manual de instrucciones que, sin quererlo, encuentra la megapieza capaz de detener al Kragle y siendo por tanto el especial indicado en la profecía. A partir de ahí se desarrollan todos los eventos de esta divertida aventura.

Emmet, el protagonista de esta divertida aventura

Emmet, el protagonista de esta divertida aventura

Hablando del juego propiamente dicho, éste está compuesto por 15 niveles ambientados en cuatro zonas diferentes, la ciudad Lego, el lejano oeste, Nube Cucolandia y finalmente la torre de Megamalo. Superar estos niveles no es difícil, ya que en realidad la dificultad del juego no es elevada y tampoco la muerte está penalizada, reviviendo en el mismo punto en que hemos perecido. En total, pasarnos estos 15 niveles, nos llevará aproximadamente unas siete horas de juego que en cierto modo podría considerarse escaso. Pero, hemos de tener en cuenta que el gran aliciente de este juego está centrado en su rejugabilidad y conseguir todos los objetos coleccionables, para lo que es necesario volver a jugar todos los niveles en el llamado modo libre. En éste, podremos elegir qué personajes manejar en cada nivel para poder obtener todos los pantalones e instrucciones doradas que hay escondidos en cada uno de los 15 niveles. Como hemos comentado, si nuestro objetivo es conseguir todas las instrucciones doradas, pantalones para Emmet, los bloque dorados y las construcciones secretas, podemos llegar a alargar la vida del juego hasta las 13-15 horas, dependiendo de la habilidad del jugador.

En el aspecto jugable, estamos ante un título totalmente continuista respecto a sus anteriores entregas, es decir, tenemos una aventura de con toque plataformeros en el que necesitaremos combinar las habilidades de los diferentes personajes para ir avanzando. Las únicas novedades que encontramos son la inclusión de diferentes minijuegos integrados en cada uno de los niveles, como son el típico juego de baile en que tenemos que presionar los botones indicados al ritmo de la música, QTE (quick time events) para descubrir puertas y pasajes ocultos, y los hackeos de ordenadores que nos llevará a un juego tipo comecocos en el que deberemos coger todas las fichas Lego y alcanzar unos nodos que debemos piratear. Pero sin duda lo más novedoso y llamativo son las construcciones “mayores” que montaremos a partir de sus correspondientes instrucciones. En todos los juego anteriores de Lego, es típico que haya un personaje capaz de construir pequeñas estructuras a partir de una pieza que hay en el escenario. En el caso del título que nos ocupa, nos encontraremos que podemos realizar construcciones de grandes proporciones como son naves o vehículos, para los que tendremos que encontrar por el escenario sus correspondientes instrucciones. Una vez halladas, veremos como se va construyendo la estructura a gran velocidad, y siguiendo las instrucciones reales de cada una de ellas. Sin embargo, en determinados momentos durante este proceso, deberemos participar de forma activa eligiendo entre un grupo de piezas que se nos presentan cuál es la siguiente que debemos colocar para que pueda seguir la construcción. Sin duda una gran idea aunque bajo nuestro punto de vista se queda a medias, ya que es realmente sencillo y habría sido interesante mayor interacción en el montaje de las diferentes construcciones complejas y no sólo elegir una sola pieza eventualmente.

Otros de los puntos a destacar de este juego frente a los anteriores es que por primera vez nos encontramos en un mundo totalmente construido por piezas de Lego. Si en los anteriores juegos eran los personajes, vehículos y algunos elementos determinados, en este caso vemos unos escenarios muy detallados y totalmente construidos por piezas de Lego. Tanto edificios, vehículos, fuego, agua… da igual por donde miremos. Tenemos la sensación de que todo lo podríamos construir con nuestras propias manos en nuestra casa. Además todos los aficionados de Lego verán que tanto grúas, coches, casas, y demás construcciones no son inventadas para el juego sino que con las mismas que puedes comprar en cualquier juguetería. Por tanto, si en un principio puede parecer que este juego puede estar más exento de carisma al no estar basado en un universo como Star Wars, sin duda los aficionados a las piezas Lego encontrarán muy atractiva la ambientación al ser totalmente “realista” dentro de lo que son las construcciones de Lego.

Toda esta ambientación viene apoyada por unos gráficos vistosos y con unos efectos de luz muy destacables. Si tuviéramos que poner un “pero” es que en determinadas ocasiones la tasa de frames el juego baja más de los deseable y que las escenas cinemáticas tomadas de la película podrían haberse incluido a mayor resolución, ya que el propio motor gráfico del juego refleja mayor nitidez, que no detalle, que se nota cuando pasamos de una escena a motor gráfico. Sin lugar a dudas, la resolución a 1080p le sienta muy bien al juego a verse todo, como ya hemos comentado, con una nitidez digna de destacar.




El lejano oeste, uno de los diferentes mundos que visitaremos en La Lego película

El lejano oeste, uno de los diferentes mundos que visitaremos en La Lego película

En cuanto al sonido, los actores de doblaje de la película son los mismos que en el juego por tanto no hay ningún pero que ponerle al respecto, ya que rayan a un gran nivel. Además, destacar que a lo largo de la aventura mientras jugamos el juego nuestros personajes estarán gran parte del tempo hablando entre ellos e incluso bromeando cuando hagamos una acción determinada, por tanto se agradece el gran nivel del doblaje del juego y sobre todo que nos haya llegado en completo castellano. En lo referido a la banda sonora, las mismas melodías que aparecen en la película, son las que nos irán acompañando a lo largo de nuestra aventura, destacando la canción “Todo es fabuloso” que, en esta ocasión, en lugar de venirnos en español, se encuentra en versión original, y que tiene una importancia destacada en el juego. Finalmente, los efectos sonoros son los típicos de los juegos de Lego sin que nos encontremos ninguna novedad destacable.

Para finalizar, tan solo comentar un detalle que no nos ha acabado de convencer y es que, a pesar de ser muy fiel a lo contado en la película, han dejado a un lado una escena que es fundamental y que le da un giro a la película que la hace diferente. Esto no está reflejado en el juego y por tanto todos aquellos que se limiten a disfrutar del juego se van a quedar a medias y van a tener la sensación de que están ante una historia típica de película de juguetes que toman vida.

Batman, uno de los protagonistas de La Lego película

Batman, uno de los protagonistas de La Lego Película

Por tanto, todos aquellos que no hayan tenido suficiente con el reciente Lego: Marvel Súper Héroes o para novatos en las aventuras de las piezas Lego, tienen a su disposición una nueva aventura que sin duda no les decepcionará. No aporta nada destacable salvo la inclusión de algunos minijuegos integrados en los niveles pero gracias a su jugabilidad a prueba de bombas y su alta rejugabilidad, cumple con su cometido que es divertir y poder disfrutar de una aventura que agradará tanto a grandes como a pequeños.

En resumen, estamos ante un divertido juego de plataformas en el que también encontraremos algunos minijuegos integrados en el mismo y con altas dosis de rejugabilidad al tener gran cantidad de objetos a coleccionar. Todo ello acompañado por un doblaje similar al visto en la película en la que se basa, una historia contado con secuencias sacas directamente de la película y todo el humor característico de los juegos de Lego, esta vez ambientado en su propio universo aunque con el cameo de personajes de algunas licencias anteriormente representadas por estas figuras.


Contenido relacionado