Probamos Ouya, la nueva consola Android

 
 

Esta mañana hemos acudido a las oficinas de Badland Games, en Madrid, para probar Ouya, la nueva consola Android. Allí fuimos recibidos por Beatriz Ramos (PR y Community Manager) y Guillermo Larraz (Key Account) a los cuales quiero agradecer su hospitalidad y paciencia con nosotros, ya que respondieron a todas nuestras preguntas y nos guiaron durante nuestra prueba con Ouya.

Este soy yo (centro) acompañado por Guillermo y Beatriz

Este soy yo (centro) acompañado por Guillermo y Beatriz

Badland Games se encarga de la promoción y distribución de Ouya en España y gracias a ellos hemos podido probar la consola de primera mano y aquí os presentamos nuestras primeras impresiones.

Lo primero que llama la atención de Ouya es su diseño moderno y minimalista (¡tiene el tamaño de una manzana!). El mando es muy ergonómico y cuenta con un panel táctil al más puro estilo PlayStation 4 gracias al cual podremos mover el cursor en la pantalla igual que si fuera un ordenador portátil.

Los interfaces de acceso y los menús son sencillos e intuitivos, al estilo del market de Google Play, lo cual es de agradecer. Uno de los puntos fuertes de Ouya es su enorme catálogo de juegos (actualmente más de 700), cuyo número no para de crecer debido a que es una ventana abierta al mercado “indie” (desarrollo libre y gratuito), ya que cada consola es un kit de desarrollo que permite subir juegos a la red. Todos estos juegos están obligados a tener una parte gratuita, puede ser una demo, el juego completo o cierto número de niveles gratuitos. La vertiente “indie” es uno de los puntos fuertes de la consola y por ello Ouya está indicada especialmente para los amantes de este emergente género.

Primer plano de la Ouya

Primer plano de la Ouya

Aunque la inmensa mayoría de los juegos de Ouya son del tipo “indie”, también hay estudios importantes con títulos en el market, desde SEGA a juegos con el renombre de Final Fantasy. Según el desarrollador de la consola, los juegos están ordenados puramente por las valoraciones de los usuarios, lo cual asegura que los juegos que encabecen el ranking sean los más populares.

La variedad es inmensa y hay juegos para todos los gustos y de todos los géneros, además podremos conectar hasta 4 mandos simultáneamente para jugar con amigos. Uno de los juegos que más nos ha gustado ha sido “Maldita Castilla” muy similar al clásico Ghosts&Goblins y muy bien hecho. Las calidades gráficas que abarca Ouya van desde juegos retro con gráficos pixelados hasta algunos con calidad PlayStation2. Nos ha sorprendido gratamente descubrir la existencia de diversos emuladores, que nos permitirán jugar a consolas como Nintendo 64 o Super Nintendo con un mando en vez de hacerlo con un teclado.

Otro de los nichos en los que Ouya está cosechando gran éxito es en la ventana retro, ya que muchos de los títulos disponibles tienen ese tono arcade que triunfó años atrás y que actualmente se ha dejado un poco de lado. Las características de la consola así como el modelo de juego que propone encajan muy bien con el mundo retro y seguro que en los próximos meses veremos “remakes” de juegos clásicos además de los presentes en los emuladores.

Habitación donde hemos realizado la prueba

Habitación donde hemos realizado la prueba




Pero no sólo de juegos vive Ouya, ya que también dispone de un variopinto catálogo de aplicaciones y por si fuera poco puede ser utilizada como un “media center” que nos permitirá ver películas o escuchar música directamente desde un disco duro o pendrive. Todas estas aplicaciones y juegos se almacenan en el disco duro de 8GB de la Ouya el cual puede ampliarse conectando dispositivos externos (además nos han contado que saldrá en Estados Unidos una Ouya mejorada y con más capacidad a finales de año). Gracias a su reducido tamaño y a la cantidad de juegos y aplicaciones que puede almacenar, Ouya es una formidable compañera de viaje y podremos llevárnosla con nosotros allá donde vayamos.

Lo mejor sin duda nos ha parecido el catálogo de juegos. Pese a haber salido al mercado recientemente ya hay 700 donde elegir y el número va a crecer exponencialmente en los próximos meses, por lo que cada poco tiempo tendremos nuevos títulos donde escoger ¡y gratis! Te guste lo que te guste, ten por seguro que Ouya tendrá un (o unos) juego para ti. Irónicamente, uno de los puntos “flojos” se desprende de la mayor fortaleza de la consola, ya que habrá veces en que será difícil buscar entre todo el montón aunque sin duda los filtros de búsqueda solucionan en gran parte este problema.

Es de agradecer la apuesta que hace Ouya por el mercado “indie”, un género emergente y con muchas posibilidades que ya ha demostrado en el pasado que puede dar a luz verdaderas joyas videojugabilísticas. Me ha gustado “muy mucho” el diseño de la consola, tanto la línea que tiene como su tamaño, realmente sorprende; a pesar de tener un mando el doble de grande que la consola debo admitir que no desentona en absoluto y mantiene la coherencia con la máquina al mismo tiempo que muestra una gran ergonomía y comodidad para el jugador.

Sin duda Ouya ofrece lo que promete y tiene los ingredientes para convertirse en referencia en su nicho de mercado. Sus herramientas para triunfar son un precio asequible, un enorme catálogo de juegos gratuitos que no para de crecer y un gran peso en los géneros “indie” y retro. Ahora sólo queda ver la acogida que tiene en el mercado, pero a nosotros nos ha gustado mucho ya que ofrece algo diferente a las tradicionales consolas de sobremesa.


Contenido relacionado