Análisis Final Fantasy X/X-2 HD Remaster

Análisis Final Fantasy X/X-2 HD Remaster
 
 

Square Enix nos trae uno de los juegos más esperados por los amantes del rol y concretamente de una de las sagas más famosas de todos los tiempos, Final Fantasy.

La compañía nipona ya el año pasado lanzó la versión remasterizada en HD para PlayStation 3 de uno de sus juegos más celebres para PlayStation 2, hablamos de Kingdom Hearts cuya versión remasterizada se llamó Kingdom Hearts HD 1.5 Remix, que además incluía la remasterizaciones de Kingdom Hearts 358/2 days, juego lanzado para Nintendo DS, y Kingdom Hearts Re: Chain of memories, juego que en su día solo fue lanzado en Japón.

Precisamente este año Square Enix lanzará la segunda parte de la remasterización de esta saga, pero antes nos ha llegado otra joya de la que vamos ha hablar hoy, Final Fantasy X/X-2 HD Remaster.

Final Fantasy X

Tidus y Yuna en la imagen de promoción de Final Fantasy X/X-2 HD Remaster

Como ya sabéis se trata de la versión HD para PlayStation 3 de Final Fantasy X y Final Fantasy X-2, títulos lanzados para PlayStation 2 que están relacionados entre sí pero que fueron creados como independientes.

Final Fantasy X se centra en la vida de Tidus, un famoso jugador de un juego acuático ficticio con similitudes al fútbol llamado blitzbol, que sin esperarlo ve como su mundo desaparece a manos de Sinh. Para su suerte Tidus sobrevive al ataque brutal que sufre su ciudad, pero gracias a un viaje espacio temporal que lo lleva a otro mundo distinto y mil años después. Durante el juego se irán conociendo más detalles sobre todo lo ocurrido, un viaje emocionante, intenso y largo.

En cuanto a Final Fantasy X-2 nos traslada justo dos años después del final de la anterior aventura, por la que contaré la historia de manera global para nos desvelar detalles importantes del anterior título. Básicamente se centra en la protagonista del propio Final Fantasy X, Yuna, que está acompañada de otra de las protagonistas del mismo como es Rikku y un nuevo personaje como es Paine.Los tres personajes formaran un grupo de música llamado las Gaviotas, muy al estilo de lo que vendría a ser en la sociedad occidental el estilo musical pop, en este caso en su vertiente japonesa, con lo que ello conlleva, el Jpop se caracteriza por trabajadas coreografías, chicas o chicos más o menos estereotipados y música muy pegadiza, y todo esto se vera muy bien representado en nuestro plantel de personajes en Final Fantasy X-2. Y sinceramente no tenemos ganas de desvelar más sobre el argumento. Tan solo diremos que tras el posible secuestro de Tidus y la aparición de esferas nuevas deciden ir en busca de estas y solucionar la tensa situación.

Final Fantasy X

Ambas aventuras se desarrollan en un mismo escenario, Spira, un enorme mundo perfectamente construido y por el que tendremos libertad de movimientos, pudiendo explorar sus distintos rincones. Por ello, aunque ambos juegos nos pueden llevar alrededor de 35 horas completarlo, al menos Final Fantasy X, podremos alárgala mucho si somos curiosos y decidimos darnos una vuelta por las paradisíacas playas, ruinas, diferentes aldeas escondidas, enormes praderas, grandes montañas y los diferentes lugares que encontraremos, muchos de ellos muy escondidos y difícil de descubrir o acceder. Y lo mejor es que en cada juego los lugares son en gran parte similares, pero no iguales. Desde luego un Final Fantasy como los que se echan de menos y que nada tienen que ver con las últimas producciones de la saga donde el camino estaba muy definido con mapas totalmente lineales.

Además no todo queda aquí, pues a parte de la historia principal en cada juego, en los otros lugares siempre encontraremos cosas muy interesantes y diversas tareas que podremos llevar a cabo haciendo que nuestra aventura sea más longeva y divertida, y si te pasa como a mí esto es un aspecto muy positivo pues una vez comiences desearás que nunca llegue a su fin. De todas maneras, una de las peculiaridades de estos títulos es que siempre podrás a lugares que ya hayas pasado para encontrar nuevos lugares o desbloquear armas y demás objetos.




Como ya habréis visto los que hayan jugado estos títulos es que se caracterizaron por una profunda narración y escenas cinematográficas reduciendo, aunque levemente, la amplitud de los mapas y la libertad total de exploración de juegos anteriores.

Primero vamos con Final Fantasy X, un juego de rol clásico con jugabilidad muy abierta y ataques por turnos en 3D, algo tal vez novedoso cuando llegó este título en su día.

Tidus, Auron, Yuna, Wakka, Lulu y Kimahri Ronso son los protagonistas de la historia y con quienes viviremos la aventura luchando contra todo tipos de monstruos durante la batalla contra Sihn.

Final Fantasy X

Protagonistas de Final Fantasy X durante el juego

Como es natural los monstruos aparecen en distintas zonas del mapa con mucha frecuencia, y no se ven venir ya que no se ven físicamente, simplemente salta la batalla contra estos enemigos. Es muy importante, como en los demás Final Fantasy, completar el número más alto de batallas que podamos para que nuestros personajes aumenten su nivel, además de conseguir esferas que nos ayudarán a obtener distintas habilidades para cada uno.

El sistema de batalla, como hemos dicho anteriormente, es por turnos como los anteriores juegos con la novedad del 3D. Además de esto aquí encontramos el sistema más ágil y espectacular de la saga. Como siempre disponemos de tres personajes en pantalla que pueden ser sustituidos a nuestra elección por cualquiera de los otros tres. También tenemos la posibilidad de utilizar invocaciones y los increíbles ataques finales. Por lo tanto en este aspecto se ha respetado en su totalidad al juego original, pero se echa de menos que hubieran introducido algunos cambios como la posibilidad de saltar las cinemáticas, que siguen siendo igual de espectaculares pero se hacen un poco pesadas sobre todo para aquellos que las hemos visto incontables veces.

Final Fantasy X

También voy a comentar, para quienes no conocen el juego, que las habilidades que anteriormente he dicho se pueden obtener mediantes esferas se consiguen colocando estas en un tablero disponible en el menú. Es cierto que al principio parece un sistema un poco complejo, pero no tiene mucha historia una vez le pillas el tranquillo.




Por supuesto sigue estando disponible la opción de jugar los partidos de Blitzbol, un aspecto muy divertido y disfrutable del juego, para hacer la experiencia más rica y mantenernos más horas frente al televisor.

El Final Fantasy X-2 si que tuvo algunos cambios respecto a Final Fantasy X cuando salió y por supuesto se respeta en esta versión remasterizada. Por ejemplo el sistema de batalla tiene algunas variaciones, pero sigue el mismo modelo que su antecesor sobre todo debido a la gran satisfacción que causó en los seguidores de la saga.

En este título en cambio solo contamos con tres personajes, Yuna, Rikku y Paine, por lo tanto siempre serán estas chicas las que estén en pantalla sin posibilidad de cambiar a ninguna. Otra de las variaciones con respecto a los personajes es que las habilidades han de ser elegidas desde el principio, pues debes elegir entre una clase y oficia para cada una, por lo que las habilidades aprendidas tendrán que ver con lo elegido para cada una.

Final Fantasy X

Rikku, una de las protagonistas de Final Fantasy X-2

Este juego en su día tuvo muchas críticas, pues fue la primera vez que la compañía se decidía a sacar una remake de un juego que se supone cerrado. Además su estética pop y la desaparición de los personajes masculinos también causó revuelos. Final Fantasy X es un juego triste, es un juego a todas luces cruel aunque toca muchos temas y en lo que profundiza lo hace de una forma sutil, aquellos que quieran ver entre líneas su argumento vera que, el juego no es para nada feliz, y muy al contrario de lo que todo el mundo esperaba. Final Fantasy X es un juego muy en la línea de los guiones de Hironobu Sakaguchi,  Y Final Fantasy X-2 es absolutamente todo lo contrario.

Esto sumado a que muchos lugares se mantuvieron iguales y que el motor gráfico del juego no cambió en absoluto hizo que la gente tomará este título más como una expansión que como un juego independiente, solo que el precio era el mismo. Ahora, esto no le impidió obtener una cifras millonarias gracias a sus ventas.

Mi opinión personal sobre este título es el mismo que cuando salió en su día, es un título más flojo, que incluso puedes llegar a pensar que sobra totalmente, pero es divertido, no es desde luego un mal juego de rol y merece la pena jugarlo y más ahora que está incluido en esta colección, y por lo tanto no representa un coste adicional.

Las mejoras en ambos juegos son bastantes y muy evidentes empezando por la notable mejoría en el apartado gráfico, pues el paso de gigante que han sufrido hacia el HD le ha venido al dedo, Hay que tener en cuenta de que se trata de juegos que salieron al mercado en el año 2002 y 2004, teniendo en cuenta este detalle ahí que alabar el increíble trabajo que SquareEnix ha realizado en esta remasterización. . Además la línea artística que envuelve a estos juegos y que tan impactantes fueron en su día, ahora se ven de manera mucho más claro y brillante con esta remasterización.




Los personajes también han tenido una mejoría enorme, ya que se han dejado de lado las formas poligonales que aún podían apreciarse en este título, aunque mucho más leves que en sus antecesores. En esta nueva edición podréis comprobar que los personajes están mucho mejor modelados, con más detalles, y sobre todo algo que se puede apreciar en los planos más cortos.

Final Fantasy X

Comparativa del aspecto de Yuna en el juego original (izquierda) y en la remasterización (derecha)

Las cinemáticas son brillantes, y si ya lo eran en los títulos originales con unos lugares preciosos y muchos aspectos artísticos, ahora en HD son realmente de no decir palabra. Desde luego aquí no se echa en falta la posibilidad de saltar la escenas.

Otra novedad que podemos encontrar en el menú principal del juego es que, junto a los dos botones de los títulos podemos encontrar otros dos. El primero para reproducir la escena inédita de Final Fantasy X titulada “Eternal Calm”, una escena de quince minutos de duración que nos cuenta una historia que sirve de puente entre el final de Final Fantasy X y Final Fantasy X-2. El otro corresponde a “The last Mission” de Final Fantasy X-2, una misión extra del juego que se desarrolla en el interior de una torre de múltiples plantas que solo fue incluida en la versión japonesa del juego.

También se ha  añadido nuevas esferas para obtener nuevas habilidades que no encontrábamos en los juegos originales, y la opción de “Entrenador de criaturas” que nos permitirá obtener nuevos Eones, pero esto solo en Final Fantasy X.

El sonido también ha mejorado considerablemente, un sonido más claro, más fuerte y con mayor calidad, digno de los juegos que podemos ver en PlayStation 3. Gracias a esto podemos disfrutar de mayor manera esas maravillosas composiciones que nos regaló Nobuo Uematsu y que desde luego le dan más emotividad a las escenas del juego. Para mí estamos hablando del aspecto más genial de estos juegos.

Para finalizar las mejoras por supuesto la llegada de los trofeos correspondientes, algo que todo juego de PlayStation 3 debe incluir desde que se implantó este sistema hace ya varios años. El catálogo de trofeos no es demasiado amplio, pero tampoco podemos pedir más pues han hecho un gran trabajo.

Final Fantasy X

Yuna junto a uno de sus Eones en Final Fantasy X

También tengo que comentar para todos aquellos que disponen de PlayStation 3 y PlayStation Vita que ha sido introducido el sistema Cross Play y Cross Save, por lo que podemos jugar a estos juegos en ambas plataformas respetando siempre el avance del juego tanto en una como en otra consola. Por ello podéis jugar habitualmente en casa desde vuestra PlayStation 3 y seguir la partida desde otro lugar con vuestra PlayStation Vita.




Mi conclusión es que toda aquella persona que como yo sea un amante de la saga Final Fantasy y por supuesto de estos títulos en concreto, deben tener edición remasterizada, pues la vais a disfrutar como en vuestro día lo hicisteis jugándolos en PlayStation 2, pero de manera amplificada. Una edición muy buena y más que recomendable. Sinceramente un placer en todos los aspectos volver a disfrutar de estos juegos de esta manera tan especial.


Contenido relacionado