Análisis Batman Arkham Origins Blackgate Deluxe Edition

Análisis Batman Arkham Origins Blackgate Deluxe Edition
 

Allá por octubre cuando salió a la venta el tercer juego dentro de la saga Arkham de Batman para PlayStation 3, Xbox 360, PC y Wii U, también se lanzó una versión para Nintendo 3DS y PlayStation Vita con el apellido Blackgate que pasó sin hacer ruido y cuyo principal problema fue la falta de promoción del mismo. Esto hizo que la gran mayoría de los aficionados a los videojuegos supieran poco a nada del juego y cuyos análisis y comentarios brillaron por su ausencia en la mayoría de las páginas web del sector. Tan solo a través de los foros y gracias a los aficionados del hombre murciélago que adquirieron el juego, pudimos saber que a pesar de la falta de promoción, se trataba de un juego mucho mejor de lo esperado que transmitía las mismas sensaciones que sus versiones mayores con una jugabilidad en dos dimensiones al más puro estilo Metroid o Castlevania de Igarashi.

Detrás de este título no estaba cualquier grupo de desarrollo, sino uno experimentado en estas lides ya que estaba formado por ex-componentes de Retro Studios, desarrolladores de la trilogía Metroid Prime para Game Cube y Wii, así que el género no era nuevo para ellos aunque en su currículum como Armature Studio sólo contaban con la versión para PlayStation Vita de Metal Gear Solid HD Collection, en el que hicieron un buen trabajo. Aún así, Warner Bros. Interactive Entertainment confiaron en ellos para este proyecto.

Pasados unos meses desde su lanzamiento y para sorpresa de muchos, Warner Bros. Interactive Entertainment anunció el lanzamiento de Batman Arkham Origins Blackgate Deluxe Edition para Playstation 3, Xbox 360, PC y Wii U, en el que prometieron mejorar algunos de los defectos que tenía el juego original así como un apartado gráfico a la altura de las consolas den las que iba a salir.

Batman Arkham Origins Blackgate nos sitúa tras los hechos acontecidos en Batman Arkham Origins, en concreto tres meses después, cuando Batman está persiguiendo a Catwoman por las azoteas de Gotham y de repente se produce una misteriosa explosión en la prisión de Blackgate permitiendo al Joker, el Pingüino y Black Mask hacerse con el control de cada una de las tres zonas que componen la prisión de máxima seguridad de Gotham. Esto hace que Batman se dirija a Blackgate para evitar que la revuelta vaya más y apresar a los tres criminales de nuevo. A partir de aquí comienza nuestra aventura con una historia que si bien no es muy compleja, tiene la característica de acabar de una manera u otra en función de cual sea el último enemigo que derrotemos en el juego, por lo que tendremos tres finales diferentes y será necesario jugar tres veces cara poder ver cada uno de ellos. Además, la historia estará contada a través de ilustraciones tipo cómic tal como hemos visto en juegos como Metal Gear Solid Peace Walker.

batman blackgate_4

La historia se narra a través de ilustraciones tipo cómic

Como hemos dicho, la prisión está dividida en tres zonas claramente diferenciadas. Por un lado el bloque de celdas liderado por el Pingüino, la zona de administración comandada por el Joker y finalmente la zona industrial dominada por Black Mask y sus secuaces. A pesar de la división de estas tres zonas, podremos movernos de una a otra libremente sin tener que haber terminado de explorar o vencido al jefe de cada una de ellas para avanzar a la siguiente. Esto hace por tanto que podamos campar a nuestras anchas por cada una de ellas aunque con ciertas limitaciones, que vienen dadas por las habilidades que tengamos disponibles en cada momento. A diferencia de en los juegos anteriores, en lugar de estar basado en un sistema de experiencia para mejorar los gadgets, tendremos que ir buscando por el escenario los potenciadores de cada uno de ellos que posteriormente nos irán dando acceso a nuevas zonas dentro de cada ala de la prisión. Los accesorios con los que contaremos en esta aventura siguen siendo los mismos que en los anteriores juegos. El gancho, que permitirá subirnos a sitios elevados y arrancar rejillas de ventilación que se encuentren fuera de nuestro alcance, la pistola de gel explosivo que permitirá derribar paredes frágiles para poder acceder a nuevas zonas de la prisión, el batarang con el que podremos aturdir a los enemigos y hacer que caigan piezas sueltas del escenario y finalmente el lanzacabos.

Además de estos, en el juego están presentes también el modo detective y el sistema de combate característico del juego.

Por un lado el sistema de combate fluido se ha adaptado a la perfección en esta versión 2D. Los enemigos nos seguirán rodeando, ya que a pesar de ser bidimensional, hay varias capas de profundidad en los pasillos en los que nos encontramos, pudiendo moverse por ellos los enemigos y nuestro personaje a la hora de golpear, lo que nos obligará como en sus versiones mayores a esquivar, contragolpear y tener que atacar por la espalda a los enemigos con porras eléctricas o aturdir a los grandullones que nos bloqueen los golpes. Si hay que ponerle un punto negativo a este sistema de combate es que no se ha trasladado los movimientos especiales de desarme y demás presentes en las otras entregas, aunque a la hora de jugar tampoco los echaremos de menos ya que los movimientos presentes serán suficiente, y no se nos harán repetitivos los combates ya que están bastante más espaciadas que en juegos anteriores.

Mención especial merece las peleas con el Joker, Pingüino y Black Mask, así como con cada uno de los jefes intermedios que encontraremos en cada zona y que no os vamos a desvelar. Estas luchas, en lugar de simplemente en dar puñetazos, tendremos que hacer uso de los gadgets de Batman así como de las ventajas que nos pueda dar el escenario, siendo por tanto combates muy divertidos y en ocasiones sorprendentes en el modo en que debemos vencerlos. Es sin duda un punto a favor que le da cierto toque de originalidad al juego.

batman blackgate_3

¿Quién será el francotirador que quiere acabar con Batman?

En lo referido al modo detective, este gana importancia respecto a los juegos anteriores ya que será necesario examinar bien los escenarios para poder interactuar con ellos y seguir avanzando. Esto se debe a que a diferencia con los juegos anteriores, en este cuando haya una pared, rejilla u otro elemento del escenario con el que podamos interactuar, deberemos primero analizarlo con el modo detective para después realizar la acción que corresponda. Este concepto que estaba así implementado en la versión portátil, y bastaba con tocar en la pantalla el elemento en cuestión y dejar el dedo puesto para su análisis, siendo por tanto muy rápido y sencillo de usar. Sin embargo, aquí se hace un tanto tedioso ya que nos saldrá en pantalla un círculo que moveremos con el stick analógico y que tendremos que situar donde corresponda. No es tan intuitivo como en la versión de Nintendo 3DS ni PlayStation Vita, pero es la única solución posible para adaptarlo a las consolas de sobremesa.

Por tanto, como podéis leer, se ha trasladado a la perfección la jugabilidad y la esencia de los juegos de Batman anteriores, teniendo en todo momento la sensación de jugar a un juego de la saga y no un título lanzado tan sólo aprovechando el nombre. Si tuviera que decir a cual de los tres se parece más, diría que a Arkham Asylum, ya que estamos también en un escenario cerrado sin posibilidad de ir por la ciudad y recorriendo las diferentes secciones de la prisión que se nos van abriendo a medida que mejoramos al personaje.

Batman Arkham Origins Blackgate Deluxe Edition no es un título especialmente largo, ya que podéis terminarlo en unas 6 horas, llegando a las 8 o 9 si queréis conseguir el 100% del juego, sin embargo, si que es muy rejugable. Por un lado, será necesario acabarlo tres veces para poder ver cada uno de los finales que se obtienen en función de cual es el último enemigo que derrotemos. Además, tenemos la posibilidad de encontrar por el mapeado las piezas de los trajes alternativos que podemos desbloquear y que darán características especiales a Batman como inmunidad, resistencia o mayor regeneración de la salud. También tenemos los archivos, que son una serie de pistas que encontraremos por los escenarios que finalmente nos desbloquearan un archivo que nos dará información de diferentes acontecimientos que han sucedido en Blackgate. Finalmente, tenemos en cada una de las alas unos objetos coleccionables característicos como son unas dentaduras en el ala del Joker, unos pingüinos en la del Pingüino y finalmente unas máscaras en la de Black Mask, que deberemos encontrar si queremos completar el 100% del juego. Así que, a pesar de no ser muy largo el juego en si, la rejugabilidad que ofrece es muy alta.

batman blackgate_1

El Joker no podía faltar a su cita con Batman

Batman Arkham Origins Blackgate Deluxe Edition viene acompañado de un apartado gráfico que no está mal pero podía haber sido mejor. El hecho de que la cámara se encuentre alejada del personaje y de la acción ayuda a que parezca que se vea mejor, pero en el momento en que esta se acerca a Batman o alguno de los enemigos es cuando se hace evidente que podrían haber trabajado un poco más esta versión deluxe , al verse texturas de baja calidad y enemigos con pocos polígonos. Además, las escenas tipo cómic que nos van narrando la historia se ven algo borrosas, sobre todo si las comparamos con sus homónimas de las versiones de portátil por lo que parece que no se han redibujado a mayor resolución. Por tanto, si bien no se ve mal, creemos que podrían haberse trabajado un poco más esta versión de Batman Arkham Origins Blackgate.

En cuanto al diseño de los personajes y enemigos siguen el estilo de los juegos anteriores, y la prisión está recreada con todo lujo de detalles dando la sensación de ser un lugar laberíntico y enrevesado gracias al gran diseño de la misma. La división de las tres zonas de la prisión se ve perfectamente representada en cuanto al contenido de las estancias que componen cada una de ellas. Gracias a esto, a pesar de que el juego se desarrolla en 2D, tendremos una continua sensación de profundidad gracias a lo elaborado de los escenarios y a la gran cantidad de detalles presentes en ellos.

En cuanto al sonido, la banda sonora sigue también la línea de los juegos anteriores con una música que acompaña sin destacar demasiado pero que se ajusta a al ambientación tenebrosa que acompaña al juego. Los efectos sonoros son los mismos que los vistos en juegos anteriores y destacar que el juego no viene doblado al español aunque si con subtítulos. Tal como ocurrió en su versión para portátiles, las voces están en inglés rayando a muy buen nivel.

Finalmente, comentar las diferencias de esta versión con la lanzada hace unos meses que en realidad no son muchas pero si interesantes. Por un lado, el mapa que representa la prisión de Blackgate y usaremos para orientarnos ha sido rehecho entero y, en lugar de representarse desde una vista cenital, se ha representado desde una perspectiva isométrica haciendo su uso más sencillo, y se han incluido nuevos trajes para Batman.

batman blackgate_2

Traje de Batman en Tierra 2 exclusivo de esta versión

Concluyendo, nos encontramos ante un muy digno representante de la saga Arkham, trasladando las jugabilidad que lo caracteriza a las dos dimensiones a la perfección, aunque no alcanza el nivel de las entregas anteriores. Sin duda, un título muy recomendable que que deberían dar una oportunidad todos los seguidores del hombre murciélago ya que no le decepcionará.

 

7/10

Política de puntuación


Contenido relacionado