Análisis: Inazuma Eleven (3DS)

Análisis: Inazuma Eleven (3DS)
 
 

Inazuma Eleven, la aclamada saga de Level-5, llega en esta ocasión a 3DS en lo que es un port casi directo de la versión de DS que llegó a Europa en 2011. La franquicia, internacionalmente conocida y que cuenta ya con un manga y anime fruto de su éxito, ha sido acogida de forma calurosa en Europa, siendo toda una sorpresa para niños y no tan niños.

El título que nos ocupa, como ya hemos mencionado, es un port de la versión original de DS, a la que se le ha añadido efecto 3D y se ha adaptado a la resolución de las pantallas de 3DS.

El argumento narra la historia de Mark Evans, un joven atlético y entusiasta que ante la inminente disolución de su club de fútbol hace un esfuerzo por mantenerlo a flote y trata de contagiar su ferviente entusiasmo a sus compañeros, quienes parecen más interesados en perder el tiempo que en practicar. Con la llegada de Axel Blaze todo cambiará y el equipo entrenará con gran entusiasmo para los campeonatos regionales. Si quieren salvar su club, ¡no tienen más opción que jugar!

La trama, a primera vista sencilla, se complica poco a poco, introduciendo elementos como el abuelo de nuestro protagonista y el legendario equipo del que formaba parte, el incansable Mark y su pasión por el fútbol y el gato encerrado que se esconde detrás de las intenciones de los equipos rivales y otras autoridades del deporte. Si bien hace uso de numerosos tópicos, es predecible y nos sorprenderá muy pocas veces, cumple de sobra con su cometido y teje los diferentes partidos con una solidez aceptable. Repito, no es una historia memorable ni mucho menos, pero sin duda tiene los suficientes alicientes como para picar nuestra curiosidad y que nos interese seguir jugando, y eso es algo que en un juego de carácter infantil como es éste es más que suficiente.

Algunos personajes secundarios se ocuparán de dotar a la trama de un toque humorístico.

Algunos personajes secundarios se ocuparán de dotar a la trama de un toque humorístico.

La jugabilidad es un híbrido entre fútbol y RPG; mediante el uso del stylus manejaremos a nuestros personajes en una perspectiva cenital, tratando de esquivar a los oponentes mediante el uso de pases y regates. Si se produce un enfrentamiento directo entre dos jugadores de equipos opuestos o un tiro a portería, entra el factor rolero, ya que deberemos escoger entre driblar,rebasar o utilizar una supertécnica. El éxito de una u otra opción depende principalmente del elemento de los jugadores (algo parecido a lo visto en la saga Pokémon), y tras la elección, se ejecutará la acción ganadora a modo de cinemática. Las acciones normales dependen principalmente del valor base del jugador y de su elemento, y gastan PE. Las supertécnicas son los movimientos espectaculares y son los que gastan PT, algo parecido al MP característico de los RPG’s. Cabe destacar que, en prácticamente la totalidad de los casos, una supertécnica vence a una acción normal. Es aquí, en las supertécnicas, donde se aprecia el efecto 3D del que hace gala esta edición, y que hemos de decir está bastante bien implementado, consiguiendo una sensación de profundidad y movimiento bastante creíbles. El 3D no ha sido metido con calzador, sino que se ha trabajado para que realmente aproveche las características técnicas de 3DS, y eso es algo que se aprecia bastante en un port. Respecto a este apartado, debemos decir que, si bien la idea es muy buena, se ve lastradapor la falta de opciones. Al final haremos siempre lo mismo, ya sea usar determinada supertécnica o utilizar x estrategia, ya que la IA tampoco es que sea para echar cohetes. Esto es algo que en posteriores entregas se ha solventado, introduciendo las paradas de tiros por defensas y demás, y nos parece algo que se podría haber introducido para hacer de conjunto jugable algo mucho más redondo, como sí que se hizo en el port de KH a PS3. Aún así, a pesar de pecar de ser un tanto repetitiva, la jugabilidad funciona bastante bien y cumple perfectamente, sin traicionar ni a los RPG’s ni al fútbol, y los piques en los partidos son lo suficientemente emocionantes como para tenernos pegados a la pantalla hasta el final del enfrentamiento.

Enfrentamiento entre dos jugadores.

Enfrentamiento entre dos jugadores.

El leveo en este título se lleva a cabo mediante las denominadas pachangas, partidos contra otros equipos, entrenamientos específicos y el Centro Centella.

Las pachangas son los míticos combates aleatorios de los RPG’s, en las que se fija un objetivo que debemos cumplir, tal como no permitir al oponente robar la bola o anotar en un tiempo determinado. Si ganamos, seremos recompensados con EXP y puntos de amigo, y si perdemos, se nos quitará pasión y puntos de amigo.Respecto a la pasión y los puntos de amigo, son dos elementos jugables que nos permiten aumentar las caracterísitcas de nuestros jugadores mediante los ya mencionados entrenamientos específicos y recuperar PE y PT del equipo, y los puntos de amistad nos permiten reclutar a nuevos jugadores de entre el catálogo total de más de 1000, que iremos desbloqueando a medida que avancemos en el juego. El Centro Centella es simplemente una “mazmorra” de combates aleatorios de la que si salimos airosos, aumentaremos un factor de todos nuestros jugadores, como velocidad, fuerza, técnica o agilidad, por ejemplo.

La mecánica o esquema jugable del juego, dividido en capítulos, es siempre la misma: se nos presentará un partido que tendremos que disputar en breve y, ante ello, deberemos entrenar y aprender una técnica con la que vencer a nuestros oponentes, que poseen una técnica defensiva u ofensiva que, a priori, parece invencible. Durante los primeros compases del juego este esquema es bastante ágil y sutil, pero a medida que avanzamos en el juego se hace más tedioso y repetitivo, cosa que se compensa con la carga argumental que poseen los últimos episodios del título. Así, el esquema “planteamiento-exploración y leveo-partido” no funciona satisfactoriamente tras unas cuantas horas de juego y nos cansaremos rápido de ello, ansiosos por una variación en el planteamiento del juego.




El apartado sonoro es muy repetitivo. Se repiten los mismos temas una y otra vez sin descanso, resultando a las pocas horas un tanto aburrido, más aún tratándose de un RPG. Sin duda, uno de los puntos más flacos del juego.

El juego cuenta con cinemáticas animadas al más puro estilo de Level-5.

El juego cuenta con cinemáticas animadas al más puro estilo de Level-5.

El apartado técnico del juego simplemente cumple; no debemos olvidar que es un port de un título de DS. Los modelados presentes en las supertécnicas puede que explotasen al máximo el potencial de DS, pero no el de 3DS. Habría sido de agradecer un remodelado de los personajes, ya que después de todo, estamos hablando del re-lanzamiento del mismo título en una nueva plataforma de características técnicas bastante superiores a su predecesora. Aún así, sabemos bien que no es un remake, por lo que visto en perspectiva, el apartado técnico, en conjunto, cumple su cometido correctamente.

La duración oscila entre las 15 y las 20 horas si nos limitamos a seguir la historia principal y no leveamos a nuestro equipo; en cambio, si nos proponemos obtener todos los objetos, vencer a todos los equipos otra vez, obtener todas las supertécnicas y subir al nivel máximo a nuestros jugadores favoritos, puede llegar bien agusto a las 50-60 horas, pero de una forma un tanto forzada, ya que no posee un post-game realmente dicho a excepción de equipamiento extra y un nuevo partido. Así mismo, la completa ausencia de misiones secundarias lacra la rejugabilidad y vida útil del juego, ya que al terminar la historia principal no nos quedará nada que hacer con un fin realmente dicho.

El juego llega completamente traducido al español, tanto textos como diálogos durante las cinemáticas al más puro estilo anime, como nos tiene acostumbrados Level-5. El juego es MULTI-5, por lo que se nos da la opción de cambiar el idioma en función de nuestros gustos, todo un acierto en estos tiempos en los que muchos títulos japoneses o ni llegan, o llegan íntergamente en inglés. Esta edición puede ser adquirida en la eShop de 3DS al ajustado precio de 17,99€, un precio más que justo para un port de la consola predecesora.

En definitiva, Level-5 nos ofrece un título de rol diferente a lo típico, en el que sustituimos espadas y dragones por balones y porteros. Lamentablemente, las buenas ideas del estudio no acaban de cuajar del todo y el título presenta varios defectos, tanto a nivel jugable como técnico, que le lastran y no le permiten brillar con la intensidad que este estudio puede hacer brillar a un juego. El inicio de una franquicia que poco a poco ha ido solventando sus fallos pero que, aquí en sus inicios, no ha conseguido un título que sacie nuestra sed de fútbol y rol a la par. A pesar de sus fallos, si eres fan aférrimo del anime o de los juegos de rol, te recomendamos darle una oportunidad, ya que tras su apariencia infantil se esconde un título divertido que podría gustarte más de lo que piensas.

 





Contenido relacionado