¿Sabías que Microsoft pudo haber salvado la Dreamcast?

¿Sabías que Microsoft pudo haber salvado la Dreamcast?
 
 

 

Habían pasado ya más de dos años desde que España salió oficialmente de la crisis económica que duró desde 1993 y se alargó hasta 1997, un periodo en el que el desempleo rondó unas cifras que oscilaban entre el 20 y el 23%. Corría el mes de octubre de 1999 y SEGA trajo a nuestro país con casi un año de retraso respecto a Japón su consola de 128 bits que vino a revolucionar el concepto de los videojuegos tal y como los entendíamos hasta entonces, para enterrar a la malmetida Saturn, que corrió muy mala suerte a causa de los experimentos que la propia compañía quiso hacer con Mega Drive y sus ortodoxos acoples Sega-CD y 32X, siendo éste último el que hizo pensar al público que si una consola de 16 bits podía alcanzar una potencia de 32 bits, ¿para qué quería el mercado una consola nativa de 32 bits como la Saturn? Empezaba una época negra para SEGA y sus campañas de márketing, que sólo hicieron que los creadores de las grandes Master System y Mega Drive  se fuesen hundiendo cada vez más, y más.

A pesar de las esperanzas puestas en Dreamcast, la compañía vió como su consola de 128 bits fue arrollada por un tren sin frenos llamado PlayStation 2 en el año 2000, cosa que hizo desistir a la empresa de fabricar más hardware y dejar en el olvido una maravillosa consola adelantada a su tiempo que vino para hacernos soñar… y se quedó soñando para siempre en el año 2001.

Mucha gente habla del abandono de SEGA de su consola con funciones online, pero lo que hay detrás de la historia poca gente lo conoce. Hoy sacamos a la luz un dato, que si bien no es inédito, está bien que lo remarquemos y dejemos constancia de él, aunque sea para hacerle un pequeño y particualr homenaje al Sr. Okawa. ¿Sabiáis que Isao Okawa, el por entonces alto mando de SEGA, se reunió varias veces con Bill Gates para intentar salvar la Dreamcast? ¿Y cómo querían salvarla? Pues en esta industria no hay secreto que no salga a la luz, y con Microsoft planeando sacar una nueva consola (Xbox) con funciones online (lo que ahora conocemos como Xbox Live), el señor Okawa vió la oportunidad perfecta para salvar la Dreamcast, pero falló la condición que querían imponer los nipones a los americanos…

SEGA quería que la nueva consola de Microsoft fuera compatible con todo el catálogo de juegos de Dreamcast, de modo que Xbox se beneficiaría de un extenso e impresionante catálogo de juegos, y los usuarios podrían disfrutar del servicio online de pago en los juegos de Dreamcast. Pero ésta condición no gustó en Redmond, y le dijeron a SEGA que las funciones online serían sólo para los juegos de Xbox, aunque no descartaban que Xbox fuera compatible 100% con juegos de Dreamcast. Y así fue como el sr. Okawa, quien llegó a invertir hasta 900 millones de dólares de su bolsillo, vió cómo su criatura fue cerrando los ojos para quedarse durmiendo para siempre. Por desgracia, Dreamcast moría oficialmente en 2001, igual que el señor Okawa, quien a los 74 años perecía a causa de una parada cardiaca.

Así pues, en las manos de Microsoft estuvo el poder salvar la Dreamcast y alargarle la vida unos años más. No sabemos si la decisión de no dejar que los juegos de la consola de SEGA se pudieran jugar online con el servicio de Xbox fue para bien o para mal en la historia, pero lo que sí sabemos es que a día de hoy quien tiene una Dreamcast tiene una consola que es objeto de deseo para muchos jugones. ¿Vosotros tenéis alguna? A modo de pequeño homenaje a todo el equipo humano que había detrás de ésta mítica consola, incluyendo al mismo sr. Okawa ¿Podríais dejar vuestra colección de Dreamcast en una foto en un comentario?


Contenido relacionado