Impresiones Hyrule Warriors: Salvando otra vez Hyrule

Impresiones Hyrule Warriors: Salvando otra vez Hyrule
 

Hyrule Warriors es un juego desarrollado por Team Ninja y Omega Force y sigue el sistema del juego Dynasty Warriors de Tecmo Koei. Además, es un título independiente de la saga The Legend of Zelda. Gracias a Nintendo, tenemos la oportunidad de ofreceros las ventajas y desventajas de esta nueva entrega, aunque seguramente no acertaremos enteramente en el resultado final, ya que puede haber cambios o añadidos que varíen el gameplay del juego.

En primer lugar, nos encontramos en un mapa ambientado en Hyrule, el cual tenemos que atravesar luchando con distintos enemigos, jefes y pequeños puzzles hasta llegar al jefe final, similar a la entrega Dynasty Warriors. Los personajes que pudimos utilizar fueron Link y Zelda, aunque tenemos en cuenta que en el resultado final se podrán utilizar personajes de toda la saga como Impa, Lana o Maripola. A medida que vas avanzando, el juego te va desafiando con distintos puzzles que deberás que solucionar como, por ejemplo, una avalancha de rocas las cuales se apartarían fácilmente con los artilugios Goron.

hyrule-5

Cada uno de los personajes puede utilizar distintos ataques de área y uno especial (y demoledor) que sólo se podrá usar al llenar la típica barra de magia de Zelda. Los movimientos y ataques son verosímiles y fluidos, lo que facilita el recorrido en el amplio mapa. También, observamos la multitud de elementos típicos de la saga como, por ejemplo, el uso de bombas para acabar con los enemigos (que podremos más tarde conseguir mejoradas causando un efecto demoledor mayor). De hecho, uno de los jefes finales se le debe derrotar de la misma forma que al primer jefe del templo Goron en Ocarina of Time: arrojándole bombas al interior de su boca. Otros de los elementos son las rupias que conseguiremos al acabar con cada enemigo, corazones, cofres que nos otorgarán la llave del éxito en nuestra misión o las pociones.

Los enemigos se nos presentarán de manera masiva y tendremos o bien que derrotarlos, o bien dejar que nuestro ejército se encargue y nosotros intentar solucionar los puzzles para poder seguir avanzando. La variedad de los enemigos, según pudimos observar, era escasa, simplemente modelos básicos como monstruos portando un escudo, otros sin defensa alguna y algunos más fuertes que el resto. En las fortalezas que pueblan el mapa nos enfrentaremos a diversos jefes que son distintos al resto y que plantearán mecánicas diferentes.

En segundo lugar, podemos captar que la interfaz está totalmente inspirada en el resto de juegos de la saga. Así, vemos los corazones que simbolizan la vida de nuestro personaje, la barra verde con el que identificaremos la magia (con la cual podremos ejecutar un ataque final que eliminará a tantos enemigos como tengamos por delante y que es verdaderamente espectacular pero sólo si la llenamos derrotando anteriormente a nuestros enemigos) y la cantidad de rupias que llenarán nuestros bolsillos. En cuanto a los gráficos, son especialmente bonitos, aunque algunas texturas del suelo no son muy vistosas ya que son de baja calidad como por ejemplo el agua que pierde credibilidad.

hyrule11

Volviendo a lo referido al mapa, aunque es cierto lo realmente amplio que es, por lo que pudimos observar, tiene espacios inútiles, es decir, espacios vacíos que no se aprovechan ni con elementos ambientales que ayuden a nuestro personaje ni con más adversarios. Aún así, también es cierto que la cantidad masiva de enemigos compone todo un ejército y el espacio facilita la guerra formada entre los dos bandos (aliados y monstruos).

De manera más técnica, pudimos observar cómo en el gamepad de la Wii U aparecen los objetivos y las misiones que hacer para conseguir la victoria, además de lo que observaríamos en pantalla. En cuanto al sonido, podríamos comentar, a grosso modo, que utilizan los sonidos interactivos típicos como la melodía al abrir un cofre.

Finalmente, la trama es un pilar que Nintendo ha querido escondernos por el momento. Lo único que pudimos comprender mientras jugábamos es cómo las fuerzas del mal vuelven a atacar Hyrule y cómo una vez más, tú eres el héroe que tendrá que salvar el reino. En definitiva, es un juego bastante entretenido y gráficamente bonito, sin embargo no es una entrega necesaria puesto que, por un lado, tenemos el ya existente Dynasty Warriors que es realmente igual salvo algunos cambios y, por otro lado, no sigue la trama que a muchos fans de la misma esperan y adoran tanto. No obstante, sí es un juego para añadir a tu colección si adoras The Legend of Zelda.

Grecia Navarro Artiles (@KiraKnaley)


Contenido relacionado