Análisis Abyss Odyssey

Análisis Abyss Odyssey
 

Mezclando un poco de rol, otro poco de plataformas y acción con elementos sobrenaturales y algo fantásticos, el juego que nos presenta el estudio ACE Team promete. Una aventura con toques clásicos y RPG, con movimientos bidimensionales y lineales, con combate cooperativo, competitivo o solitario, a nuestro albedrío. Esto es Abyss Odyssey.

De forma externa, Abyss Odyssey destaca por su jugabilidad -gráficamente visible-: avance horizontal y vertical en un espacio 2D, a la vieja escuela.

De forma externa, Abyss Odyssey destaca por su jugabilidad -gráficamente visible-: avance horizontal y vertical en un espacio 2D, a la vieja escuela.

El juego está distribuido en un amplio mapa, que como se puede observar en la captura de arriba, se explora linealmente, con un juego de plataformas clásico -dada la esencia de avance bidimensional de Abyss Odyssey-. Los mapas tienen varias alturas, por lo que en ciertas zonas debemos saltar y trepar obstáculos o descender. El mapa, en conjunto, tiene una formación modular, pues cuenta con varias zonas que se cargan por separado. A cada zona se accede desde las entradas y salidas situadas de forma fija y estática en los propios mapas. Cada zona es única y tiene su dificultad y sus enemigos, siendo cargada de forma dedicada al acceder a la misma.

En ciertas zonas podemos consultar el mapa del juego.

En ciertas zonas podemos consultar el mapa del juego (derecha). El conjunto del mapa forma una zona conocida como El Abismo.

El juego puede ser explorado de forma individual o con más gente, tanto en modo local como por Internet, creando una partida, privada o pública, o uniéndonos a alguna aleatoria, en el modo cooperativo. Los jugadores deben coincidir en sus movimientos, para presentar en pantalla a la totalidad de los mismos, aumentando la cooperación, algo que cobra más importancia al cambiar de fase, ya que todos los jugadores deben acceder a la misma. Es por ello que las partidas multijugador son de sólo un par de jugadores a la vez.

En Abyss Odyssey podemos ver varios aspectos clásicos de juegos RPG, de exploración y con elementos “fantásticos”. Por ejemplo, existen coleccionables, monedas, y nuestro perfil ganará experiencia, lo que nos permite subir de nivel. Los dos indicadores elementales del estado del personaje son la vida y el maná, que nos permite lanzar ataques especiales. También podemos mejorar habilidades combativas y propias del personaje. De forma realista y aumentando la dificultad del juego, cuando un personaje muere, las habilidades y avances desaparecen, a no ser que las rescatemos de unos altares repartidos por el juego.

Existen 3 personajes fijos y no personalizables, predefinidos, cada uno con sus movimientos, tácticas y atributos especiales. Además, los ataques especiales son diferentes en cada personaje (uno lanza bolas de fuego, otro dispara con una pistola…). Los ataques básicos se efectúan en común por un arma cortante (por lo general, una espada).

El juego tiene un problema típico pero molesto en el sistema de combate. Los ataques básicos se efectúan de forma dedicada, y mientras duran (medio segundo, o lo que duran), no podemos ni movernos, ni girar, ni cancelar su acción. Esto supone un problema durante un combate frenético, con enemigos viniendo por delante y por detrás, aliados que se acercan y reciben “fuego amigo”… Si desencadenamos un ataque, no podemos pararlo. A pesar de esto, el sistema de combate tiene muchos puntos a su favor: podemos realizar combos, ataques especiales, noqueos, bloquear y esquivar… Además de cierta cantidad de habilidades desbloqueables y mejorables.

Otro problema del juego radica en la dificultad para ver a nuestro personaje en medio de toda la acción; esto es, distinguirnos de los enemigos y aliados, saber dónde estamos exactamente durante la acción y por dónde nos atacan, o hacia dónde atacar. Cuando hay muchos enemigos en pantalla, cuesta distinguir cuál es entre todos los bípedos del plano el que controlamos, empeorando la jugabilidad en situaciones donde la pantalla se llena de bichos atacando de todas partes y, una vez más, aumentando las probabilidades de perder o hacer fuego amigo, al no distinguir dónde estamos. La cosa empeora cuando existe alguien más usando el mismo personaje que nosotros. Para solucionar esto, podría añadirse un marcador encima de nuestro personaje, o arreglar el zoom en pantalla.

 

Abyss Odyssey 4

En la vista de cámara, al perder, vemos un marcador sobre los otros jugadores, pero no sobre nuestro personaje al jugar.


Contenido relacionado