Impresiones: Lords of the Black Sun

Impresiones: Lords of the Black Sun
 
 

El género 4X (explorar, expandir, explotar, exterminar) se refiere a los juegos de estrategia con cientos de opciones para personalizar, una elaborada historia, diversas batallas por turnos y mucha gestión de las tropas, recursos, bases, etc. Hoy probamos Lords of the Black Sun, una nueva interpretación del género de mano de Arkavi Studios y publicado por Iceberg Interactive, por el momento en fase Beta desde diciembre del 2013 en Steam con la opción de Acceso Anticipado, que pretende ofrecer lo mejor de otros títulos del género ambientados en el futuro tales como Endless Space, Stardrive o Master of Orion. Aptitudes no le faltan como veremos a continuación.

Lords of the Black Sun, que anteriormente se conocía como Star Lords (el nombre se cambió en abril de este año, quizás para no confundirlo con el protagonista de la inminente película Guardianes de la Galaxia o con la fase beta de Master of Orion, allá en la época de los 90), nos lleva a un vasto universo con cientos de secretos y peligros que descubrir, con ocho razas muy diferentes que buscan hacerse con el control de todos los planetas, descubriendo diversas ruinas milenarias, haciendo complicadas alianzas interplanetaria y venciendo a los rudos piratas que solo buscan la riqueza rápida.

LordsoftheBlacksun Areajugones (17)

Todas las razas tienen sus ventajas y desventajas aunque las más aptas para las primeras partidas son los humanos y los Atrox.

El planteamiento del juego es el mismo que otros títulos 4X futuristas aunque en esta ocasión las ocho razas son muy diferentes entre sí, no solo en el aspecto sino en sus árboles de habilidad y las propiedades de cada una. Contamos por ejemplo con los agresivos Atrox, la raza acuática modificada genética Xenom, los rocosos Kriffith, los equilibrados humanos, los lagartos humanoides Draakian, los religiosos Rasmuth, los avanzados Arkonoss o los peligrosos Commatus; aparte claro está de los piratas que tienen algunos sus propias razas y aparte de repelerlos podemos comprar su protección o sobornarles.

Cada una de estas razas tiene una cualidad que la hace única, ya sea más ataque, defensa, rapidez a la hora de aprender habilidades, mejor comercio, más moral, mejores tecnologías, unidades únicas, mejores naves, etc. Así cada partida es totalmente diferente y a la hora de comenzar una partida podemos elegir que otras razas aparecen en la contienda, así como el tamaño de la galaxia, la forma de la misma, el número y la distribución de las estrellas así como las propiedades de los planetas, las condiciones de la victoria y otras características como los planetas ocupados, neutrales y los clanes piratas. Todo muy personalizable para que hasta el jugador que nunca haya probado estos títulos pueda tener su partida adecuada.

En la fase Beta que hemos probado todavía no estaban habilitadas las opciones de la historia pero dada la inmersión que se ha realizado a la hora de crear las ocho razas disponibles, todas con su trasfondo histórico, es de esperar que esté muy trabajado. Además cada raza cuenta con su propio estilo de naves y edificios que podemos situar en los diferentes planetas que vamos conquistando, para poder así conseguir más recursos, tropas o defensa de los lugares. En este aspecto es loable que los edificios estén representados con bastante detalle y no sean simples iconos como en otros juegos del género.

También hay que hacer mención de la gran personalización que cuentan las naves del juego, con las que nos movemos por turnos en el vasto universo por explorar y también combatimos en un tablero formado por hexágonos. Cada nave cuenta con un número diferente de armas, módulos para ampliarse y transportar a las tropas, diferentes mejoras, velocidad, etc., así como su propia barra de vitalidad y otras mejoras para hacer a cada nave única en su género. De igual manera el menú de búsqueda de habilidades y mejoras está muy bien diseñado aunque algo escueto dado que todavía está en la fase beta.

Con semejante personalización de nuestra nave seguro que los de Red Bull o Mercedes llamarán pronto para contratarnos.

Con semejante personalización de nuestra nave seguro que los de Red Bull o Mercedes llamarán pronto para contratarnos.

Cada planeta que vamos encontrando tiene sus propias propiedades, ya sea un gigante de gas, helados o desérticos mundos, cometas con recursos, planetas al estilo de La Tierra, etc. Todos ellos pueden ser investigados antes de ser colonizados para ver cuáles son los mejores candidatos a ser parte de nuestro imperio. Conquistar un planeta conlleva varios turnos por lo que suele ser algo confuso al principio pero una vez descubierto uno los siguientes son más fáciles.




Para gestionar todos estos planetas, sus recursos y la guerra con los otros imperios contamos con una elaborada diplomacia que se basa no solo en las alianzas sino también en los trueques, la inteligencia de cada facción, no atacarse ni conquistar zonas y contar con un general a la altura de las consecuencias. Estos generales son unidades únicas que también pueden luchar y suponer la diferencia entre la victoria o la derrota por lo que su protección y personalización es otro de los aspectos a tener en cuenta.

La navegación por los diferentes menús se hace de forma clara y concisa, con los botones del F1 al F6 para acceder rápidamente a la gestión del Imperio, las búsquedas, la diplomacia, las noticias, el espionaje y el diseño de la nave. Cada menú se debe cerrar antes de abrir el siguiente, opción que suponemos se eliminará cuando el juego esté más avanzado. Asimismo el desarrollo del juego es más plausible que en otros juegos pero con más posibilidades y una inmersión en cuanto a las posibilidades de cada planeta que raramente se han visto en un género algo encasillado desde hace años.

Con todos estos aspectos a personalizar Lords of the Black Sun es un juego complicado, que lleva su tiempo aprender todas sus características pero que una vez aprendidas es muy divertido y cada partida es totalmente diferente. Sobre todo gracias a la elaborada Inteligencia Artificial de las otras razas dentro de la contienda que hacen que las partidas contra los bots sean muy parecidas a las del Modo Multijugador, también disponible y que permite alianzas entre los jugadores y en un futuro se incorporará un sistema de puntuación mundial.

LordsoftheBlacksun Areajugones (15)

Lords of the Black Sun es una apuesta muy trabajada en el género 4X que gustará mucho a los asiduos de la estrategia.

Por el momento Lords of the Black Sun solo está disponible en inglés y esperemos que sea traducido o haya próximamente algún parche dentro de la comunidad de Steam para poder llegar más fácilmente al público español. No requiere muchos requisitos, dado el tipo de juego que es, solo un procesador Dual Core de 2.0 Ghz, 2 GB de RAM, una tarjeta gráfica de 256 MB, DirectX 9.0, 1150 MB de espacio en disco y Windows XP, Vista, 8 o 8.1 (por el momento no hay versión disponible de iOS o Linux). Sin duda un juego que dará mucho que hablar entre el género 4X y que nos llevará a conocer el espacio profundo como jamás lo hayamos conocido.