Análisis Bloodbath

Análisis Bloodbath
 

Hoy analizamos para vosotros Bloodbath, también conocido como: Dog Eat Dog. Este juego pertenece a los géneros de acción y hack and slash y ha sido creado por el estudio Freedom Factory, creadores también del juego Kick Ass 2. El juego tiene tanto menús como subtítulos en castellano, las voces son en inglés. Empecemos a hablar de él.

Bloodbath carece de modo historia, así que no esperéis un juego que dure tanto o más que, por ejemplo, Kick Ass 2. Al contrario, este juego os durará las horas que vosotros queráis, si por lo menos queréis sacarle todos los trofeos que tiene tenéis para un buen rato. A pesar de que tampoco tiene muchos trofeos para conseguir, exactamente tiene: 12 más el platino, que se conseguirá una vez tengamos los anteriores.

Todos los luchadores que tendremos a nuestra disposición.

Todos los luchadores que tendremos a nuestra disposición.

A pesar de tener solamente modo multijugador, se agradece que aunque no estén otros jugadores conectados, podamos jugar contra bots. Punto a su favor, ya que en otros juegos multijugador si no hay gente conectada, no podemos jugar. Tanto la variedad de escenarios como la de personajes que tenemos a nuestra disposición no es muy extensa. El juego apenas cuenta con 6 personajes donde elegir, son los siguientes:

  • Gladius: el veterano. Se dice que más de un hombre se esconde debajo de su máscara. Como arma tiene una espada y un escudo.
  • Santo: anteriormente era un veterano luchador o wrestler de la lucha libre mejicana, recuerda a algún luchador de la WWE. Usa sus puños como armas.
  • Guerrilla: el más cruel y despiadado de todos los luchadores. Siempre va armado con un machete, cuidado con él.
  • Jock: deportista, aparentemente jugador de hockey ya que usa unos patines para desplazarse y tiene un palo de hockey “dentado” como arma.
  • Berserker: ex-presidiario que al quedar en libertad se unió a Dog Eat Dog, ya que durante su estancia en la cárcel se hizo famoso por ser buen luchador en las peleas ilegales.
  • Geisha: la única chica que tendremos disponible a partir del nivel 15. Esta chica sufrió la amputación de varios de sus miembros, los cuales los reemplazo por prótesis de última generación. Desde entonces es mitad humana mitad máquina.

También tenemos varios modos de juego a nuestra disposición, alguno de ellos son para luchar todos contra todos y otros por equipos. En algunos momentos del juego nos pueden aparecer unas trampas, cuidado con ellas. Estos modos de juego son los siguientes:

  • Domination: el objetivo de este modo es mantener las torres controladas el máximo tiempo que nos sea posible. Las partidas pueden ser dos contra dos o tres contra 3.
  • The Wagon: en este modo debemos llevar una vagoneta hacia el territorio enemigo. La partida será 2 vs 2.
  • Judgement: según va pasando el tiempo en este modo, se activarán diferentes veredictos, que cada equipo (2vs 2) deberá completar para poder ganar.
  • BloodBath: todos contra todos, consiste en matar a el mayor número de enemigos que nos sea posible. De 1 a 4 jugadores.
blood1

Jock contra Geisha, ¿quién ganará?.

Bloodbath es uno de esos juegos de los que rara vez escuchamos hablar, una pena ya que en general el juego cumple con lo que esperamos de él. Gráficamente cumple, sobretodo en los diseños de los personajes, aunque algunos decorados podrían ser bastante mejores o tener algo más de vida. El sonido de las armas está logrado, al igual que el diseño de estas. Aunque el sonido ambiental y los que hacen nuestros luchadores (gruñen) podrían variar de unos a otros. Durante el juego debemos de tener bastante cuidado con quedarnos acorralados entre varios enemigos (y aliados también), estos aprovecharán esta situación para asestarnos varios golpes y mandarnos al otro barrio. También a veces durante el juego sucede que, por más que intentamos alejarnos de nuestros rivales estos nos golpean a pesar de estar, aparentemente, fuera de su alcance.

Resulta un poco desesperante que nuestros golpes hagan poco daño a nuestros rivales y ellos con apenas rozarnos, nos quiten media barra de vida. La cámara del juego nos puede jugar una mala pasada en más de una ocasión. Alguna que otra vez, dependiendo de donde estemos, de puede volver loca….esto nos hace perder la concentración, empezar a dar golpes al aire y no entender el por qué nuestro luchador no da ningún golpe…ah si, se ha muerto. Esto nos ha pasado varias veces.

La inteligencia de los bots deja bastante que desear en alguno de los modos, sobretodo en The Wagon. Este modo es muy sencillo de ganarles, demasiado ya que se olvidan de la vagoneta. Un aspecto del juego que podrían mejorar para otro futuro Bloodbath es el tiempo de espera para reaparecer una vez nos han matado. En algunos modos de juego este tiempo es demasiado largo y esto, estando el combate a punto de finalizar, nos deja pocas opciones de intentar el milagro. Ganemos o no, no nos gusta tener que esperar entre 6 y 10 segundos para poder defender una victoria o intentar lograrla en los últimos segundos del combate.

Una cosa que podrían tener en cuenta para la siguiente entrega de este juego (quien sabe, quizás se animen a ello) sería el darnos más libertad a la hora de personalizar los luchadores. Incluso (puestos a pedir, pidamos más) nos podrían dar la opción de crear nuestro propio luchador. Otro gran punto que tiene a su favor: los combos. Estos son realmente fáciles de aprender, aunque a veces resulta realmente difícil encadenar la secuencia de botones. Aunque los combos resulten muy fáciles de aprender, esto puede ser un buen entrenamiento para los novatos en juegos de este género.

En conclusión, Bloodbath o te gusta o lo odias, pero al menos conócelo. Aunque logre gustarte, sus numerosos fallos te harán replantearte el enseñarle al mando de turno a volar. No es que sea el peor juego de la historia, ni mucho menos, por eso se le ha dado la nota que tiene. Para juego malo ya tenemos Rekoil, en Bloodbath al menos podemos jugar sin necesidad de que juegue más gente. Aunque se echa de menos un tutorial o similar en el que podamos dar los primeros golpes y aprender a hacer combos, La lista de los combos que podemos hacer con cada luchador está en el menú de opciones. Aun así, es un juego muy fácil de jugar, a pesar de que en algunos momentos el juego nos sea realmente complicado acertar los golpes que lanzamos a nuestros enemigos y que ellos acierten más golpes de los que dan.

Política de puntuación


Contenido relacionado