Opinión: Sin competencia no hay contienda

Opinión: Sin competencia no hay contienda
 

Los recientes 18.000 despidos de Microsoft han afectado bastante a la división de Xbox ¿Podría desaparecer?

Microsoft no está actualmente en sus mejores tiempos. Debido a unas u otras razones la compañía de Redmond va a despedir a 18.000 empleados y estos afectarán bastante a la división de Xbox. No obstante dentro de la compañía hay aires de esperanza y esperan así conseguir equipos más productos y con mayor impacto. De todas maneras de esta cifra 12.000 despidos son de la división de Nokia, una de las peores compras a nivel de hardware que ha hecho Microsoft en los últimos años para intentar promocionar su Windows Phone. Sea como fuere la marca Xbox no está en sus mejores tiempos en los mercados bursátiles y muchos analistas ya la ven peligrar.

ps4-xbox-one-wii-u

A poco más de nueve meses de que ya estén las tres consolas en el mercado la situación ya se está haciendo clara.

Los cambios drásticos en Xbox One para intentar vender más han sido muy rápidos, quizás demasiados para muchos inversores. Retirar el DRM, el bloqueo regional, la conexión permanente e incluso quitar Kinect del pack para poder bajar su precio al mismo que PlayStation 4 no han sido suficientes para igualar las ventas de la máquina de Sony, aunque si las han aumentado considerablemente. De todas maneras a inicios de esta nueva generación muchos estudios externos tienen problemas para igualar la resolución o los frames por segundo de los juegos de la consola de Sony a la de Microsoft debido a los cuellos de botella a la hora de procesar los juegos en Xbox One. Evidentemente esto es debido a la diferencia entre la memoria GDDR5 de PlayStation 4 y la GDDR3 de Xbox One. Ambas son de 8 GB pero la de Sony funciona a 176 GB por segundo y la de Microsoft a 68,26 GB por segundo, a pesar de los 32 MB adicionales de memoria ESRAM.

worldwide_totals

Ventas actuales de las tres consolas de Nueva Generación y las portátiles a mayo de 2014.

Este error de diseño del hardware a principio de generación le puede salir muy caro a Microsoft. Aun igualando el precio a la consola de Sony, PlayStation 4 está vendiendo mucho mejor, sobre todo en el mercado asiático y europeo, y, teniendo en cuenta que los comentados despidos afectarán a la división de televisión de Xbox, el público norteamericano puede ver con mejores ojos a corto plazo la consola de Sony así como a Wii U, que por el momento está jugando su propia liga intentando recuperar público con grandes títulos propios aunque sus ventas están mejorando bastante.

sony-nintendo-logo[1]

Una dualidad de Sony -para un público mayor- y Nintendo -para jóvenes y Nintenderos- no sería raro verlo. Se dió hace 20 años.

Las cartas ya están sobre la mesa y si bien Nintendo entró en esta generación con más meses que sus otros dos rivales, actualmente Sony es la que más está vendiendo en un entorno actual en el que las recopilaciones, remakes HDs y típicos juegos anuales hacen su agosto a espera de muchos juegos diseñados por y para la Nueva Generación. Pero en el caso de que Microsoft tirase la toalla, que vendiese o se deshiciese de su división Xbox para centrarse en Windows, la situación podría cambiar radicalmente. PlayStation 4 sería la única máquina centrada en los juegos que no sean de Nintendo o exclusivos de PC. Un entorno muy parecido al de la vieja generación de 32 bits hace veinte años, con una Saturn muerta, una PlayStation con cientos de juegos y una Nintendo 64 solo centrada en juegos exclusivos. Para bien o para mal, una batalla sin ningún ganador claro a la vista de muchos jugadores (sin contar las posibles ventas) que ayudaría a la hora de comprar pero simplificaría muchos desarrollos.

¿Que opinaís? Si Xbox One desapareciera y solo estuvieran PlayStation 4 y Wii U ¿mejorarían los juegos o se simplificarían por solo tener que desarrollarse para una máquina?


Contenido relacionado