Análisis Oddworld: Abe’s Oddysee. New ‘N’ Tasty!

Análisis Oddworld: Abe’s Oddysee. New ‘N’ Tasty!
 
 

Hace 17 años que salió este juego para PlayStation 1, que se dice pronto. Mucho ha llovido desde entonces, dos generaciones más de videojuegos han pasado y muchos juegos, pero ninguno me llegó a marcar tanto como este. Fue el primero que pude jugar de PlayStation 1 y guardaba gratos recuerdos de él. Imaginaos la alegría cuando me enteré de que Abe vuelve….con un lavado de imagen que le ha sentado bastante bien.

Gracias a Oddworld Inhabitants, que han sido fieles al juego original y que han tratado con mucho cariño al “pequeño Abe”, tenemos entre nosotros un juego que a pesar de no tener mundo abierto o muchas opciones de seguir un camino u otro, sigue siendo tan bueno como hace 17 años. Además el lavado de cara que ha recibido hace que los gráficos sean una verdadera delicia.

Alguno de nuestros enemigos.

Alguno de nuestros enemigos.

La historia.

Esta viene sin cambios, pues tenemos que hacer lo mismo que hicimos en el juego original: escapar y ayudar a el resto de mudokon a escapar de las granjas hostiles. La introducción del juego ha cambiado ligeramente a la que conocimos en PlayStation 1. Por si no la recordáis o no habéis tenido la oportunidad de haber jugado a el juego original, os explicamos.

La introducción nos explicaba quien era Abe, un mudokon que trabaja como esclavo en las granjas hostiles, donde se crea comida de otros animales. Pero un día Abe descubre por accidente, el próximo gran producto va a tener… ¡Carne de mudokon!. Justo al descubrir esto aparecía un cartel con la imagen de la cabeza de un mudokon empalada, ahora se ve un helado con la forma de la cabeza de un mudokon.

El desarrollo no ha cambiado, sigue siendo un plataformas en dos dimensiones. Recordemos que Abe no puede atacar a sus enemigos, no lo intentéis en vano ya que sólo tiene como arma….unas chapas. Estas chapas las podemos usar para distraer a nuestro enemigos, además de las chapas también tendremos otros métodos de distracción. Recordad que también podemos poseer a algunos slig para poder seguir avanzando en nuestro camino hasta la libertad. Habrá momentos en los que no podremos hacer uso de este poder, ya que seremos detectados y neutralizados por nuestros enemigos.

Chekpoints o guardado rápido.

Como podéis ver el el vídeo, no sólo podemos salvar a nuestros iguales. También podemos “ayudarles” a sufrir un pequeño accidente laboral. Aunque lo preferible sea salvarlos, podemos poner a prueba su resistencia gracias a que podemos guardar en cualquier momento la partida, cosa que en ciertas fases del juego se agradece. Antes de utilizar cualquier palanca o similar, guardad por si acaso un mudokon sufre un “pequeño accidente”.

Los checkpoints son bastante fáciles de reconocer y saber si los hemos pasado o no. En las siguientes imágenes lo podéis ver:

Este método de guardado (guardado rápido) es una de las novedades que nos trae, debemos de tener muy en cuenta esta forma de guardar ya que en cualquier momento un salto mal dado puede mandarnos bastante más atrás de donde nos hemos muerto. Pero tranquilos, que podéis morir las veces que queráis: tenemos vidas infinitas.




El Pequeño Abe habla….y se tira pedos.

Aunque esto ya venía en el juego original, hay que mencionarlo ya que los comandos de voz de Abe, aun siendo casi los mismos que antes (ahora sólo habla en inglés), pueden darnos bastantes ratos de diversión. Fijaos en el siguiente vídeo:

Como veis el humor sigue estando presente en el juego. Ya sea marcándonos un baile con otros mudokon o haciendo que sufran un pequeño accidente laboral. No obstante algunos aspectos del juego podían haber sufrido alguna mejora más, como por ejemplo el sonido de las minas. Resulta bastante repetitivo y cansado el sonido que hacen, aunque en el fondo viene bien saber dónde están.

En conclusión

Abe sigue siendo el mismo, lo único que ha mejorado ha sido su aspecto. No, no ha ganado unos kilos, sigue siendo igual de flacucho que lo era hace 17 años. El lavado de cara que ha recibido el juego, sólo hace que la experiencia respecto a el juego original mejoren, ya que antes en algunas zonas el juego resultaba demasiado oscuro.

Lo mejor de todo, es que el humor (tanto el tontorron como el negro) siguen estando presentes, se agradece que no se hayan deshecho de el ya que era y es uno de los puntos más fuertes del juego. Con el cual podemos volver a centrarnos si estamos intentando superar una zona y se nos resiste demasiado.

Por el momento Abe sólo se pedorreará y reirá en PlayStation 4, a un precio de 20,99 €. Más adelante llegará a el resto de plataformas a las que está previsto que llegue.

8,9/10

Política de puntuación.


Contenido relacionado