Análisis Shadowgate

Análisis Shadowgate
 
 

De la mano de la desarrollada Zojoi nos llega este clásico de finales de los ochenta de NES y MAC, uno de los juegos mejor valorados de la consola y toda una aventura gráfica para la época. Esta versión remozada de Shadowgate es una reinterpretación del título homónimo de 1989, pero con un motor gráfico acorde a la época y, por supuesto, cargada con nostalgia para todos aquellos que empezaron en este fascinante mundo allá por los ochentas. Mediante una campaña de kickstarter iniciada en 2012, Zojoi consiguió reunir el dinero suficiente para llevar a cabo su deseo de dar a conocer a los nuevos jugones las historias de los más “veteranos” en esto de los videojuegos, y vaya si lo han conseguido.

En cuanto al argumento del juego, Shadowgate cuenta la vida del último héroe de un antiguo linaje de reyes, Jair, que debe adentrarse en el castillo de Shadowgate, una fortaleza viviente repleta de misterios y magia, con el fin de acabar con Lord Warlock y así poder salvar el mundo.

shadowgate-top

Shadowgate nos introduce en un complejo juego de puzles (un tipo de aventura gráfica ahora en desuso conocida como point-and-click) que nos harán estrujarnos el coco hasta averiguar qué camino debemos seguir, o incluso si debemos volver atrás para conseguir un objeto que creíamos insignificante y sin el cual no podríamos avanzar en la historia. Un mapa laberíntico lleno de diferentes objetos, desde armas hasta llaves ocultas, pasando por toda clase de hechizos y artefactos utilizables crearán un entorno predispuesto para pasar largas horas delante de la pantalla.

En cuanto a la jugabilidad, nos encontramos con una aventura en primera persona, donde tendremos a nuestra disposición un intuitivo sistema de selección de acciones en la parte superior de la pantalla. Además, contaremos con otras funciones más comunes como el acceso a un mapa de la zona, una bolsa con diferentes ranuras donde guardar los objetos que recojamos, así como los distintos hechizos, y una serie de botones más para acceder al menú o usar la antorcha, entre otras funciones. Aunque en un principio pueda parecer que el menú de acción es algo caótico y desordenado (sobre todo para los que nunca probamos la versión original de este título) pronto nos daremos cuenta que es muy sencillo adaptarse, e incluso tendremos la opción de asignar cada acción a una tecla de nuestro teclado o ratón, lo que se conoce comúnmente como “bindear”. La forma en la que avanzamos por los diferentes lugares que vamos encontrando es sencillamente compleja, ya que simplemente tenemos que presionar una de las diversas acciones, ya sea “usar” “coger” o “mirar” y después pulsar en la zona de la habitación donde queramos realizar dicha acción. ¿Y dónde está la complejidad? Pues se encuentra en que, en más de una ocasión, una acción errónea significará la muerte, sin posibilidad de defensa alguna.

shadowgate-7

En cuanto a las distintas habitaciones que recorreremos, todas ellas esconden multitud de escondites, trampas y caminos que nos harán dudar, morir en exceso e incluso ganarnos algún enfado que otro, ya que el la dificultad del juego a veces tiende a ser desesperante. Y es que otro punto a tener en cuenta a favor de este nuevo Shadowgate es la posibilidad de modificar el nivel de dificultad acorde a la experiencia que queramos vivir. Desde el nivel más asequible, “aprendiz”, ya encontraremos que el juego es un auténtico reto para los menos avenidos a este género, siendo en el caso particular de uno que escribe y firma más frustrante que el mismísimo señor de la dificultad Darksouls. Si nos consideramos lo suficientemente valientes, probaremos los niveles de dificultad “viajero” donde los puzles comienzan a complicarse bastante o el siguiente escalón, “maestro” donde aparte de la complejidad de muchos puzles, similares o superiores a los de su versión original, nuestras probabilidades de supervivencia rozan el uno o dos por ciento. Para complicarlo un poco más, tenemos la opción de habilitar un modo donde desaparece nuestra interfaz por completo, dejando todo a cargo de nuestros bien memorizados bindeos.

shadowgate-2525614

La historia se nos muestra mediante unas narraciones en forma de ”escenas dramáticas”, donde una imagen fija con movimientos ambientales nos cuenta la historia de lo que ha sucedido en el castillo, que es Shadowgate y nuestro cometido a llevar a cabo en él, explicándonos lo importante de nuestra gesta. Al igual que para narrar la historia, estas escenas también aparecerán en momentos importantes del juego, y en concreto una de ellas que se repetirá hasta la saciedad si elegís el modo más difícil de juego, la imagen de la parca llevándonos con ella. A medida que consigamos diversos objetivos en el juego, se nos mostrarán diferentes escenas para mantenernos atentos a todo el desarrollo que vayamos haciendo, ya que de lo contrario no seremos capaces de hilar ninguna parte del juego, algo complejo de por sí debido a su mecánica point-and-click.

Gráficamente hablando el juego cumple sus expectativas, que por otro lado no son demasiados altas, ya que se trata de únicamente una imagen fija con diferentes objetos interactuables, lo que hace que el requerimiento gráfico no sea demasiado elevado. Bien es cierto que el modelado de los distintos detalles del juego está logrado, aunque quizás podríamos haber disfrutado más con una vuelta de tuerca más radical y darnos a los jugadores la posibilidad de explorar libremente el castillo Shadowgate, y no limitando los puzles a estructuras fijas carentes de vida, por muchas animaciones que traigan consigo.




Otro aspecto a destacar es el buen uso del sonido. La banda sonora integrada en las escenas y en las diferentes habitaciones te sumergirá en una atmósfera de misterio con toques de suspense a la perfección, haciéndonos partícipes de la historia aun sin poder mover un ápice de la pantalla. Todos los objetos, enemigos y habitaciones cuentan con sonidos característicos, haciendo de cada zona una nueva experiencia, donde rara vez se repetirán situaciones, un aspecto muy conseguido. En relación a lo que hagamos en el juego la música se adaptará a ello, ya sea defendiéndonos de un dragón con un escudo o intentando pasar sin llamar su atención. Este genial trabajo (de lo mejor del juego) corre a cargo de Rich Douglas.

shadowgate-android-pc-mac-ios-retrogaming-adventure-3-790x444

Como añadido, tenemos la función Retro, que nos permite utilizar los sonidos, fuentes de texto y animaciones del veterano juego de NES, adaptados por supuesto a esta generación. Aunque son unos cambios realmente mínimos, podríamos considerarlos un pequeño regalo para todos esos jugones que superan ya la treintena y recuerdan esas largas tardes de verano estrujándose el coco intentando revelar los secretos de Shadowgate.

En definitiva, un videojuego radicalmente diferente a lo que estamos acostumbrados a día de hoy, con multitud de horas de diversión y unas cuantas de frustración también. Recomendable para cualquiera que desee probar como eran los videojuegos antaño, ya que por edad o por cualquier motivo no tuvieran la suerte de jugarlos, y ahora estén deseosos de jugar a algo diferente a lo que nos tienen acostumbrados últimamente las desarrolladoras. Shadowgate es a los puzles lo que Darksouls es al rol, un revulsivo complejo y con una gran variedad de secretos que encontrar. Para todos aquellos que disfrutan utilizando el cerebro y no solamente apretando el gatillo, Shadowgate es una gran elección, aunque cueste adecuarse a su peculiar estilo de juego.


Contenido relacionado